LA ARMADURA DE DIOS

Millones de personas viven sus vidas sin darse cuenta de que viven en medio de una guerra espiritual continua. Eso es comprensible, ya que están esclavizados por las fuerzas de la oscuridad y, como tales, no pueden ver su condición espiritual. Esta ignorancia, sin embargo, no debe existir entre los santos de Dios. Lamentablemente, muchos cristianos viven derrotados a causa de su ignorancia. See enfrentan a batallas de todo tipo, especialmente en la mente y el espíritu, y no saben que hacer.

Algunos creyentes estan tan abrumados que ya no tienen fuerzas para luchar. Mientras que otros han renunciado y abandonado la fe. Para mantener su libertad en Cristo, los creyentes deben aprender lo que dice la Biblia con respecto a la guerra espiritual.

Fuerzas para estar firmes

Efesios 6:10-20 es un llamado a buscar la fortaleza en el Señor, con el fin de permanecer victoriosos contra las fuerzas del mal.

Observe que en estos versículos la palabra clave es «estar firmes», repetida tres veces dentro del mensaje de la armadura de Dios (versículos 11b,13b,14).

Hoy en día tenemos una generación de cristianos de carácter débil e inestable. Muchos se mueven fácilmente de la fe en el Señor Jesucristo, mientras que otros se desaniman cuando se sienten abrumados por las pruebas y ataques del enemigo.

Pero el deseo de Dios es que sus hijo anden en firmeza, estables en su corazón. Sólo así podrán ser victoriosos en la batalla espiritual.

Efesios 6:10 – Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

En primer lugar, debemos reconocer que de tiempo en tiempo todos necesitaremos fortaleza y poder espiritual en nuestras vidas. También notemos que el vocablo “fortaleceos” esta conjugado de forma imperativa, dando a entender que es un mandato de Dios para nosotros.

Cuando nos sintamos cansados, no debemos quedarnos pasivos. En esos momentos necesitamos clamar al único que nos puede levantar. Él es la fuente de fuerza y poder que nunca se agota. Isaías 40:29 declara que él multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.

La armadura nos capacita para resistir en el día malo. Su función debe ser proteger el espíritu, y cada pieza juega un papel importante en la vida del cristiano.

Lo primero que debemos cubrir en nuestro cuerpo espiritual es el área de los lomos (la cintura o cadera). En nuestro cuerpo, los lomos son la columna y la fuerza que sostiene el cuerpo. Es como el fundamento de nuestra estructura física.

Cinturon de la verdad

Espiritualmente hablando, debemos ponernos el cinturón de la verdad que está en la palabra de Dios. El Señor oró diciendo… “Santifícalos en tu verdad, tu palabra es verdad” (Juan 17:17). Jesús dijo en Juan 8:32, “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”

Coraza de justicia

Después de ceñirse el cinturón, el soldado debe ponerse la coraza de justicia. En la antiguedad, la coraza era lo que protegía el pecho o el torso del soldado romano.

Asimismo la justicia de Dios debe cubrir nuestro corazón para guardarlo de todo mal e iniquidad que quiera entrar en él. Cuando somos investidos de la justicia de Dios, nuestro carácter se inclina por la rectitud, la moralidad, y un deseo de guardar la palabra de Dios.

Apresto del evangelio

La siguiente pieza que debemos utilizar es el calzado del apresto del evangelio para nuestros pies. Apresto significa preparación, disposición. Nuestros pies representan nuestro andar, nuestro comportamiento o forma de vivir. El guerrero espiritual debe cubrir sus pies para poder caminar proclamando el evangelio de la paz.

Una parte clave en la armadura antigua era el calzado del soldado. Un soldado descalzo no estaba apto para ir a la guerra. Andamos en un mundo lleno de contaminación y peligros espirituales, en el cual es necesario tener el calzado de la preparación del evangelio para no dañar nuestras vidas ni nuestro testimonio.

Escudo de la fe

El escudo de la fe es el siguiente armamento de defensa del cristiano. Las demás piezas de la armadura son cosas que nos ponemos. El escudo es diferente, es nuestra responsabilidad tomarlo y levantarlo. En cuanto a protección es la pieza más importante porque el texto dice, “sobre todo tomad”.

En Hebreos 11:6 dice que sin fe es imposible agradar a Dios. Sin el escudo de la fe, los dardos de fuego que el maligno lanza pueden penetrar el alma del creyente haciéndolo caer de la gracia de Dios.

Yelmo de la salvación

El yelmo era un casco protector que usaba el soldado de antaño. Con él esperaba proteger su cabeza de los golpes de espadas o dardos del contrincante. En la cabeza está el cerebro, que es el órgano fisiológico de la mente. En el aspecto espiritual, la mente necesita ser protegida

La palabra salvación viene del griego soteria, que significa rescate o seguridad; librar, salvar. Lo que quiere decir que el creyente debe proteger su mente con pensamientos que le hagan reflexionar y meditar en la salvación y seguridad que tiene en Jesucristo. 1 Tesalonicenses 5:8.

La espada del Espíritu

Después de habernos vestido con todas las piezas que sirven para cubrirnos espiritualmente, debemos ahora tomar la espada del Espíritu. El versículo 17 nos enseña que la espada del Espíritu es la palabra de Dios. Solemos levantar nuestras biblias en alto cuando leemos esta escritura. Pero una Biblia cerrada o abierta no representa la espada del Espíritu.

Es cuando esta palabra es pronunciada o leída en fe, que entonces vemos el poder de esta arma de guerra. Cuando nos sometemos a lo que dice la palabra de Dios, recibimos poder y autoridad contra el enemigo. La espada es la única pieza de la armadura de Dios que sirve como ofensa contra el enemigo; las demás piezas son para protección del cristiano.

Un ejemplo de cómo utilizar esta arma lo encontramos en Mateo capítulo 4:1-11, cuando nuestro Señor Jesucristo venció la tentación en el desierto utilizando las Escrituras.

Hebreos 4:12 dice: Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

La oración

La vestidura de la armadura de Dios termina con una instrucción más para el guerrero espiritual. Después de tomar los armamentos que Dios nos ha dado, debemos practicar la oración. La oración no es una pieza en la armadura, pero está directamente relacionada con todo lo que Pablo ha dicho. Sin la oración no vamos a poder recibir todo lo que hemos estudiado en estos versículos.

La oración en el Espíritu, esto es, oración inspirada o dirigida por el Espíritu Santo (Romanos 8:26-27), nos garantiza que tendremos la victoria cada vez que clamemos al Señor. Cuando oramos en el Espíritu, oramos de acuerdo a la voluntad de Dios y no de acuerdo a los deseos de la carne. Este tipo de oración siempre será contestada por el Padre.

En esta escritura se nos manda a orar con toda clase de oración; en privado, en público, en la mente, en voz alta. Pero esto también habla de la oración intercesora, la oración de acción de gracias, y también nuestra comunión con Dios.

Este mandato nos muestra cuán vital es la oración para el cristiano. Sin ella no podremos mantener la armadura de Dios en nuestro espíritu, y por lo tanto, no podremos permanecer firmes.

Oigamos, pues, el llamado de Dios a tomar las armas espirituales para ser victoriosos en la guerra espiritual.

La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. Romanos 13:12

EL SACRIFICIO DE ALABANZA

Estamos en tiempos de tanta lucha, de tanta batalla espiritual, que muchos creyentes están cansados y abatidos. Otros están distraídos por tantas cosas que ofrece el mundo. Como resultado de esto han perdido su devoción, su alabanza y adoración a Dios. Sin embargo, la palabra de Dios nos llama a ofrecerle sacrificios de alabanza al Señor.

Hebreos 13:15 Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.

No mas holocaustos

En los tiempos bíblicos se hablaba mucho acerca de sacrificios, sobre todo en el Antiguo Testamento. Pero el texto de Hebreos se escribió en el tiempo del Nuevo Testamento, cuando ya no era necesario ofrecer holocaustos al Señor. Porque el Señor Jesucristo vino para dar su vida como una ofrenda por nosotros.

Así que, si estás en Cristo Jesús, eres llamado a ofrecer sacrificios, pero de una clase diferente. Nuestro sacrificio para Dios debe ser uno de alabanza en nuestra boca. Y como vamos a ver, el sacrificio de alabanza existió también en el Antiguo Testamento.

Para poder cumplir con este llamado, debemos entender qué es la alabanza y qué es el sacrificio.

La alabanza

En el hebreo, la palabra alabanza (tᵊhillâתְּהִלָּה), tiene las siguientes definiciones:

  • canto o himno de alabanza
  • alabanza, adoración, acción de gracias (pagada a Dios)
  • acto de alabanza general o pública
  • canción de alabanza (como título)
  • alabanza (exigida por cualidades o hechos o atributos de Dios)
  • renombre, fama, gloria
    • de Damasco, Dios
    • objeto de alabanza, poseedor de renombre

                                               Concordancia Strong

El sacrificio

En cuanto al vocablo sacrificio, quiero que veamos la definición del griego: Gr. thysiaθυσία denota principalmente «el acto de ofrecer»; entonces, objetivamente, «lo que se ofrece» Es decir que Dios quiere que le ofrezcamos alabanzas como una ofrenda o regalo ante Él.

Salmo 50:14 Sacrifica a Dios alabanza, Y paga tus votos al Altísimo…

Salmo 50:23 El que sacrifica alabanza me honrará; Y al que ordenare su camino, Le mostraré la salvación de Dios.

Salmo 116:17 Te ofreceré sacrificio de alabanza, E invocaré el nombre de Jehová.

Fruto de labios

A veces pensamos que el sacrificio de alabanza tiene que ver con alabar al Señor cuando no hay deseo. Quizás pensamos que se trata de abrir nuestra boca, aunque no tengamos fuerzas. Pero la Biblia enseña que Dios no esperaba sacrificios con defectos delante de Él. Si queremos que nuestra ofrenda sea aceptable, debemos darle siempre lo mejor.

GUERRA CONTRA SATANÁS

Por muchos siglos la raza humana ha sido el blanco de un querubín caído. Su odio hacia el hombre es alimentado por su enemistad hacia el Creador. Desde que Dios puso a Adán y Eva en el jardín del Edén, Satanás se ha empeñado en destruir la humanidad. Y aunque logró hacer caer al hombre en el pecado, el diablo no anticipó el plan de redención. Su imperio de muerte fue destruido con la resurrección de Jesucristo.

Ahora, a través de la sangre de Jesús, toda persona nacida de nuevo tiene poder y autoridad para vencer las fuerzas del mal. Podemos enfrentar al enemigo sin temor. Nuestra misión es resistirlo a él y todas sus huestes por la fe en Cristo.

Quién es Satanás

En la Biblia, Satanás lleva los siguientes nombres: el diablo, Satanás, la serpiente antigua, el dragón, el leviatán, entre otros.

El vocablo diablo viene del griego diabolos que significa acusador. Según el Diccionario Vine, se usa 34 veces como un título de Satanás, el Diablo (la palabra inglesa se deriva del griego); una vez de Judas, Juan 6:70, quien, en su oposición a Dios, actuó como el diablo. Aparte de Juan 6:70, nunca se habla de los hombres como demonios. Siempre debe distinguirse de daimon, «un demonio». Se encuentra tres veces, 1Ti 3:11; 2Ti 3:3; Tts 2:3, de los falsos acusadores, calumniadores. Dicc. Vine

Satanás, del hebreo שָׂטָן (śāṭān), significa adversario. Lo que quiere decir que este término se puede aplicar a cualquier persona que se opone a alguien. De hecho, la primera vez que esta palabra aparece en la Biblia, no se refiere al diablo

Números 22:22 Y la ira de Dios se encendió porque él iba; y el ángel de Jehová se puso en el camino por adversario (śāṭān) suyo. Iba, pues, él montado sobre su asna, y con él dos criados suyos.

Traigo este ejemplo solo para señalar el significado literal de esta palabra. Cuando la Biblia se refiere a Satanás, el término se puede traducir como “el adversario».

En el griego, el vocablo es Σατανᾶς (satanas).

Una guerra contra su ejército

Ahora bien, aunque tenemos guerra contra el adversario, la mayoría de nosotros no lo va enfrentar directamente. Satanás no es omnipresente. Al igual que todo ser creado, no puede estar en más de un lugar a la misma vez. Por lo que cuando la Biblia habla de nuestra lucha en su contra, se está refiriendo a Satanás y todo su ejército. Cuando reprendemos y echamos fuera al diablo, estamos incluyendo a los espíritus malignos que le sirven.

Efesios 6:12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Nuestra lucha contra el pecado nos hace el blanco de nuestro enemigo principal, el diablo y su ejército, quien intenta hacernos perder nuestra libertad en Cristo y que volvamos a la esclavitud del pecado.

Satanás y sus secuaces siempre están acechando a los creyentes, buscando la oportunidad de destruirlos o hacerlos caer con alguna tentación o engaño. Pero el diablo no ataca al cristiano desorganizadamente. Su reino está organizado en diferentes niveles de autoridad.

En Efesios 6:12 se nos dan algunos detalles de la jerarquía del ejército del mal. En primer lugar, se nos dice que el cristiano no pelea con un enemigo natural, sino contra espíritus malignos de diferentes rangos.

  • Principados (gr. arche)
  • Potestades (gr. exousia)
  • Gobernadores (gr. kosmokrator)
  • Huestes (gr. ponēria)

La palabra griega arche que se utiliza para principados es utilizada para describir cosas en una serie, como líderes, gobernadores, y magistrados. Como nos muestra Daniel capítulo 10, estos seres están asignados sobre naciones y ciudades.

En el original, en vez de “huestes” el texto sólo menciona “malicias espirituales.” Creo que el vocablo “huestes” se añadió en la traducción de la Reina Valera para dar más claridad al texto bíblico.

La Misión del Creyente

1 Pedro 5:8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; 9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.

Esta escritura nos enseña qué debemos hacer para vencer al tentador. Primero, es necesario ser sobrios. El diccionario de Vine dice que ser sobrio es “estar libre de la influencia de intoxicantes». Lo quiere decir que el creyente debe tener su mente alerta y en control. Solo así podemos hacer el siguiente paso, velar.

La vigilancia, en el aspecto espiritual, nos permite identificar el ataque del enemigo. Un creyente que duerme espiritualmente, es presa fácil del tentador.

Después de ser sobrios y velar, tenemos que resistir al enemigo. El verbo resistir significa «contraponer» (anti, «contra», histemi, «hacer que se mantenga»). Es pararse firme en oposición.

Hay momentos en los que nos faltan las fuerzas, y pensamos, «no puedo más.» Cuando nos sentimos cansados o afligidos, nos preguntamos cómo podremos resistir al diablo. Pero debemos recordar que Dios no nos manda a hacer lo que no podemos hacer. Si él nos ordena a resistir al adversario es porque nos ha dotado de poder y autoridad para hacerlo.

Es tiempo de reconocer quienes somos en Cristo Jesús. Por su preciosa sangre y el poder del Espíritu Santo somos más que vencedores.

LA GUERRA CONTRA EL MUNDO

Juan 15:18 Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. 19 Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.

Uno de los aspectos desafiantes de ser cristiano es lidiar con la persecución que viene del mundo. La persecución contra los creyentes está motivada por el odio al mensaje del evangelio y al reino de Jesucristo. Pero, además de lidiar con persecución, los cristianos también deben luchar con la influencia mundana dentro de la iglesia. Por esto consideramos al mundo como uno de los adversarios de la fe.

Pero cuando usamos el término «mundo, debemos definirlo correctamente. De lo contrario, se podría concluir que la Biblia contiene inconsistencias sobre el tema. Por ejemplo: En Juan 3:16 dice que Dios ama al mundo, mientras que en otras escrituras se nos exhorta a no amar al mundo. 

En el griego, así como también en español, esta palabra tiene varias aplicaciones. En el Nuevo Testamento, el término más común para referirse a “mundo” es kósmos, utilizado más de doscientas veces por los escritores sagrados. En otras partes “mundo” viene de los vocablos aión, “siglo”, y oikouméne, “el mundo habitado.” Kósmos significa literalmente ornamento. Según Vine: “orden, disposición, ornamento, adorno.” De esta palabra obtenemos el término cosméticos.  

¿Cómo es posible que una palabra cuyo sentido era “ornamento” llegara a significar “el mundo”? Leon Morris sugiere que el ornamento excepcional es el universo, pero que para la humanidad la parte más importante de dicho universo la constituía el mundo en que ella vivía. 

Quizá la relación de Dios con el mundo podría definirse como una de amor y odio al mismo tiempo. El Señor ama a los hombres y mujeres mundanos, a toda la raza humana, a pesar de lo pecadora que es y de que vive su propia vida de separación y rebeldía contra Él. Y por esto ha provisto perdón para los pecados del mundo en la cruz de su Hijo 

2 Corintios 5:18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.

Sin embargo, Dios odia el sistema del mundo y éste le odia a Él (Santiago 4:4). Las filosofías de la vida que el mundo tiene ciegan a los hombres al amor divino y refuerzan su separación pecaminosa de Dios.” Dr. Ed Murphy

1 Juan 2:15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.  17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

Si el amor de Dios reina en nuestros corazones, automaticamente vamos a aborrecer la maldad de este mundo. La misma santidad de Dios nos hará sentir rechazo hacia las cosas que no le agradan. 

En el versículo 16 el Espíritu Santo nos da ejemplos de las cosas de este mundo. Lo primero es los deseos de la carne. Hay una alianza entre el sistema pecaminoso del mundo y los deseos de la carne. Junto con los deseos de la carne está el deseo de los ojos.  

Gálatas 6:14  Pero lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo.

El Espíritu Santo le reveló al apostol Pablo como vencemos al mundo. Nuestra relación con el Señor Jesucristo trae una doble crucifixión en la que el mundo, y a la misma vez, nosotros estamos clavados a la cruz. Un crucificado no tiene poder para moverse por más que quiera. Esta debe ser nuestra relacion con el mundo.

1 Juan 5:4 Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.

Además de la cruz de Cristo, y la fe de Dios, todo lo que nace de Él nos garantiza la victoria.

LA BATALLA CON LA CARNE

La lucha espiritual del creyente consiste en mantener su salvación en Cristo y avanzar en el proceso de santificación que se inició con su experiencia del nuevo nacimiento.

En esta lucha, tenemos tres enemigos que continuamente nos tientan a pecar. Estos enemigos son la carne, el mundo y Satanás con todos sus ejércitos. Pero en esta publicación, solo quiero concentrarme en nuestra lucha con la carne y cómo podemos triunfar sobre ella.

Primero, debemos reconocer que la palabra carne tiene múltiples significados en la Biblia. Por ejemplo, cuando Dios sacó la costilla de Adán con la que formó a Eva, el texto dice que después cerró la carne. En ese capítulo de Génesis, la palabra hebrea bâśâr se refiere al cuerpo humano.

Según la Concordancia Strong basar significa: carne (de su frescura); por extensión cuerpo, persona; También (por eufemismo) las partes pudendas de un hombre: – cuerpo, [grasa, magro] carne [ed], familiares, [Hombre-] clase, + desnudez, el yo, la piel.

Mientras que en el Nuevo Testamento, la palabra griega sarx puede referirse a lo externo, en contraste con el alma y el espíritu. Y también significa concupiscencia, lujuria o malos deseos.

Cuando digo «guerra contra la carne», no quiero decir que debamos abusar o dañar nuestros cuerpos.

La carne es la naturaleza caída que se revela en nuestros cuerpos a través de deseos y pasiones hostiles a la naturaleza divina.

Cuando nacimos de nuevo, Dios nos hizo partícipes de la naturaleza divina. Pero la experiencia del nuevo nacimiento no destruyó nuestra vieja naturaleza; más bien, le quitó su poder y dominio sobre nuestras vidas. Por eso todo creyente está envuelto en una lucha de dos naturalezas en su ser.

En Romanos 7, el apóstol Pablo explica claramente la agonía del creyente que lucha contra el pecado en su vida diaria. En este texto Pablo no se refiere a un cristiano que vive en pecado sino a alguien que trata con todas sus fuerzas de vencer sus impulsos carnales pero pierde todas las batallas.

Romanos 7:21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. 22 Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; 23 pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. 24 ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte?

Gálatas 5:16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. 17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.

Gálatas 5:16 Os digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. 17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el deseo del Espíritu es contra la carne, y estos se oponen entre sí para que no hagáis lo que queréis.

Esta escritura revela la naturaleza de nuestro conflicto interior y la clave para una vida victoriosa. Solo andando en el Espíritu, siguiendo sus instrucciones y deseos, podemos negar los deseos de la carne. 

En Gálatas 5:17 encontramos que esta es una batalla entre dos deseos que compiten dentro de nosotros.Por un lado está el deseo carnal asediando el alma, tratando de seducirnos a satisfacer los malos deseos en nuestros miembros. Por otro lado, el Espíritu nos invita a la santidad y a la comunión con Dios a través del deseo espiritual que pone en nuestro espíritu.

Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad (Fil. 2:13)

En su obra en nuestro interior, el Espíritu Santo nos motiva a buscar las cosas de arriba. Él nos infunde su deseo y nos da poder para hacer su voluntad. Nuestro trabajo es simplemente rendirnos, negarnos a nosotros mismos y obedecer. Si hacemos esto, siempre venceremos los deseos pecaminosos de la carne.

ORDEN O DESORDEN ESPIRITUAL

Dentro de la ciencia Física, existe una rama de estudio conocida como termodinámica. La termodinámica estudia los efectos de los cambios de temperatura, presión y volumen de un sistema físico (un material, un líquido, un conjunto de cuerpos, etc.) a nivel macroscópico. https://energia-solar.net/termodinamica

Una de las leyes de la termodinámica es la entropía que, entre otras cosas, revela un aumento gradual de desorden en el universo. Esto quiere decir que todo lo que vemos en el cosmos tiende a desorganizarse y decaer.

“La entropía no es el desorden sino una medida del desorden. De acuerdo con la Segunda Ley de la Termodinámica, todos los sistemas cerrados se esfuerzan por maximizar la entropía. Revertir esta tendencia cada vez mayor hacia el desorden requiere el aporte de energía. Es por eso que la limpieza es tan agotadora. Si se deja sola, su casa se llenaría de polvo, las arañas se mudarían y, finalmente, se desmoronaría.” https://www.realclearscience.com/lists/10_greatest_ideas_in_the_history_of_science/entropy_universe_tends_toward_disorder.html

Desorden en lo Espiritual

De manera similar, nuestra vida espiritual puede sufrir un cambio gradual hacia el desorden. Si no somos cuidadosos, poco a poco permitiremos comportamientos pecaminosos en nuestras vidas.

Nuestras acciones reflejan si estamos caminando en orden o no delante de Dios. Nuestras decisiones, rutinas y acciones diarias demuestran si hemos caído en un caos espiritual.

Ya vimos que se requiere de energía para revertir los desórdenes físicos en nuestro mundo. Si no trabajamos para ordenar nuestro ambiente, será imposible revertir el problema.

Igualmente, si no actuamos para contrarrestar el desorden espiritual, andaremos desordenadamente. Solo la palabra de Dios nos puede ayudar a ordenar nuestras vidas.

Orden en la Palabra de Dios

Salmo 119:133 Ordena mis pasos con tu palabra, Y no se enseñoree de mí la iniquidad.

Los pasos del hombre simbolizan sus decisiones en la vida diaria. Usualmente tomamos decisiones que nos alejan de Dios, resultando en confusión en nuestras vidas.

A veces damos pasos torcidos porque una iniquidad nos esclaviza en el alma. No obstante, el Señor puede guiar nuestro caminar con su palabra, ayudándonos a vivir rectamente.

Que esta palabra nos inspire a pedirle al Señor que nos guíe en nuestras decisiones. Que podamos seguir los pasos de nuestro Señor Jesucristo.

JESUCRISTO EL INMUTABLE

Vivimos en un universo cambiante o mutable. Desde las grandes galaxias en el espacio sideral, hasta los microorganismos más diminutos del planeta,  todo cambia. Cuando se trata del ser humano, algunos cambios son para bien y otros para mal. Algunas personas cambian para mejorar su carácter, pero otras cambian para destruir sus almas.Todos cambiamos de una forma u otra, excepto un hombre.

Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. Hebreos 13:8

Debido a que vivimos en esta realidad universal, tendemos a olvidar que nuestro Señor Jesucristo no cambia. Lamentablemente, pensamos que Él ya no nos ama si no responde a nuestras peticiones. O siempre que no sentimos su presencia, pensamos que nos ha abandonado. Sin embargo, nuestro Señor no puede alterar su naturaleza porque no tiene que agregarle ni restarle nada. El conocimiento de esta verdad debe ser motivo de gozo en los creyentes.

Saber que, como parte de la Deidad, nuestro Señor Jesucristo es siempre fiel, nos da seguridad y confianza. Podemos estar seguros de que nunca nos abandonará, que Él siempre permanece fiel.

Ahora bien, debemos diferenciar entre la inmutabilidad de su carácter y sus obras en diferentes tiempos. Las funciones del Hijo de Dios han cambiado de acuerdo a los propósitos del Padre desde antes de la creación. Cristo ha ejercido diferentes ministerios de acuerdo a la necesidad de la humanidad. Pero no importando cuál haya sido su obra dentro y fuera del tiempo, Jesús sigue siendo el mismo.

Quién fue Cristo ayer

El ayer de Cristo no comenzó cuando nació de María casi dos mil años atrás. La Biblia nos dice que Él tuvo una gloria que compartió con el Padre, antes de la creación del mundo. Por lo tanto, su pasado es también eterno.

Juan 17:5 Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.

No tenemos idea de cuánto duró tal gloria en la eternidad pasada. Puede haber durado decenas de miles de años o incluso millones y millones de años. Pero sí sabemos por la Escritura que Él tuvo esa gloria y que recibió alabanza junto al Padre cuando creaba la tierra. Job 38:1-7

En cuanto a su ayer terrenal, vemos que Jesús tuvo una misión que cumplir. Lucas 19:10 dice: «Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.» Por esta causa nuestros Señor tuvo que participar de carne y sangre, para ofrendarse como holocausto por todos nosotros. Y con su sangre, nos salvó de nuestros pecados (Mateo 1:21).

En su ayer terrenal, Jesús también anduvo haciendo bienes, sanando los enfermos, y liberando a los cautivos por el diablo (Mateo 4:24; Hechos 10:38). Multitudes fueron impactadas por el poder que salía de Él.

Quién es Él hoy

En vista de que el Señor es inmutable, podemos concluir que hoy en día Él sigue haciendo lo mismo. Él no ha dejado de salvar, sanar, y liberar a los cautivos. En Hechos 9:33-34 vemos como Jesús seguía sanando a través del Espíritu Santo en los creyentes.

33 Y halló allí a uno que se llamaba Eneas, que hacía ocho años que estaba en cama, pues era paralítico. 34 Y le dijo Pedro: Eneas, Jesucristo te sana; levántate, y haz tu cama. Y en seguida se levantó.

Notemos que Pedro dijo “Jesucristo te sana”. Aunque ya Él no estaba en la tierra en forma corporal, Jesús sigue con nosotros a través de su Espíritu.

Además de estas obras, el Señor nos libra de los juicios apocalipticos. Nuestra relación con Cristo nos hace partícipes de un nuevo pacto con Dios. Uno de los beneficios de ese pacto es el ser guardados de la ira que vendrá. 1 Tesalonicenses 1:10 dice:  «y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.» Notemos que el texto no dice que «nos librará», sino que está en el presente, dando a entender que esa es parte de su obra actual.

Para recibir los beneficios del nuevo pacto, es necesario confesar que Jesús es el Señor, y creer que Dios lo levantó de los muertos (Romanos 10:9). Esta confesión reconoce quién es Él hoy, y nos da entrada a su reino. El texto no dice que Jesús será el Señor; Él es el Señor hoy.

Además de esto, 1 Corintios 1:24 dice que el Señor Jesucristo es poder y sabiduría de Dios para los que creen. En este capítulo, el apóstol Pablo nos enseña que Jesús es el poder que buscaban los judíos y la sabiduría que anhelaban los griegos. A través de su poder derrotamos a las fuerzas del enemigo. Y por su sabiduría podemos andar rectamente (Santiago 3:13).

Jesucristo en la eternidad

Como dije antes, el pasado de Cristo va más allá de su encarnación. Antes de venir a este mundo, Jesús ya existía fuera del tiempo. Cuando tomó forma de hombre entró en la dimensión del tiempo para derramar su sangre por la humanidad. Y al ascender a los cielos volvió a la eternidad para interceder por nosotros.

Juan 17:5 – «Ahora pues, Padre, glorifícame tú cerca de ti mismo con aquella gloria que tuve cerca de ti antes que el mundo fuese.» El Señor pronunció estas palabras cuando oraba al Padre en la vispera de su crucifixión. Vemos claramente que, en la eternidad pasada el Padre y el Hijo compartían una gloria de la cual todavía no tenemos revelación.

Pero recordemos que Jesucristo no solo recibió gloria en el pasado, o solo en el presente. Sino que seguirá recibiendo honra y alabanza en el futuro también.

Apocalipsis 5:13 Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.

Esta escritura profetiza la gloria futura que el Padre y el Hijo van a recibir de toda la creación.

Apocalipsis 11:15 – «El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.»

Así como el Hijo reinó con el Padre antes de la creación del mundo, así también reinará en la eternidad futura y su reino no tendrá fin.

La inmutabilidad de Jesucristo nos llena de fe y esperanza. Nos da la seguridad de que siempre cumplirá lo que ha prometido.

EZEQUIEL 39

En Ezequiel 38, Dios revela la futura invasión de Israel por parte de Gog, un líder de la tierra de Magog. Según nuestro análisis anterior, Magog estaba en lo que hoy conocemos como el país de Rusia.  Este capítulo también muestra que Dios intervendrá milagrosamente a favor de su pueblo. No habrá necesidad de que Israel se defienda porque el Señor hará temblar a los invasores ante su presencia.

Esta profecía continúa en Ezequiel capítulo 39 con el Señor hablando contra el príncipe de la tierra de Magog, anunciando la destrucción de sus tropas y la restauración final de Israel.

I. El juicio de Dios contra Gog

El capítulo comienza con el Señor declarando su juicio contra Gog y reitera cómo lo atraería a las montañas de Israel. Aunque no podemos entender por qué el Señor usaría la guerra como instrumento de castigo, sabemos que sus caminos son justos.

En su justicia, Jehová destruirá a Magog y hará inoperantes sus armas (v. 3). No podrán dañar a Israel y, en el proceso, sus ejércitos aliados perecerán en el campo de batalla.

Ez. 38:20-22 menciona un terremoto, granizo y fuego como las armas que Dios usará para salvar a su pueblo. En el capítulo 39, versículo cinco, el Señor enviará fuego sobre ellos. No sabemos si Dios lanzará ese fuego desde el cielo o si volverá sus armas contra ellos. Algunos estudiosos creen que el texto podría estar refiriéndose a las armas nucleares.

Luego, el versículo siete dice: «Y sabrán las naciones que yo soy Jehová, el Santo en Israel». A lo largo del libro de Ezequiel, una y otra vez, Dios repite este tipo de expresión a Israel ya las naciones: «Sabréis que yo soy Jehová». El Señor quiere dar a conocer su nombre al mundo, especialmente a su pueblo.

Jehová, que proviene del hebreo YAHWEH y significa YO SOY, era el nombre más conocido en Israel. Pero si bien es bueno saber cuál es el nombre de Dios, este no es el tipo de conocimiento que Él quiere que tengamos. No se trata solo de tener información en la cabeza o saber la definición de una palabra. Conocer a Jehová implica tener una relación personal con Él.

II. La destrucción de Gog

Según el versículo 9, quedarán tantas armas en la tierra después del juicio sobre Magog que se necesitarán siete años para quemarlas. (vv. 9-10). Algunos comentaristas se han preguntado, «¿cómo es posible que se necesiten siete años para destruir esas armas?» Por eso otros han sugerido que esta parte de la profecía podría ser simbólica.

Este versículo, sin embargo, podría ser otra evidencia del tipo de armas técnicas que Gog usará en la invasión. Hoy, el ejército ruso tiene bombas termonucleares, pero también tiene nucleares tácticas. Con este tipo de arsenal, podrían lanzar pequeños dispositivos en áreas pequeñas sin destruir ciudades enteras. Curiosamente, el comentarista Chuck Missler dice que la durabilidad de una ojiva nuclear es de aproximadamente siete años.

Otro hecho asombroso en la profecía es cuánto tiempo llevará enterrar a los muertos. Los versículos 12-15 revelan que pasarán siete meses enterrando las tropas caídas, y también necesitarán siete meses para examinar la tierra.

Es bueno señalar que contratarán personas para encontrar los restos de los caídos, pero no los tocarán. En cambio, colocarán una marca cerca de los huesos humanos y los sepultureros se encargarán de ellos.

El procedimiento usado en el versículo 15 puede ser otra indicio del uso de armas nucleares o biológicas. Esta punto es pura especulación, pero si el fuego de Dios cae sobre Gog en forma de armas nucleares, los restos de sus soldados se contaminarán con material radiactivo. Si este es el caso, será necesario tomar medidas de seguridad para limpiar la tierra.

III. Llamando a las bestias y aves rapaces

De los versículos 17-20, el Señor llama a las aves y a las bestias del campo a comer de su sacrificio. Dios usará esos animales para unirse al proceso de limpieza de la tierra. El número de cadáveres será tan inmenso que será demasiado trabajo para los sepultureros.

Ahora bien, muchos eruditos notan la similitud que hay entre esta escritura y la de Apocalipsis 19:17-18 y concluyen que ambas hablan de lo mismo. Por eso ubican esta invasión con la batalla de Armagedón. Sin embargo, hay suficientes diferencias entre estas profecías para clasificarlas como dos eventos separados.

Por ejemplo:

Otra interpretación ve a Ezequiel 38-39 como el evento profetizado en Apocalipsis 20:7-10, que también menciona a Gog y Magog. Pero hemos visto que encontrar similitudes entre dos escrituras no es suficiente para determinar si son iguales.

Cuando dos textos tienen puntos similares entre, también debemos verificar si hay diferencias significativas. Al comparar la profecía en Ezequiel y Apocalipsis encontramos algunos puntos de contraste.

IV. La restauración de Israel profetizada

En los versículos 21-29, Dios promete su gloria entre las naciones y revela la causa del cautiverio de Israel. El mundo sabrá que Israel fue llevado cautivo a Babilonia a causa de su rebelión. Sin embargo, el Señor restaurará la nación y derramará Su Espíritu sobre todo Israel.

La revelación de Dios a Ezequiel debe animarnos a andar como es digno de nuestro llamado. Asegurándonos de que estamos cumpliendo Su propósito en nuestras vidas. Porque si hacemos la voluntad de Dios y lo conocemos como nuestro Padre, no hay razón para temer lo que está por venir.

LA GUERRA EN UCRANIA Y LA BIBLIA

La guerra entre Rusia y Ucrania es parte de un conflicto espiritual revelado en la Biblia. Para los expertos politicos y militares, las causas del conflicto son las mismas de siempre; intereses económicos, ambición de poder, corrupción política, etc. Algunas de estas suposiciones pueden ser correctas. Pero para los creyentes en la palabra de Dios, también existen causas invisibles que el mundo no puede entender. 

En Daniel 10, encontramos que existen principados satánicos que influyen en los reinos de las naciones. Un estudio cuidadoso revela cómo los espíritus malignos se mueven dentro de reinos poderosos para llevar a cabo sus planes. Hablé sobre este tema en la transmisión que hice el 24 de enero. Puede ver este estudio bíblico siguiendo este enlace: Notcias a la Luz de la Palabra – Ep. 19.

Aparte de Daniel 10, hay otra texto que nos da otra perspectiva de lo que podría estar causando la guerra actual. Daniel 7 contiene una poderosa revelación sobre el surgimiento de ciertos imperios en todo el mundo.

Pero antes de leer esta escritura, analicemos cómo la guerra en Ucrania pone en peligro no solo a Europa sino al mundo entero.

Peligro de una guerra termonuclear

Aunque la guerra es entre Rusia y Ucrania, Estados Unidos y la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) tienen mucho que ver con lo que está pasando. El discurso y acciones de sus líderes han escalado la intensidad del conflicto.

Últimamente, en respuesta a las sanciones contra Rusia, Putin ha puesto en alerta a sus fuerzas nucleares, algo que debería poner los nervios de punta a los líderes mundiales.

CBS NEWS

La acción de Putin provocó que Estados Unidos elevara el nivel de defensa de las Fuerzas Armadas conocido en inglés como DEFCON (DEFense CONdition). Este sistema, establecido en 1959, pone a los militares en alerta ante un posible ataque nuclear.

A continuación, vemos los cinco niveles de este sistema:

Como dije antes, el nivel de DEFCON se elevó a 2, lo cual es muy inusual. El nivel 2 solo se ha declarado durante la crisis de los misiles en Cuba, la Guerra del Golfo Pérsico y los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Pero el hecho de que las potencias mundiales estén empeorando esta situación actual me hace preguntarme si habrán olvidado el peligro de una guerra termonuclear. ¿Han olvidado el enorme arsenal que poseen en ambos bandos?

Este video en Insider Tech nos muestra la evolución de las armas nucleares y su poder devastador. Tal vez nuestros líderes también deberían echarle un vistazo.

Peligros de una guerra cibernética

Además del peligro de una guerra nuclear, también hay preocupación por los efectos de una guerra cibernética. El períodico The Guardian informó que el grupo hacker Anonimo le ha declarado la guerra a Rusia. Mientras que otros medios dijeron que los piratas informáticos rusos también entraron en la batalla para atacar a países enemigos.

Anónimo: el colectivo de hackers que ha declarado la ciberguerra en Rusia | Ucrania | El Guardián (theguardian.com)

Esto es preocupante porque casi toda la infraestructura de las potencias está conectada a las computadoras. Si la ciberguerra que se ya se está peleando sigue en aumento, podríamos ver problemas en el servicio electrico, servicios financieros, hospitales, servicios de agua potable, entre otros. 

Causas del Conflicto

Si escuchamos a los medios de comunicación, será difícil comprender las causas de esta guerra. Los noticieros, la prensa y otros medios presentan una narrativa que apoya la posición de los gobiernos de cada bando. Y cuando hablo de bandos, me refiero a Rusia y China contra Estados Unidos y la OTAN. Ucrania es simplemente el campo de batalla de estos rivales.

Por sus canales, los gobiernos dan razones que consideran legítimas en este enfrentamiento. Sus campañas de propaganda y desinformación han saturado los medios de comunicación y las redes sociales. Aunque sus informes incluyan ciertas verdades, también omiten información crítica.

La Lucha por un Nuevo Orden Mundial

A veces, los líderes admiten accidentalmente por qué están impulsando esta guerra. Por ejemplo, Zerohedge informa lo siguiente: 

“El gobierno de Estados Unidos acaba de admitir que esta es una guerra que determinará quién gobernará el nuevo orden mundial.”

“Rusia y la República Popular China también quieren un orden mundial”, dijo el miércoles el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price. “Pero esta es una orden que es y sería profundamente antiliberal. … Es un orden que, en muchos sentidos, es más destructivo que aditivo”.

Lo que quiere decir que esta guerra se trata de una lucha imperial. Dado que el imperio estadounidense está en en declive, China y Rusia son una amenaza. 

Sin embargo, este tipo de conflicto imperial no es nada nuevo. Cada vez que una potencia se levanta contra la supremacía de otra hay guerra y destrucción en el mundo.

Daniel 7:1-4

En Daniel 7 se revela que causa el levantamiento de imperios en el mundo. 

Daniel 7:1 En el primer año de Belsasar rey de Babilonia tuvo Daniel un sueño, y visiones de su cabeza mientras estaba en su lecho; luego escribió el sueño, y relató lo principal del asunto. 2 Daniel dijo: Miraba yo en mi visión de noche, y he aquí que los cuatro vientos del cielo combatían en el gran mar. 3 Y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra, subían del mar. 

Cada parte de este sueño tiene un significado simbólico. El profeta vio cuatro vientos que combatían en el gran mar. El vocablo “vientos” viene del original rûaḥ, que significa mente, espíritu, y viento. 

Ya que el profeta no está viendo bestias monstruosas reales, podemos deducir que estos vientos son cuatro espíritus que combaten en el mundo espiritual. Este combate determina lo ocurre en el mar.

En la Biblia, el mar representa a las masas, la población humana. Vemos que el combate de los vientos o espíritus trae como resultado el surgimiento de las bestias. 

A medida que estudiamos el resto del capítulo, descubrimos que estas bestias representan cuatro imperios: el Imperio Babilónico, el Imperio Medo-Persa, el Imperio Griego y el Imperio Romano. Estos reinos no surgieron simultáneamente sino en orden cronológico en la historia.

Pero lo que quiero resaltar es que cada imperio surgió a causa del combate de los cuatro espíritus. 

De la misma manera, creo que en esta guerra actual hay un combate de vientos. Los vientos del Oriente contra los de Occidente. Este combate podría determinar qué imperio gobernará el nuevo orden mundial y muchas personas sufrirán en el proceso.

La Actitud del Creyente

Mientras tanto, la iglesia debe mantenerse en oración, predicando el evangelio, y siguiendo el consejo de nuestro Señor Jesucristo. 

Lucas 21:9 Y cuando oigáis de guerras y de sediciones, no os alarméis; porque es necesario que estas cosas acontezcan primero; pero el fin no será inmediatamente.

No importa cuán peligrosa sea la situación actual, no debemos temer, porque el Señor cumplirá Su palabra y Su propósito en nosotros.

EZEQUIEL 38

Ezequiel 38:1 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 2 Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog en tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal, y profetiza contra él, 3 y di: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo estoy contra ti, oh Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal. 4 Y te quebrantaré, y pondré garfios en tus quijadas, y te sacaré a ti y a todo tu ejército, caballos y jinetes, de todo en todo equipados, gran multitud con paveses y escudos, teniendo todos ellos espadas; 5 Persia, Cus y Fut con ellos; todos ellos con escudo y yelmo; 6 Gomer, y todas sus tropas; la casa de Togarma, de los confines del norte, y todas sus tropas; muchos pueblos contigo.

La profecía de Gog y Magog es una de las profecías más intrigantes de las Escrituras. Ella anuncia la invasión de Israel por una confederación de varias naciones encabezadas por un misterioso líder. La Biblia dice muy poco acerca de Gog y Magog, por lo que esta profecía es difícil de analizar. Su mayor dificultad está en discernir el tiempo de su cumplimiento. Es decir, ¿qué lugar ocupa esta profecía en los acontecimientos por venir?

Otro punto de debate entre los eruditos es cuál es la tierra de Magog. Aunque la mayoría de los estudiosos identifican este territorio con la Rusia moderna, otros identifican a Magog con Turquía, Irak o Irán. Veamos si el texto bíblico proporciona evidencia para apoyar una de estas interpretaciones.

Profecía contra Gog

Generalmente, las profecías del Antiguo Testamento contra ciertas naciones, fueron dadas por haber hostigado a Israel. A traves de los profetas, el Señor anunció el castigo que vendría sobre ellas por sus acciones contra el pueblo de Dios. Pero en el caso de Gog, un personaje misterioso, al igual que su territorio, no se registra que haya invadido a Israel previamente. Así que, la invasión que se anuncia en Ezequiel 38, vendrá de una nación lejana, con aliados lejanos.

Ahora, en cuanto al cumplimiento de la profecía, Apocalipsis 20:8-9 revela que la guerra de Gog y Magog contra Israel será al final del milenio. Pero hay razones para creer que la profecía de Ezequiel y la de Apocalipsis son diferentes eventos proféticos.

Otro punto importante, no debemos confundir la guerra de Gog y sus aliados con la guerra de Armagedón, la cual tendrá lugar al final de la gran tribulación, dando inicio al reino milenial de Cristo.

¿Dónde está Magog?

Flavio Josefo 36 – 100 D.C.

En su libro Antigüedades, historiador judío Flavio Josefo dice que Magog era un pueblo bárbaro que habitaba en el norte, entre el mar de Asov y los montes Cáucaso, entre los mares Negro y Caspio.

En el versículo dos el Señor se dirige a Gog, el príncipe soberano. El término «soberano» se traduce como «jefe» en la Versión Autorizada en inglés. Se deja sin traducir como nombre propio en la Versión Revisada. Algunos han supuesto que los rusos se refieren aquí, como una de las tres tribus escitas de las cuales Magog era el príncipe. Invadieron la tierra de Judá en los días de Josías. Heródoto, el historiador griego, dice: «Durante veintiocho años los escitas gobernaron Asia, y las cosas se pusieron patas arriba por su violencia y desprecio». También en la Septuaginta, que es la versión griega del Antiguo Testamento, la palabra “soberano” (hebreo rō’š) se traduce como “Rosh.”

Sin embargo, el erudito Delitzch prefiere traducir la palabra como Rasch. Este es un nombre antiguo de una nación cerca de Elam, junto al Golfo Pérsico. Si esta interpretación es correcta, este pueblo estaba cerca de Babilonia y Persia, que actualmente conocemos como Irak e Irán. De todas formas, el contexto del capítulo 38 no apoya esta interpretación.

El versículo 3 nos muestra que Dios atraerá a Gog y sus ejércitos para invadir a Israel. Más adelante veremos que el propósito del Señor será glorificar su nombre entre las naciones.

Los Aliados de Magog

  • Persia – Irán
  • Cus – Etiopía y Sudán
  • Fut – Libia, Argelia, Tunicia
  • Gomer – Turquía
  • Togarma – Armenia

Podemos encontrar el origen de estas naciones en la genealogía de los hijos de Noé en Génesis 10.

https://www.biblegateway.com/passage/?search=Genesis+10&version=RVR1960

El Tiempo de la Invasión

Hay quienes han tratado de vincular la profecía de Ezequiel 38 con otros eventos del pasado de Israel. Pero el versículo 8 arroja luz en cuanto al tiempo en que se cumplirá esta profecía. Vemos que dice «al cabo de los años», es decir, en el tiempo del fin. Esto es confirmado en el versículo 16 donde la expresión es «al cabo de los días.

Es por esto que algunos creen que Gog es la bestia del Apocalipsis, y que sus aliados son los ejércitos que se reunirán en el valle de Meguido, conocido también como Armagedón. Si bien es cierto que hay similitud entre ambas profecías, también es cierto que hay diferencias importantes.

  • Primero, en Apocalipsis 16:14-16, los espíritus malignos van a incitar a todos los reyes de la tierra para la batalla. En Ezequiel 38 se menciona cinco aliados principales.
  • Segundo, la bestia y sus ejércitos serán destruidos con la espada que sale de la boca del Cordero en Apocalipsis 19:17-21. Pero en Ezequiel, Gog y sus aliados será derrotados con la manifestación del poder y la presencia de Dios.
  • Tercero, en libro de Apocalipsis, Gog y Magog representan a las naciones que se levantarán contra el reino de Cristo al final del milenio (Ap. 20:7-10).

Salvados por la mano de Dios

En los versículos 19-20 el Señor revela que anquel tiempo, Él hará temblar la tierra, los peces del mar, y aún las aves del cielo con el poder de su presencia.

Ezequiel 38:19 Porque he hablado en mi celo, y en el fuego de mi ira: Que en aquel tiempo habrá gran temblor sobre la tierra de Israel; 20 que los peces del mar, las aves del cielo, las bestias del campo y toda serpiente que se arrastra sobre la tierra, y todos los hombres que están sobre la faz de la tierra, temblarán ante mi presencia; y se desmoronarán los montes, y los vallados caerán, y todo muro caerá a tierra.

Dios salvará a Israel milagrosamente, y cuando esto ocurra todas las naciones sabrá que Jehová es Dios. El versículo 23 nos revela el propósito de Dios en este evento profético. «Y seré engrandecido y santificado, y seré conocido ante los ojos de muchas naciones; y sabrán que yo soy Jehová.«

JESUCRISTO EL LOGOS

En Juan 1:1 encontramos una de las escrituras más profundas de la Biblia. El texto dice: «En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.»

En primer lugar, notemos que el autor no nos dice a qué principio se refiere, sino que da por sentado que el lector debe comprender de cuál principio se está hablando. Esta palabra, el principio, viene del griego arche que significa, 1) principio, origen; 2) la persona o cosa que comienza, la primera persona o cosa en una serie, el líder; 3) aquello por lo que cualquier cosa comienza a ser, el origen, la causa activa.

Vemos, pues, que esta palabra nos habla del comienzo del tiempo cuando tuvo origen el universo; el punto de partida de donde se inician todas las cosas. Pero cuando hablamos del tiempo, también este concepto nos deja con más preguntas sin respuestas, ya que hay una gran diferencia entre como Dios y el hombre perciben el tiempo. De todos modos, lo importante es saber que desde el principio, ya el Verbo estaba ahí.

La palabra Verbo proviene del griego Logos que significa «palabra», pero que también tiene otras aplicaciones en el N.T.

Por ejemplo, en las siguientes citas bíblicas veremos como logos se traduce al español:
Mateo 5:37 Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede.
Mateo 7:24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.
Mateo 12:36 Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.
Mateo 28:15 Y ellos, tomando el dinero, hicieron como se les había instruido. Este dicho se ha divulgado entre los judíos hasta el día de hoy.

Logos se refiere al uso en el discurso o al hablar y también en conceptos de la mente. Según el diccionario bíblico de Vine, esta palabra denota «la expresión del pensamiento.» Es decir que Cristo es la expresión del pensamiento o del corazón de Dios Padre. Cuando una persona habla, en su voz se manifiesta lo que está en el interior, en su corazón.

Nuestro Señor Jesús dijo: «porque de la abundancia del corazón habla la boca» (Luc. 6:45). Cuando Dios creaba todas las cosas lo hacía a través del Verbo. «Y dijo Dios: sea la luz; y fue la luz» (Gen. 1:3). En esas palabras, pronunciadas por Dios, estaba Cristo. Por esto Juan declara que sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. 1 Corintios 8:5

Colosenses 1:15-18
15 Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. 16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 17 Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; 18 y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;

Jesucristo es el logos; la palabra del Dios viviente. Es por esto que en sus palabras hay poder. Él dijo: mis palabras son espíritu y son vida. Si queremos ser creyentes victoriosos debemos comprender que en la Palabra de Dios hay un poder sobrenatural terrible. Un poder que levanta al caído, que rompe las cadenas, que da vida a los muertos.

Hebreos capítulo 1:3 dice que Cristo, es el resplandor de la gloria de Dios, y la imagen de su sustancia, «y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder…» Todo este vasto universo con sus leyes físicas y los misterios que hay en él subsisten por lo que Dios ha declarado.

Asimismo en la vida espiritual, si estamos de pie en este camino de tantas luchas y pruebas es porque Cristo, el Logos, nos sostiene por su palabra. Por lo cual no hay que temer venga lo venga contra nosotros, porque así como Cristo venció la tentación diciéndole al enemigo «escrito está» (Mat.4:4), así también nosotros podemos vencer en la adversidad. Nuestro Señor Jesucristo ha dicho «el cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán» (Luc. 21:33).

CARDIOLOGÍA ESPIRITUAL

Antes de explicar a qué me refiero con cardiología espiritual, veamos primeramente qué es la cardiología. De acuerdo a la Enciclopedia Británica, la cardiología es una especialidad médica que trata con el diagnóstico y tratamiento de enfermedades y desordenes del corazón.

Sabemos pues que esta disciplina médica se enfoca en tratar problemas del corazón físico del hombre. Pero en la Biblia Dios trata con el corazón espiritual del ser humano. 

¿Cómo sabemos que hay un corazón espiritual? ¿A que se referían los judíos cuando hablaban del corazón en las Escrituras?

En hebreo es la palabra leb y kardia en el griego. El diccionario de la Concordancia Strong la define de esta manera: “corazón; también usado figurativamente muy ampliamente para los sentimientos, la voluntad e incluso el intelecto, de manera similar para el centro de cualquier cosa.”

La palabra corazón es usada de tantas formas hoy en día, que quizas muchos ignoran el significado de esta palabra en la Biblia. Al hablar de cardiología espiritual, me refiero al examén que debemos hacernos en el hombre interior para tratar con los desórdenes espirituales que vienen a nuestras vidas (Proverbios 4:23).

Primeramente, veamos los diferentes usos de la palabra corazón.

  1. Organo bombeador de sangre: un organo hueco muscular que bombea sangre alrededor del cuerpo, en los humanos está situado en el centro del pecho con su vértice dirigido hacia la izquierda.
  2. Base de la vida emocional: la fuente y centro de la vida emocional, donde los sentimientos más profundos y sinceros están establecidos y donde una persona es muy vulnerable al dolor.
  3. El carácter: el carácter esencial de alguién.
  4. Compasión: la habilidad de sentir sentimientos humanitarios y altruistas.
  5. Afecto: amor, o una cálida admiración.
  6. Espíritu: la capacidad de valentía y determinación. Ej.: Ella puso todo su corazón y esfuerzo en hacer el negocio.
  7. Representación del corazón: una imagen simplificada y convencionalizada de un corazón, de una forma más o menos triungular, usada usualmente para significar el amor.
  8. La parte central: El centro distinctivo, significativo, y caracteristico de algo. Ej.: El centro de America.

El Hombre Interior

En el sentido bíblico, el corazón es la parte interior del hombre donde residen los pensamientos, el intelecto, las emociónes, etc. La Biblia nos muestra que en el corazón residen los pensamientos (Gn. 6:5).

Dios conoce la condición del corazón humano, ya hablando del corazón espiritual del hombre, que es «engañoso más que todas las cosas, y perverso…» Jeremías 17:9

Por esto, como cristianos lavados con la sangre de Cristo debemos entender que aun nuestros corazones deben ser tratados por Dios para llegar a tener un corazón conforme al suyo. Jesús declaró que el corazón es la fuente de la maldad que el hombre comete contra Dios.

En Marcos 7:21 el Señor nos da una lista de las maldades que salen del corazón.

  1. Los malos pensamientos
  2. Los adulterios
  3. Las fornicaciones
  4. Los homicidios
  5. Los hurtos
  6. Las avaricias
  7. Las maldades
  8. El engaño
  9. La lascivia
  10. La envidia
  11. La maledicencia
  12. La soberbia
  13. La insensatez

Debido a esta terrible realidad que debemos enfrentar, Dios tiene un metodo para tratar con estas enfermedades espirituales en nosotros. Él prueba y escudriña el corazón. Salmo 7:9; Jeremías 17:9-10

El Señor hará que entremos en situaciones dificiles e inesperadas para que en medio de ellas se manifieste como es en verdad nuestro corazón. Como el hombre piensa en su corazón así es él (Pr. 23:7). Tenemos por ejemplo el pueblo de Israel en el desierto (Deut. 8:2-3; He. 3:10, 12).

A veces es necesario entrar en un desierto porque sólo allí puede nuestro corazón oír la voz de Dios (Oseas 2:14). 

ENFRENTANDO EL TEMOR

Juan 14:27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

En los últimos años, hemos visto a la humanidad sufrir un intenso ataque de las fuerzas de las tinieblas. Los espíritus malignos trabajan para que las almas no reciban el mensaje de salvación. Y para los que han nacido de nuevo, las fuerzas demoníacas trabajan para esclavizarlos en elpecado otra vez.

Una de las armas que Satanás usa contra el creyente es el temor. El miedo es una de sus herramientas más eficaces. Cuando alguien es controlado por el temor, no puede hacer la voluntad de Dios. Esa persona siempre cuestionará el propósito de Dios en su vida.

Naturalmente, el temor puede ser una emoción razonable cuando nos enfrentamos a un peligro. Si hay una amenaza contra nuestras vidas, es natural que surja una alarma en nuestro ser. Pero cuando esta emoción está fuera de control, actuaremos de una manera irracional, huyendo de un mal que no existe. Pro. 28:1 Huye el impío sin que nadie lo persiga; Mas el justo está confiado como un león.

El Señor Jesucristo sabía que después de su partida sus discípulos tendrían que enfrentar el miedo. Por esto, antes de ir a la cruz, preparó a sus seguidores armandolos con su paz. Un cristiano no puede tener la paz de Dios y al mismo tiempo vivir en temor. Aunque vengan momentos de ataque en los que sintamos turbación, ese no es nuestro estado normal. Cada vez que el miedo aparezca, podemos vencerlo con la paz de Dios. Su paz es arma de guerra espiritual contra el temor.

Antes de ir a la cruz, el Señor Jesucristo dejó en claro que su paz no es como la paz que el mundo da. En el mundo, paz significa ausencia de problemas o conflictos. Pero en Dios, tener paz significa estar tranquilo a pesar de enfrentar conflictos. Y esa tranquilidad viene de la seguridad que nos da su presencia.

Podemos tener paz al saber que no andamos solos, que Él prometió estar con nosotros para siempre. Isaías 41:10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

En estos días de pánico y miedo, escuchemos el consejo de Dios que nos ordena a no turbarnos. No importando cuales sean las malas noticias que eschuchemos, podemos confiar en sus promesas y su fidelidad. Si hemos nacido de nuevo, tenemos el poder de enfrentar el temor. Podemos vivir en paz en medio de la guerra.

HABACUC 3

En el capítulo 3 tenemos la oración que Habacuc levanta intercediendo por su pueblo. Esta es una oración que contiene más alabanza al Señor que peticiones.

El profeta comienza con plegarias, luego hace un recuento de las obras de Dios, y termina con una declaración de fe y confianza que ha sido de inspiración y fortaleza para muchos de nosotros.

1 Oración del profeta Habacuc, sobre Sigionot.


El diccionario Holman Bible Dictionary da la siguiente definición para Sigionot: Transliteración de un término hebreo técnico utilizado en los títulos de salmos (Salmo 7:1 ; Habacuc 3:1 ).


Traducciones sugeridas incluyen, “frenético” o “emocional.” Algunos piensan que el significado básico es “divagar” en referencia al estilo divagante del pensamiento o melodía o las expresiones de lamento desconectadas.


2 Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí.
Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos,
En medio de los tiempos hazla conocer;
En la ira acuérdate de la misericordia.


El anuncio de que los Caldeos atacarían a Judá y Jerusalén como un juicio contra la maldad que había en el pueblo, causó ansiedad y gran preocupación en el profeta Habacuc.


Pero en medio de estos sentimientos que lo abatían, él pudo clamar a favor de la obra de Dios en su pueblo. Su oración era por un avivamiento; que la gente dejara el pecado, y conociera la obra de Dios en ellos.


3 Dios vendrá de Temán,
Y el Santo desde el monte de Parán. Selah
Su gloria cubrió los cielos,
Y la tierra se llenó de su alabanza.


Según el comentario de Jameson Fausset Brown, Temán y Parán son ciudades adyacentes al monte Sinaí, y por lo tanto, son asociadas con la entrega de la Ley dada por Dios (Deut. 33:2). Habacuc también recuerda las palabras del Salmo 68:7-8. La manifestación de su gloria inspira la alabanza universal.


4 Y el resplandor fue como la luz;
Rayos brillantes salían de su mano,
Y allí estaba escondido su poder.


El profeta describe en forma poética la manifestación de la gloria de Jehová cuando descendió sobre el monte Sinaí (Éxodo 24:16). Los rayos que salían de sus manos no eran el reflejo de otra fuente de luz. De sus manos emana poder, pero la esencia y naturaleza de su poder está escondidas a nuestra entendimiento.


5 Delante de su rostro iba mortandad,
Y a sus pies salían carbones encendidos.


El diccionario Strong define mortandad del vocablo hebreo deber, como pestilencia, en el sentido de destrucción. Esto, obviamente, nos habla de lo que enfrentan los enemigos de Dios al enfrentarse a Él.


En esa escritura dice qué sucedía con la superficie que era pisada por los pies de Dios. En Éxodo 24:10 encontramos que cuando el Señor se manifestó a Moisés y los líderes del pueblo, había un embaldosado o pavimento de zafiro debajo de sus pies. El profeta pudo haber sido inspirado por las palabras del Salmo 18:8.


6 Se levantó, y midió la tierra;
Miró, e hizo temblar las gentes;
Los montes antiguos fueron desmenuzados,
Los collados antiguos se humillaron.
Sus caminos son eternos.

Vea el Salmo 114:1-4.


Desde este versículo 6 hasta el versículo 15 se hace un recuento de las proezas que Dios había hecho en la naturaleza y las naciones.


7 He visto las tiendas de Cusán en aflicción;
Las tiendas de la tierra de Madián temblaron.

El versículo 7 puede ser una referencia a Números 31:1-5.


8 ¿Te airaste, oh Jehová, contra los ríos?
¿Contra los ríos te airaste?
¿Fue tu ira contra el mar
Cuando montaste en tus caballos,
Y en tus carros de victoria?
9 Se descubrió enteramente tu arco;
Los juramentos a las tribus fueron palabra segura. Selah
Hendiste la tierra con ríos.
10 Te vieron y tuvieron temor los montes;
Pasó la inundación de las aguas;
El abismo dio su voz,
A lo alto alzó sus manos.
11 El sol y la luna se pararon en su lugar;
A la luz de tus saetas anduvieron,
Y al resplandor de tu fulgente lanza.

El versículo 11 nos recuerda el milagro que Dios hizo con Josué. Dice la Biblia que Israel estaba en batalla contra los amorreos y Josué ordenó al sol y a la luna detenerse en el cielo (Josué 10:12-13).


12 Con ira hollaste la tierra,
Con furor trillaste las naciones.
13 Saliste para socorrer a tu pueblo,
Para socorrer a tu ungido.
Traspasaste la cabeza de la casa del impío,
Descubriendo el cimiento hasta la roca. Selah
14 Horadaste con sus propios dardos las cabezas de sus guerreros,
Que como tempestad acometieron para dispersarme,
Cuyo regocijo era como para devorar al pobre encubiertamente.
15 Caminaste en el mar con tus caballos,
Sobre la mole de las grandes aguas.


Habacuc narró las proezas y milagros que Dios había hecho para salvar a Israel en el pasado, y así, recordó las obras que Dios hizo a favor de su pueblo. Con esta actitud el profeta combatía el temor que lo había abrumado anteriormente.


16 Oí, y se conmovieron mis entrañas;
A la voz temblaron mis labios;
Pudrición entró en mis huesos, y dentro de mí me estremecí;
Si bien estaré quieto en el día de la angustia,
Cuando suba al pueblo el que lo invadirá con sus tropas.


La noticia de la futura invasión que vendría de Babilonia conmovió profundamente a Habacuc, tanto así que, parece ser que llegó a enfermarse físicamente. Sin embargo, él decidió estar tranquilo en el día en que la invasión viniera contra su pueblo. Él podía estar tranquilo porque su gozo estaba en el Señor.


17 Aunque la higuera no florezca,
Ni en las vides haya frutos,
Aunque falte el producto del olivo,
Y los labrados no den mantenimiento,
Y las ovejas sean quitadas de la majada,
Y no haya vacas en los corrales;


En este versículo menciona los productos más importantes en la canasta familiar de los tiempos bíblicos. El ciudadano común del medio oriente dependía de cada uno de estos elementos para poder mantenerse él y su familia.


Los higos, las uvas, el aceite y las olivas, los frutos de la tierra, las ovejas con su lana y su leche, y las vacas con su carne y su leche, tenían una gran importancia en la economía de los tiempos bíblicos.


18 Con todo, yo me alegraré en Jehová,
Y me gozaré en el Dios de mi salvación.


Lo que Habacuc nos dice es que a pesar de que la economía nacional colapsara, causando así una escasez de las cosas mas necesarias para él y su pueblo, él decidía mantener su gozo en el Señor. Él se iba a alegrar en medio de la tormenta que se avecinaba, porque su alegría y gozo no se basaban en las circunstancias, sino en Jehová el Señor de los ejércitos.


19 Jehová el Señor es mi fortaleza,
El cual hace mis pies como de ciervas,
Y en mis alturas me hace andar.
Al jefe de los cantores, sobre mis instrumentos de cuerdas.

Este último versículo sirve de aliento y consuelo para los que nos afligimos al ver la condición de este mundo, y sabemos que cosas peores vendrán sobre la tierra. Cuando nos sintamos tristes y desanimados, recordemos que del Señor viene nuestra fortaleza.

HABACUC 2

En el capítulo 1, Dios respondió a la primera pregunta del profeta, ¿por qué Dios no castigaba el mal entre su pueblo? Resulta que el Señor iba a usar a los caldeos para juzgar el pecado de Judá. La invasión babilónica les quitaría la libertad y la prosperidad. Y como resultado de esto, el pueblo sería libre de la idolatría. 

Sin embargo, la respuesta de Jehova perturbó profundamente al profeta. Habacuc no podía entender lo que oía. Se preguntaba, ¿cómo podría un Dios justo usar a los más malvados para castigar a los menos malvados?

Después de orar a Dios no tuvo más remedio que esperar su respuesta. Decidió estar en  vigilia, como un centinela en una torre, esperando una revelación. Esperaba con atención para no perder el mensaje de Dios.

En su respuesta a Habacuc, Jehová le dijo al profeta que escribiera la visión en tablas para que el mensaje fuera visible para el pueblo.

Según el Comentario de Fausset Brown, las tablas estaban hechas de madera de boj en la que grababan asuntos nacionales, usando una pluma de hierro, y luego colgaban en público, en las casas de los profetas o en el templo, para que los transeúntes pudieran leerlas.

Compárese Lucas 1:63, Y pidiendo una tabla, escribió, diciendo: Juan es su nombre. Y todos quedaron asombrados.

Al decirle a Habacuc que publicara la visión para el pueblo, Jehová dio a todos los que la leían la oportunidad de escapar del juicio.

Uno de los propósitos de la profecía es alertar a la gente. Se les anuncia lo que vendrá para que puedan prepararse y salvarse.

En el capítulo 2:3, Dios advirtió que el cumplimiento de la profecía no sería inmediato, pero enfatizó que era un hecho inquebrantable.

Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará.

En cuanto a la pregunta sobre los malvados y los menos malvados, Jehová respondió: He aquí el soberbio, su alma no es recta en él; mas el justo por su fe vivirá.

En otras palabras, aunque los caldeos traerían devastación por todas partes y se jactarían sobre los judíos, quien tuviera fe en su Dios iba a vivir.

Hebreos 11: 1 nos dice que la fe es la certeza de lo que se espera, la evidencia de lo que no se ve. Vivir por fe da la certeza de que Dios hará lo que ha prometido sin depender de lo que podamos ver.

HABACUC 1

Hace mucho tiempo publiqué un estudio resumido del libro de Habacuc. Pero últimamente he sentido el deseo de volver a visitar este libro profético, analizando cada capítulo y versículo junto con la audiencia de Luz en la Palabra en YouTube. Haga clic en el video a continuación para unirse a este viaje de las Escrituras.

¡Cuántas veces, viendo cómo abundan la injusticia y la maldad en este mundo, nos preguntamos dónde está Dios! O quizás nos preguntamos por qué no detiene el mal, no defiende a los oprimidos ni castiga a los malvados. Estas incógnitas han surgido a lo largo de las edades de la historia humana. Uno de los hombres del pasado que luchó con estas preguntas fue el profeta Habacuc.

No sabemos cuándo se escribió exactamente el libro de Habacuc. Según David Malik, la mejor fecha para el libro debe ser desde el surgimiento de neobabilonia (a través de Nabopolasar) sobre Asiria en 626 a. C., hasta la batalla de Carquemis en 605 a. C.

El libro de Habacuc trata el tema de la justicia de Dios y cómo él lidia con el mal. Habacuc vivió en una época de depravación e injusticia generalizadas en Judá, el Reino del Sur de Israel. El profeta no entendia por qué el Señor permitia que la violencia y la maldad corrieran desenfrenadas en la nación. Así que clamó a Dios preguntándole por qué permitía todo esto. (v. 1: 1-4)

La respuesta de Dios fue que iba a hacer algo increíble en los días de Habacuc. Jehová describió lo que haría en el versículo 6, declarando que estaba levantando a la nación de los caldeos, una nación cruel, formidable y terrible, para que fuera el instrumento de castigo por la maldad en su pueblo.

Cuando el profeta escuchó el plan de Dios con los caldeos, respondió reconociendo la soberanía de Dios, pero al mismo tiempo, tuvo que cuestionar la razón de esa obra. Lo que Jehová estaba diciendo parecía no tener sentido.

Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio; ¿por qué ves a los menospreciadores, y callas cuando destruye el impío al más justo que él. (1:12)

En otras palabras, Habacuc se preguntó por qué Dios usaría una nación más malvada y pecadora que Judá para castigar a Judá. Veremos la respuesta a esta pregunta en el proximo video.


Noticias y la Luz de la Palabra

Después de que el gobernador Texas, Greg Abbot, firmara una de las leyes anti-aborto más estrictas, muchos alzaron la voz en protesta. Uno de los grupos que se levantó en contra de esta ley fue la organización del Templo Satánico. En el siguiente video hacemos un comentario de esta noticia, analizandola a la luz de la Palabra de Dios.

TRANSFORMADO POR LA SANTIDAD DE DIOS

Isaías 6 En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo. 2 Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban.3 Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.

La santidad de Dios revela nuestra impureza, aplasta nuestro orgullo y nos purifica para cumplir su voluntad. Cuando Isaías vio la gloria de Jehová en el templo, no pudo resistir la majestad de su presencia. El profeta también quedó impresionado por la alabanza de los serafines que exaltaba la santidad de Dios. Ellos pudieron haber alabado otra de las carecteristicas o atributos de Dios. Pero al igual que los querubines en Apocalipsis 4, declaran que Dios es tres veces santo. En la Biblia, el repetir una palabra tres veces significa que está en un grado superlativo. Es decir, no hay nadie más santo, o tan santo como el Señor.

Isaías 6:5 Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.

En ese momento, Isaías pudo notar la impureza que había en él. Quizás hasta ese momento, el profeta creía que estaba espiritualmente apto. Después de todo, Dios ya lo estaba usando para ministrar a su pueblo. La unción del Espíritu Santo estaba sobre su vida. Pero el encuentro que tuvo con Dios sirvió para revelar su pecado. Si hubo algún orgullo religioso, en ese momento la santidad de Dios hizo añicos toda altivez. Al estar en su presencia, Isaías tuvo que reconocer que sus buenas obras eran como trapos de inmundicia ante Dios.

Muchos de nosotros pensamos que estamos bien ante Dios, pero eso se debe a que tendemos a compararnos con otros que viven en la impiedad o con cristianos que no caminan en la palabra. Si nos encontraramos con la gloria de Dios, nuestro orgullo espiritual se haría añicos instantáneamente.

close view of bonfire

Isaías 6:6 Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas; 7 y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado.

Cuando Moisés construyó el primer altar de bronce en el tabernáculo, el fuego de Dios consumió la ofrenda que Aarón había puesto sobre él (Levítico 9:24). A partir de ese momento, los sacerdotes mantuvieron el fuego encendido continuamente. Levítico 6: 12-14. El fuego en el altar de bronce sirvió para consumir los sacrificios por sus pecados.

Segun la ley de Moisés, Isaías debia salir del templo, traer un becerro o carnero para que uno de los sacerdotes lo matara y lo sacrificara, y luego el sumo sacerdote podía expiar su pecado. Pero Dios, en su gracia y misericordia, tomó del fuego que consumía las ofrendas, para limpiar los labios del profeta. 

Según la ley de Moisés, cuando Isaías confesó su pecado, se suponía que debía dejar el templo, traer un becerro o un carnero para que uno de los sacerdotes lo matara y sacrificara, y luego el sumo sacerdote podía expiar su pecado. Pero Dios, en su gracia y misericordia, tomó del fuego que había en el altar de bronce para limpiar los labios del profeta.

Isaias reconoció su pecado, se humilló ante Dios, y fue purificado para seguir sirviendo al Señor. Hoy en día no necesitamos el fuego del altar de bronce, ni los sacrificios y ofrendas para ser limpiados. Gracias al Señor Jesucristo, su sangre nos puede lavar de todo pecado.

Isaías reconoció su pecado, se humilló ante Dios y fue purificado para continuar sirviendo al Señor. Hoy no necesitamos el fuego del altar de bronce ni sus sacrificios y ofrendas para ser purificados. Gracias al Señor Jesucristo, su sangre puede purificarnos y lavarnos de todo pecado.

1 Juan 1:7 pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

De hecho, la sangre de Cristo no solo nos limpia, sino que también nos santifica (Hebreos 13:12).

Pero en el nuevo pacto, Dios no solo utiliza la sangre para limpiarnos y santificarnos, sino también su palabra y el Espíritu Santo.

Pero en el nuevo pacto, Dios no solo usa la sangre para limpiarnos y santificarnos, sino que también usa su palabra y el Espíritu Santo como agentes santificadores.

Juan 17: 17 Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.

1 Pedro 1:2 elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.

Mediante la sangre de Cristo, consumiendo su santa palabra, y por el poder del Espíritu Santo, podemos ser transformados tal como lo fue Isaías.

PREPARANDO LA GENERACIÓN VENIDERA

La lucha por las almas de nuestros jóvenes y niños arrecia cada día más. En muchas de nuestras iglesias, hay un éxodo de adolescentes corriendo hacia el mundo. Las estadísticas son alarmantes. «Si miras a tu alrededor en tu iglesia hoy, dos tercios de los jóvenes que están sentados entre nosotros ya se han ido en sus corazones… pronto se habrán ido para siempre.»​ Así escribió Ken Ham en el libro “Already Gone.”

Pero a pesar de esta triste realidad, todavía hay esperanza. Todavía Dios no ha terminado con nosotros y con nuestros jóvenes. El Señor ha equipado a su pueblo con las herramientas necesarias para rescatar a los que se pierden adentro y afuera de la iglesia. Solo es cuestión de despertar y ponernos a trabajar.

Recordemos la encomienda que nos ha sido dada, “id y haced discípulos” (Mateo 28:19). Este llamado es para todo cristiano lavado con la sangre de Cristo. No se trata solo de evangelizar a los que están en el mundo, sino también a los que están creciendo entre nosotros.

Cuando Dios sacó al pueblo de Israel de la tierra de Egipto, les dio instrucciones claras para que instruyeran a sus hijos en la Palabra.

Instrucciones Divinas

Deuteronomio 6:6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. ​

Aunque Romanos 6 nos revela que nadie sino Cristo pudo guardar la ley, el principio que se enseña aquí es para todos los tiempos. La enseñanza de la palabra de Dios es necesaria en el Antiguo y el Nuevo Testamento. En Deuteronomio 6 vemos que no es necesario esperar por una lección bíblica formal para enseñar a nuestros niños. Con simplemente hablar de la palabra en nuestra vida diaria, estamos sembrando la semilla en sus corazones.

Deuteronomio 6:8 Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; 9 y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.​

Aquí vemos el poder de una enseñanza visual. Hoy más que nunca, nuestros niños y jóvenes son aprendices audiovisuales. Podemos hacer un trabajo más eficiente si desplegamos las Escrituras por todos los medios disponibles. Cada vez que un niño lee un texto bíblico, su mente y su corazón reciben alimento espiritual.

Israel Desobedece

Jueces 2:10 Y toda aquella generación también fue reunida a sus padres. Y se levantó después de ellos otra generación que no conocía a Jehová, ni la obra que él había hecho por Israel.​

Después que Israel conquistó la tierra de Canaán, y la generación de Josué y Caleb murió, la próxima generación no anduvo en la palabra de Dios. Es trágico lo que el texto dice de ellos. Esa generación no conocía a Jehová. Parece ser que sus padres no les enseñaron los caminos de Dios.

No permitamos que esto le ocurra a nuestra próxima generación. En Juan 17:3, el Señor revela que la vida eterna se trata de conocer al Padre y al Hijo. Nuestros niños y jóvenes necesitan ser saturados de la palabra para poder recibir fe y revelación de quién es Dios. Para que puedan conocerle y así ser salvos.

Cumpliendo con nuestra tarea

Hoy nos toca a nosotros la tarea, la responsabilidad de preparar la próxima generación. La tarea de enseñarles el evangelio de Jesucristo.

2 Timoteo 1:5 trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.

Aprendamos del ejemplo de Loida y Eunice quienes instruyeron a Timoteo en la palabra. Luego este varón trabajó con el apóstol Pablo, quien lo instruyó y lo preparó para el ministerio. Su liderazgo fue de bendición para Pablo y las iglesias que había levantado.

Para levantar nuevos líderes en la iglesia de hoy, necesitamos seguir el modelo de Cristo, ir a hacer discípulos. No puede haber discipulado sin enseñanza ni maestros; y esta labor requiere de paciencia y esfuerzo. Ojalá que respondamos al llamado del Señor. Preparemos la próxima generación.

EL CONFLICTO PALESTINO-ISRAELÍ

El último enfrentamiento entre los palestinos y los judíos ha agitado las naciones. Muchos apoyan a un bando o a otro. Y cualquiera, no importa cuál bando apoye, puede ser catalogado de terrorista o racista. La gente común toma una posición siendo influenciada por la información que ve y oye en los medios de comunicación. Pero la iglesia de Jesucristo debe tomar una posición basada en la palabra de Dios. Para entender las causas del conflicto palestino-israelí, y cuál será su desenlace, debemos ver lo que dice la Biblia.

I. Causas de la última confrontración

La ciudad santa de Jerusalén, un barril de polvora politica y religiosa, ha sido causa de choques violentos entre judíos y palestinos. En el último incidente, algunas chispas adicionales, incluidos los extremistas judíos que, inspirados por la reciente elección de sus patrocinadores politicos al Parlamento, realizaron una marcha provocativa hacia la ciudad vieja amurallada de Jerusalén. En el transcurso de unos días, las peleas callejeras nocturnas en Jerusalén entre la policía israelí y residentes palestinos se intensificaron hasta convertirse en enfrentamientos transfronterizo. 

La chispa inmediata de los últimos disturbios fue la decisión de Israel de barricar una plaza en las afueras de la Ciudad Vieja de Jerusalén durante el mes del Ramadán. Los palestinos tradicionalmente se reúnen en ese lugar cada noche después de las oraciones y un ayuno de un día.

https://www.abc.net.au/news/2021-04-26/jerusalem-explainer-behind-latest-israel-palestinian-violence/100095062

El 10 de Mayo, Hamas y la Jihad Islámica Palestina emitieron su ultimátum a Israel para que retire sus fuerzas de la mezquita de al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam, pero Israel ignoró sus amenazas. La noche siguiente, Hamas lanzó su primera ráfaga de cohetes contra Israel. Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) respondieron lanzando sus propios ataques aéreos contra varios objetivos en la Franja de Gaza. CNBC

Para muchos, este conflicto se originó en el 1948, cuando se creó el estado de Israel. Pero según la Biblia, estas naciones han tenido enfrentamientos por milenios. 

II. ¿Quiénes son los palestinos?

En la actualidad

West Bank & Gaza Map 2007 (Settlements).png

En la actualidad, la Palestina actual cubre el área de la región del Mediterráneo oriental, que comprende partes del Israel moderno y los territorios palestinos de la Franja de Gaza (a lo largo de la costa del Mar Mediterráneo) y Cisjordania (al oeste del río Jordán).

El término Palestina se ha asociado de diversas formas y en ocasiones de manera controvertida con esta pequeña región, que algunos han afirmado que también incluye a Jordania. Tanto el área geográfica designada por el nombre como el estatus político de la misma han cambiado en el transcurso de unos tres milenios. https://www.britannica.com/place/Palestine

En la historia

En la historia, la palabra Palestina deriva de Filistea, el nombre dado por los escritores griegos a la tierra de los filisteos, quienes en el siglo 12 a.C. ocuparon una pequeña porción de tierra en la costa sur, entre la moderna Tel Aviv-Yafo y Gaza. Herodoto 1.105

El nombre fue revivido por los romanos en el siglo 2do d.C. en «Siria Palaestina», que designa la parte sur de la provincia de Siria, y de allí se abrió paso al árabe, donde se ha utilizado para describir la región al menos desde principios de la Era islámica.

Después de la época romana, el nombre no tuvo estatus oficial hasta después de la Primera Guerra Mundial y el fin del dominio del Imperio Otomano, cuando fue adoptado para una de las regiones con mandato en Gran Bretaña. https://www.britannica.com/place/Palestine

En la Biblia

La primera vez que los filisteos aparecen en la Biblia es el libro de Génesis. Cuando vamos a estas escrituras, aprendemos que Filistea aparece en el mapa de la tierra de Canaán 

Génesis 10:13 Mizraim engendró a Ludim, a Anamim, a Lehabim, a Naftuhim, 14 a Patrusim, a Casluhim, de donde salieron los filisteos, y a Caftorim.

El versículo 6 dice que Mizraim, era hijo de Cam, hijo de Noé. Luego, en el capítulo 21 tenemos a Abraham viviendo en la tierra de Canaán en paz con los filisteos. 

Génesis 21:32 Así hicieron pacto en Beerseba; y se levantó Abimelec, y Ficol príncipe de su ejército, y volvieron a tierra de los filisteos. 33 Y plantó Abraham un árbol tamarisco en Beerseba, e invocó allí el nombre de Jehová Dios eterno. 34 Y moró Abraham en tierra de los filisteos muchos días.

III. Lista de conflictos

Aunque Israel aún no existía como nación, los filisteos tuvieron su primer conflicto con uno de sus ascendentes. Génesis 26 relata la disputa entre Isaac y los filisteos por los pozos de agua que él había cavado. En ese mismo capítulo, Dios le prometió a Isaac que él le daría esa tierra a su descendencia. 3-4. 

Alrededor de 430 años después, cuando Dios sacó a Israel de la tierra de Egipto, Dios no los llevó por la tierra de los filisteos.

Éxodo 13:17 Y luego que Faraón dejó ir al pueblo, Dios no los llevó por el camino de la tierra de los filisteos, que estaba cerca; porque dijo Dios: Para que no se arrepienta el pueblo cuando vea la guerra, y se vuelva a Egipto.

Cuando Dios introdujo al pueblo a la tierra de Canaán, casi todas las naciones que estaban allí fueron elimanadas, como se lo había profetizado a Abraham. Esto ocurrió como juicio de Dios por la maldad de esas naciones. Pero Jehová no les entregó la tierra de los filisteos. 

Desde la conquista de la tierra de Canaán en adelante, Ios filisteos y los israelitas tenían conflictos de tiempo en tiempo. Veamos una la lista de ellos:

  • Samgar contra los filisteos – Jueces 3:31
  • Jefté contra los filisteos – Jueces 10
  • Sansón contra los filisteos – Jueces 14-16
  • Los filisteos capturan el Arca del Pacto – 1 Samuel 4-6
  • Israel contra los filisteos – 1 Samuel 7
  • Guerra contra los filisteos (reinado de Saúl) – 1 Samuel 13-14
  • La batalla de David y Goliat – 1 Samuel 17
  • David contra los filisteos – 1 Samuel 18-19, 23
  • Los filisteos vencen a Saúl y sus hijos – 1 Samuel 31
  • El rey David derrota los filisteos 2 Samuel 5, 8
  • Los valientes de David contra los filisteos 2 Samuel 21
  • Ezequías contra los filisteos 2 Reyes 18:8

IV. ¿Cómo Israel perdió la tierra?

Después del reinado de Salomón, la nación de Israel se dividió en dos reinos. El reino del norte sufrió el exilio a manos de Asiria. Más tarde el reino del sur, con su capital en Jerusalén, sufrió el exilio a manos de Babilonia. 70 años después, Dios los restauró a su tierra en la época de Zorobabel, Esdras y Nehemías. 

Desde el tiempo del retorno, hasta la epoca de Jesús, Jerusalén estuvo bajo el control de Persia, Grecia, y Roma. Este tiempo es también conocido como el período intertestamentario. Recordemos que durante todo ese tiempo, los filisteos siguieron ocupando su territorio. Ellos sufrieron lo mismo que Israel y sus vecinos cada vez que se levantaba un imperio invasor.

Casi cuarenta años después de la ascensión del Señor Jesucristo, Roma destruyó el templo de Israel en el año 70 d.C. 

Resumén histórico

  1. El período romano (70-325 d.C.) *
  2. El período bizantino (325-614)
  3. El período persa (614-634)
  4. El período árabe (634-1072)
  5. El período selyúcida (1072-1099)
  6. El período de las cruzadas (1099-1291)
  7. El período mameluco (1291-1517)
  8. El período turco (otomano) (1517-1917)
  9. El período britanico (1917-1948)

V. Cumplimiento de una profecía

Isaías 66:8  ¿Quién oyó cosa semejante? ¿quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz sus hijos.

Cuando las Naciones Unidas hicieron la resolución para la creación de Israel, estaban cumpliendo con lo que ya estaba profetizado en las Escrituras. Pero no pensaron en que ocurriría después de que el imperio británico le entregara el territorio a Israel. 1947 La ONU había creado una resolución para que la tierra fuera dividida entre ambas naciones. Pero no se imaginaban que los palestinos y los países árabes de alrededor estarían en contra de tal propuesta. Ese añó se desencadenó la guerra palestina, conocida por los judíos como la guerra de independencia. Seguido Israel celebró su independencia, se desató la guerra árabe-israelí de 1948.

Desde aquellos días hasta el presente, Israel ha tenido un sin número de conflictos con los palestinos. Ambos grupos reclaman a Jerusalén como su capital. Esto no es coincidencia ya que está profetizado que Jerusalén será piedra pesada entre las naciones.

VI. El plan de Dios para palestinos e israelíes

Las naciones aún siguen proponiendo el plan de dos estados en la misma tierra. Pero con ambas partes reclamando el territorio, los líderes del mundo no le encuentran solución al problema. 

En el mapa actual de Israel vemos que ambos pueblos ocupan partes de Jerusalén, y ambos desean toda la ciudad. Quizas esta sea la causa del cumplimiento de una profecía futura.

Zacarías 12:1 Profecía de la palabra de Jehová acerca de Israel. Jehová, que extiende los cielos y funda la tierra, y forma el espíritu del hombre dentro de él, ha dicho: 2 He aquí yo pongo a Jerusalén por copa que hará temblar a todos los pueblos de alrededor contra Judá, en el sitio contra Jerusalén. 3 Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella.

A pesar de todo esto, la Biblia nos muestra que el deseo de Dios es salvar a todas las naciones. Los palestinos, así como las demás naciones gentiles, pueden entrar en el reino de Dios por medio de la sangre de Cristo.

Aun en el Antiguo Testamento Dios demuestra que su deseo era que Filistea existiera como nación junto a Israel. 

Salmo 60:6 Dios ha dicho en su santuario: Yo me alegraré; Repartiré a Siquem, y mediré el valle de Sucot. 7 Mío es Galaad, y mío es Manasés; Y Efraín es la fortaleza de mi cabeza; Judá es mi legislador. 8 Moab, vasija para lavarme; Sobre Edom echaré mi calzado;

VII. La posición de la Iglesia

Como cristianos nacidos de nuevo, nuestra posición no debe ser politica, ni religiosa, sino bíblica y espiritual. Es decir, debemos pensar en acuerdo con la palabra de Dios. Amamos a palestinos y judíos igualmente, porque Dios envió a su Hijo por todo el mundo (Juan 3:16).

Ambos pueblos tendrán paz cuando el Señor Jesucristo venga a reinar. Pero puede haber paz hoy entre aquellos que reciban al Señor Jesucristo. 

Efesios 2:14 Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, 15 aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,

CIUDADANOS DE UN REINO INCONMOVIBLE

Aunque estamos en el mundo, no somos de este mundo. En Filipenses 3:28-29 dice: «Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.»

Todo el que ha nacido de nuevo se convierte en ciudadano del reino de los cielos. Un ciudadano es aquel que vive bajo las leyes y constitución de una nación; quien disfruta de ciertos privilegios conferidos por el estado. Pues como ciudadanos del reino de Dios, nuestras leyes y constitución son las Sagradas Escrituras. Ellas nos mandan a no temer, sino a confiar en el Señor.

Al ser parte de este reino inconmovible, el creyente no debe pensar como los demás. Su reacción ante las crisis de esta vida debe ser de una actitud de fe. Como ciudadanos del reino de Dios tenemos derechos o beneficios que el diablo no nos puede robar. Estos derechos son conocidos como preciosas y grandisimas promesas (2 Pedro 1:4).

Uno de los beneficios de nuestra ciudadanía celestial, es el cuerpo de gloria que nos dará Cristo cuando venga a levantar su iglesia. 1 Corintios 15:50-53 No podemos imaginarnos la grandeza de nuestra herencia. ¿Qué significa tener un cuerpo semejante al de Cristo? ¡Aleluya!

Hebreos 12 habla de como Dios castigó a aquellos que rechazaron su gracia en el antiguo pacto. En aquel tiempo el Señor estremeció la tierra a causa de la desobediencia. El texto continúa: Y esta frase, Aún una vez, indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles. Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia. Hebreos 12:27-28

La crisis actual ha paralizado el mundo. Las economías de las naciones están siendo estremecidas. Pero aunque los reinos del mundo se estremescan en su impotencia, la iglesia del Señor Jesucristo ha recibido un reino inconmovible que no tendrá fin.

Por lo tanto, ¿cómo debes enfrentar la pestilencia que aterroriza al mundo? Si eres lavado con la sangre de Cristo, simplemente sirve al Señor con toda reverencia, siendo agradecido, y no olvides tu ciudadanía celestial.

EL CRISTIANO Y LAS FINANZAS

Lucas 12:42 Y dijo el Señor: ¿Quién es el mayordomo fiel y prudente al cual su señor pondrá sobre su casa, para que a tiempo les dé su ración? 43 Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así. 44 En verdad os digo que le pondrá sobre todos sus bienes.

La palabra mayordomía viene de la palabra griega oikonomia que quiere decir “gobierno o administración de casa.” Es de esta palabra que obtenemos el término economía. Por lo tanto, un mayordomo es un administrador. En los tiempos bíblicos, el mayordomo estaba encargado de administrar los bienes de un señor o amo.

El mayordomo más famoso en la Biblia es José, el hijo de Jacob. Podemos ver cuán buen administrador fue en la casa de Potifar. Mientras estuvo allí, Potifar le confió todos los bienes y responsabilidades de su casa para que estuvieran bajo su cuidado. La Biblia enseña que el secreto de José era la gracia de Dios sobre su vida.

Antes el mayordomo estaba encargado de administrar todos los bienes, a los siervos que mandaba, entre otras cosas. Pero hoy nos enfocaremos en la administración del dinero que Dios nos da.

EL PRESUPUESTO

Cuando de dinero se trata, debemos tener un sistema que nos ayude a administrarlo debidamente. El plan debe ser evitar malgastos y poder prosperar en la vida. La herramienta más indicada para esto es el presupuesto.

Un presupuesto es un estimado detallado de las ganancias y los gastos que se esperan en un periodo futuro. Por ejemplo, hacemos un presupuesto para el mes de Julio, basado en los gastos corrientes de cada mes. Luego añadimos la cantidad que esperamos recibir como entradas de un empleo, negocio, etc.

Si los gastos son más que las entradas, entonces tenemos un déficit. Pero si las entradas son más grandes entonces tenemos un sobrante en el balance. Es decir terminamos el mes con una ganancia. A final de año debemos calcular los balances de cada mes para saber cuánto perdimos o ganamos en el año.

El propósito del presupuesto es ver en qué estamos gastando el dinero, y con esa información, cómo tomar mejores decisiones financieras.

Salmo 112:5 El hombre de bien tiene misericordia, y presta; Gobierna sus asuntos con juicio.

Vemos en esta escritura que como siervos de Dios, debemos gobernar, (o sea dirigir nuestros asuntos) con discreción. Un presupuesto nos ayuda a determinar qué decisiones debemos tomar en nuestras finanzas.

Cuando empezamos a trabajar en un presupuesto, lo primero que debemos considerar es cuantas categorías o puntos detallados vamos a necesitar. Luego de haber establecido un número exacto de categorías, debemos tener presente que Dios va primero en todo. Por lo tanto, la primera categoría debe ser el diezmo y ofrenda; luego organizamos las demás como mejor nos parezca. Sí estamos organizados y disciplinados en el área de nuestras finanzas será más fácil evitar derroches o salir de deudas.

EL CRISTIANO Y LAS DEUDAS

Aunque la Biblia dice que no debamos nada a nadie, sino amarnos unos a otros(Ro. 13:8), no debemos deducir de esto que el estar en deuda es pecado. Ya leímos el salmo 112:5 que dice que el hombre de bien presta. Si el préstamo o deuda fuera pecado, el Señor no nos apoyaría en hacer pecar a otros.

Lo que la Biblia nos enseña es que como siervos de Dios debemos asegurarnos de pagar a quiénes le debamos. Sal. 37:21 El impío toma prestado, y no paga; Mas el justo tiene misericordia, y da.

También la palabra del Señor nos enseña que el que debe es siervo del que presta. Aunque no sea pecado endeudarse, Dios desea que actuemos sabiamente en este asunto. Pro. 22:7 El rico se enseñorea de los pobres, Y el que toma prestado es siervo del que presta.

EVITE LAS FIANZAS

Si queremos ser buenos mayordomos de los bienes que el Señor nos ha dado, es necesario que escuchemos el consejo de Dios para no cometer errores que nos roben la bendición y la paz de nuestra mente.
Pr. 17:18 El hombre falto de entendimiento presta fianzas, Y sale por fiador en presencia de su amigo.

Según el comentario John Gill, al salir por fiador en presencia del amigo, él está inconscientemente haciéndole más descuidado y despreocupado en pagar la deuda.

Proverbios 6:1 Hijo mío, si salieres fiador por tu amigo, Si has empeñado tu palabra a un extraño, 2 Te has enlazado con las palabras de tu boca, Y has quedado preso en los dichos de tus labios. 3 Haz esto ahora, hijo mío, y líbrate, Ya que has caído en la mano de tu prójimo; Ve, humíllate, y asegúrate de tu amigo. 4 No des sueño a tus ojos, Ni a tus párpados adormecimiento; 5 Escápate como gacela de la mano del cazador, Y como ave de la mano del que arma lazos.

Proverbios 20:16 Quítale su ropa al que salió por fiador del extraño,
Y toma prenda del que sale fiador por los extraños.

I suppose the meaning to be, If a stranger or unknown person become surety in a case, greater caution should be used, and such security taken from this stranger as would prevent him from running away from his engagements.

El comentario Adam Clarke dice: Supongo que el significado sea, si un extraño o persona desconocida se hace por fiador en un caso, mayor precaución debe ser tomada, y tal seguridad tomada de este extraño que le prevenga de escaparse de sus compromisos.

En el comentario Pulpit dice: Si un hombre es tan débil e insensato para ser garante de cualquiera, y no es capaz de hacer el pago prometido, dejadle perder su prenda de vestir de la cual el acreedor se ha de apoderar; su imprudencia debe traer su propio castigo.

Proverbios 27:13 Quítale su ropa al que salió fiador por el extraño;
Y al que fía a la extraña, tómale prenda.

Proverbios 22:26 No seas de aquellos que se comprometen, Ni de los que salen por fiadores de deudas.

CÓMO MANEJAR EL CRÉDITO

Cuando buscamos crédito de una institución financiera estamos tratando de aplicar para obtener un préstamo o tarjeta de crédito. El origen etimológico de la palabra crédito nos remonta al latín creditum, que significa “cosa confiada”. Por lo tanto, la noción de crédito aparece vinculada con tener confianza.

Lea todo en: Definición de crédito – Qué es, Significado y Concepto http://definicion.de/credito/#ixzz4AlRWBool

Muchas personas no saben que conlleva el recibir un préstamo o tarjeta de crédito y una vez que se han envuelto no saben cómo salir del lío en que se han metido. Una de las razones principales por la que muchos no saben manejar el crédito es la falta de conocimiento de la tasa de porcentaje anual, conocida en inglés como el APR (annual percentage rate).

La tasa de porcentaje anual es el precio que usted paga por tomar dinero prestado. Pero no nos dejemos engañar por el término “anual” porque la realidad es que el interés de un préstamo financiero es calculado con interés compuesto que se va acumulando diariamente.

EL INTERÉS Y LA USURA

Éxodo 22:25 Cuando prestares dinero a uno de mi pueblo, al pobre que está contigo, no te portarás con él como logrero, ni le impondrás usura.

Deuteronomio 23:20 Del extraño podrás exigir interés, mas de tu hermano no lo exigirás, para que te bendiga Jehová tu Dios en toda obra de tus manos en la tierra adonde vas para tomar posesión de ella.

Mateo 25:27 Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses.

Proverbios 28:8 El que aumenta sus riquezas con usura y crecido interés,
Para aquel que se compadece de los pobres las aumenta.

LA IMPORTANCIA DEL AHORRO Y LA INVERSIÓN

Proverbios 6:6-8 Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio; La cual no teniendo capitán, Ni gobernador, ni señor, Prepara en el verano su comida, Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento.

Proverbios 30:25 Las hormigas, pueblo no fuerte, Y en el verano preparan su comida;

Proverbios 21:5 Los pensamientos del diligente ciertamente tienden a la abundancia; Mas todo el que se apresura alocadamente, de cierto va a la pobreza.
.
Proverbios 21:20 Tesoro precioso y aceite hay en la casa del sabio; Mas el hombre insensato todo lo disipa.

Proverbios 13:11 Las riquezas de vanidad disminuirán; Pero el que recoge con mano laboriosa las aumenta.

RENOVANDO NUESTRA MENTE 2

Mateo 15:19 Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias.

En este versículo de la Biblia, el Señor Jesucristo revela el origen del mal en los seres humanos. Del corazón no regenerado proceden los pecados que contaminan al hombre. En este texto, el corazón no se refiere al órgano que bombea sangre al cuerpo. En cambio, se refiere al hombre interior, el alma humana. Esa es la fuente de malos deseos y malos pensamientos en los seres humanos.

Cuando alguien nace de nuevo, Dios regenera el espíritu y le da a esa persona la mente de Cristo. Pero para mantener esta nueva naturaleza, el seguidor de Cristo necesita renovar el entendimiento con su Sagrada Escritura. Sólo entonces el individuo podrá amar a Dios con todo su ser.

Mateo 22:37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

Cuando se trata del amor, la gente suele pensar que solo amamos con en el corazón o el alma. Muchos libros, poemas y novelas conectan el amor con estas partes de nuestro ser. Pero rara vez se piensa en amar con la mente. Jesús dice que Dios quiere que lo amemos también con toda nuestra mente. Lo que significa que Él debe ocupar el primer lugar en nuestros pensamientos. Cristo está tan interesado en esto que él busca esta virtud en nuestro vidas.

Apocalipsis 2:23 Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras.

En su palabra de juicio a la iglesia de Tiatira, el Señor hace una declaración reveladora. Dios escudriña, estudia o analiza la mente y el ser interior de sus hijos. Quizas algunos se pregunten, si Dios es Omnisciente, ¿por qué necesita examinar a las personas? Después de todo, Él lo sabe todo.

Esta expresión demuestra que Dios siempre está atento a lo que pensamos. De hecho, Él no solo juzgará la obra de cada persona, sino tambien los pensamientos e intenciones del corazón.

Efesios 4:17 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente,

Después de la experiencia del nuevo nacimiento, el creyente no debe pensar como antes, con una mente vanidosa. Vanidad viene de la palabra griega mataiotēs, que significa inutilidad; figurativamente transitoriedad; depravación moral.

Esa es la condición de la mente pecaminosa, llena de pensamientos inútiles y depravados. Pero el que ha nacido de nuevo tiene un nuevo entendimiento y deja de lado el viejo hombre.

Efesios 4:22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,

La naturaleza pecaminosa debe ser puesta a un lado, ya que le es imposible agradar a Dios por la corrupción del pecado.

Efesios 4:23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente

Una vez más, se enfatiza la necesidad de renovar la mente. Si el creyente se descuida de esta labor caerá en los deseos engañosos del viejo hombre. Pero cuando renueva el espíritu de tu mente, es decir, en todas las facultades y poder de su entendimiento, entonces puede vestirse del nuevo.

Efesios 4:24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

En los salvados, el nuevo hombre fue creado cuando nacimos de nuevo. Pero es nuestra responsabilidad mantenernos vestidos con él a traves de la renovación espiritual.

En los cristianos, Dios creó al nuevo hombre cuando entregamos nuestras vidas a Cristo.. Es por eso que 2 Corintios 5:17 dice: «Si alguno está en Cristo, nueva criatura es». Sin embargo, es nuestra responsabilidad mantenernos vestidos de esta nueva naturaleza a través de la renovación espiritual.

Colosenses 3:9-10 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno…

El que ha nacido de nuevo no puede mentir porque la palabra de Dios llene su mente y corazón. El Señor reveló esta verdad en Hebreos 10:16, diciendo: Él escribiría Sus leyes en la mente de Sus hijos.

También el nuevo hombre debe ser renovado. Tenga en cuenta que esta renovación proviene del conocimiento, pero no de ciencia humana, sino de Dios. Solo el Espíritu y la Palabra de Dios pueden alimentar el intelecto espiritual y llevarnos a un conocimiento profundo de Él.

Lo que indica que nuestro intelecto espiritual debe crecer de día en día en la Palabra. En Oseas 4:6 Jehová el Señor nos dice que su pueblo pereció porque le faltó conocimiento. No debemos estar estancados mentalmente, sino aprendiendo más y más los caminos de Dios. De esta manera siempre tendremos una mente renovada.

En Oseas 4: 6, el Señor Dios dice que su pueblo pereció por falta de conocimiento. No debemos estancarnos mentalmente, sino aprender más y más los caminos de Dios. De esta forma, siempre tendremos una mente renovada.

RENOVANDO NUESTRA MENTE

ROMANOS 12:2  

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Desde el principio de la creación, las fuerzas de las tinieblas han atacado la mente humana con el fin de engañar y destruir la humanidad. Para lograr este objetivo, Satanás lanza su ataque inyectando pensamientos mentirosos que contradicen la Palabra de Dios.

Después de la caída de Adán y Eva, la mente humana cayó de su posición de luz y liberta espiritual a oscuridad y esclavitud. No fue hasta que recibimos nueva vida en Cristo, que la palabra de Dios liberó e iluminó nuestras mentes. Esa liberación inició un proceso de transformación en los creyentes. Pero para que este proceso de transformación continúe, necesitamos renovar nuestras mentes todos los días. 

Antes de continuar con nuestro estudio, hay que señalar que la renovación mental es para el creyente, pero la liberación es para el inconverso.

COLOSENSES 1:21 dice,  Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado

Ahora bien, ¿qué entendemos por el término mente? ¿Cómo podemos definirla? 

El lexico griego define el vocablo nous como el intelecto, la mente (divina o humana; en pensamiento, sentimiento o voluntad); comprensión. Sinonimo: entendimiento.

En el Nuevo Testamento hay otra palabra griega para la mente: El vocablo noēma, que se significa percepción, un propósito o (por implicación) el intelecto, la disposición: – maquinación, mente, pensamiento.

Por lo tanto, cuando renovamos nuestra mente, nos enfrentamos a un cambio en el intelecto, el pensamiento, la voluntad y la comprensión.

¿Por qué es necesario que el creyente renueve su mente?

Como dije antes, desde el principio, el diablo ha atacado a los seres humanos en sus mente. Cuando Cristo entra a nuestro corazón y nacemos de nuevo, el enemigo no cambia sus tácticas contra nosotros. Satanás sabe que, para derrotar al creyente, necesita acceder y programar su mentalidad. 

Cuando descuidamos la alimentación espiritual de la Biblia, caemos en agotamiento mental y espiritual. Una mente cansada por las luchas y los ataques del enemigo puede permitir pensamientos desagradables a Dios. 

Los síntomas de una mente agotada espiritualmente son:

SÍNTOMAS DE UNA MENTE AGOTADA

Ideas confusas
Malos pensamientos
Imágenes impuras
Pensamientos depresivos
Divagaciones
Pensamientos incontrolables
Falta de concentración
Pensamientos de miedo
Pasividad mental

El hecho de que estos síntomas vengan a la mente no significa que estemos en la carne o espiritualmente atados. Recuerda que los espíritus malignos lanzan estos ataques desde el exterior, pero nos hacen creer que vienen de nuestro interior. 

Sin embargo, si no expulsamos los malos pensamientos y renovamos nuestra mente con la Palabra de Dios, nuestra mente podría caer en esclavitud. 

GENESIS 3:1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?

GENESIS 3:4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. 

NO PODEMOS SEPARAR LA TENTACIÓN DEL PENSAMIENTO Y EL DESEO

La serpiente sembró pensamientos mentirosos en Eva. Primero, tergiversó mandato de Dios en cuanto al fruto prohibido. Con su cuestionamiento, el enemigo plantaba duda en el corazón de ella. Luego contradijo totalmente la Palabra de Dios. Y después de esto, acusó a Dios de mala voluntad, de no querer compartir el conocimiento del bien y el mal. Además de esto, el engaño de la serpiente le prometía a Eva una falsedad. Al comer del fruto ellos iban a conocer el bien y el mal, pero nunca como Dios. 

No es casualida que la primera tentación tuviera que ver con un elemento que afectaría la mente humana; la ciencia del bien y del mal.

Cuando no renovamos nuestra mente, nosotros también corremos el riesgo de caer en el engaño de Satanás. 

2 CORINTIOS 11:3 Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.

Vemos aquí que el enemigo usa su astucia para engañar a los hijos de Dios. En este texto, la palabra sentidos es otra traducción del vocablo noema (mente). Esto significa que Satanás trata de desviar la mente, percepción o pensamiento del cristiano con su engaño.

2 CORINTIOS 11:3 Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis;

Una mente renovada no tolera la falsedad. Note que la exhortación de Pablo a la iglesia tenía que ver con su pasividad mental. Los corintios recibían todo tipo de mensaje o enseñanza sin questionar la doctrina que escuchaban. 

Debemos tener cuidado con lo que escuchamos para que nuestro entendimiento no se desvíe.

LA MENTE ES EL ÓRGANO HUMANO MÁS ATACADO POR LAS HUESTES DE LAS TINIEBLAS

Cuando el enemigo provoca a alguien a hacer mal, tiene que introducirse a traves de los pensamientos. 

JUAN 13:2 Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase,

26 Respondió Jesús: A quien yo diere el pan mojado, aquél es. Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simón. 27 Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto.

Esta escritura revela el progreso de la caída de Judas Iscariote. Primero, el diablo sembró el pensamiento en su corazón. Es decir, su hombre interior. Cuando Judas cedió a ese malvado pensamiento, entonces Satanás entró en él.

En la parábola del sembrador, el Señor Jesucristo revela el poder de su palabra y como el enemigo lucha por sacarla de allí.

LUCAS 8:5 El sembrador salió a sembrar su semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada, y las aves del cielo la comieron.

LUCAS 8:11 Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios. 12 Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven.

Nadie puede creer en el evangelio sin recibir la fe que proviene por el oír, y el oír por la palabra de Dios. Es la razón por la que Satanás ciega la mente de los incrédulos para que no les resplandezca la luz del evangelio.

GUERRA ESPIRITUAL EN LA MENTE

Castle, Fortress, Building, Old, Tower, Architecture

2 CORINTIOS 10:3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,  

Aunque estamos en un cuerpo de carne, nuestra guerra no es carnal sino espiritual. Por lo tanto, las armas que utilizamos deben ser espirituales. La palabra fortaleza, del griego ochyrōma, se refiere a todo aquello en lo que uno se basa: argumentos y razonamientos mediante los cuales un litigante intenta fortalecer su opinión y defenderla contra su oponente.       

2 CORINTIOS 10:5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,

Argumentos – Gr. logismos, que también se puede traducir también como razonamiento, juicio, decisión: como el que pasa la conciencia.

Como soldados en el ejército de Dios, nuestra misión es derribar todo razonamiento, argumento y filosofía contrarios a la palabra de Dios. Debemos llevar cautivo todo pensamiento que se levanta contra el conocimiento de Dios en el nombre de Jesús.

Para ser eficaces en cada batalla mental, y para ministrar a las mentes cautivas, necesitamos escuchar el consejo de Dios.                                        

PROVERBIOS 20:18 Los pensamientos con el consejo se ordenan; Y con dirección sabia se hace la guerra.

Si deseas ser victorioso en la guerra espiritual, debes ordenar los pensamientos con el consejo de Dios y seguir la dirección del Espíritu Santo.

El que desea ser victorioso en la guerra espiritual debe ordenar sus pensamientos con el consejo de Dios, y seguir la dirección del Espíritu Santo en cada batalla.

three pupas

ROMANOS 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

No se conformen – Gr. syschēmatizō, o sea, no adapten su mente y su carácter al patrón o modelo de este mundo. Al contrario, transfórmense (Gr. metamorphoō) mediante la renovación de sus mente.

La renovación del entendimiento nos permitirá comprobar o examinar cuál es la perfecta voluntad de Dios para nuestras vidas.