RENOVANDO NUESTRA MENTE

Creativity and brain function growth. Creativity growth, better using brain function and memory improvement concept. Creativity growth represented by tree looks royalty free stock images

ROMANOS 12:2  

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Desde el principio de la creación, las fuerzas de las tinieblas han atacado la mente humana con el fin de engañar y destruir la humanidad. Para lograr este objetivo, Satanás lanza su ataque inyectando pensamientos mentirosos que contradicen la Palabra de Dios.

Después de la caída de Adán y Eva, la mente humana cayó de su posición de luz y liberta espiritual a oscuridad y esclavitud. No fue hasta que recibimos nueva vida en Cristo, que la palabra de Dios liberó e iluminó nuestras mentes. Esa liberación inició un proceso de transformación en los creyentes. Pero para que este proceso de transformación continúe, necesitamos renovar nuestras mentes todos los días. 

Antes de continuar con nuestro estudio, hay que señalar que la renovación mental es para el creyente, pero la liberación es para el inconverso.

COLOSENSES 1:21 dice,  Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado

Ahora bien, ¿qué entendemos por el término mente? ¿Cómo podemos definirla? 

El lexico griego define el vocablo nous como el intelecto, la mente (divina o humana; en pensamiento, sentimiento o voluntad); comprensión. Sinonimo: entendimiento.

En el Nuevo Testamento hay otra palabra griega para la mente: El vocablo noēma, que se significa percepción, un propósito o (por implicación) el intelecto, la disposición: – maquinación, mente, pensamiento.

Por lo tanto, cuando renovamos nuestra mente, nos enfrentamos a un cambio en el intelecto, el pensamiento, la voluntad y la comprensión.

¿Por qué es necesario que el creyente renueve su mente?

Como dije antes, desde el principio, el diablo ha atacado a los seres humanos en sus mente. Cuando Cristo entra a nuestro corazón y nacemos de nuevo, el enemigo no cambia sus tácticas contra nosotros. Satanás sabe que, para derrotar al creyente, necesita acceder y programar su mentalidad. 

Cuando descuidamos la alimentación espiritual de la Biblia, caemos en agotamiento mental y espiritual. Una mente cansada por las luchas y los ataques del enemigo puede permitir pensamientos desagradables a Dios. 

Los síntomas de una mente agotada espiritualmente son:

SÍNTOMAS DE UNA MENTE AGOTADA

Ideas confusas
Malos pensamientos
Imágenes impuras
Pensamientos depresivos
Divagaciones
Pensamientos incontrolables
Falta de concentración
Pensamientos de miedo
Pasividad mental

El hecho de que estos síntomas vengan a la mente no significa que estemos en la carne o espiritualmente atados. Recuerda que los espíritus malignos lanzan estos ataques desde el exterior, pero nos hacen creer que vienen de nuestro interior. 

Sin embargo, si no expulsamos los malos pensamientos y renovamos nuestra mente con la Palabra de Dios, nuestra mente podría caer en esclavitud. 

GENESIS 3:1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?

GENESIS 3:4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. 

NO PODEMOS SEPARAR LA TENTACIÓN DEL PENSAMIENTO Y EL DESEO

La serpiente sembró pensamientos mentirosos en Eva. Primero, tergiversó mandato de Dios en cuanto al fruto prohibido. Con su cuestionamiento, el enemigo plantaba duda en el corazón de ella. Luego contradijo totalmente la Palabra de Dios. Y después de esto, acusó a Dios de mala voluntad, de no querer compartir el conocimiento del bien y el mal. Además de esto, el engaño de la serpiente le prometía a Eva una falsedad. Al comer del fruto ellos iban a conocer el bien y el mal, pero nunca como Dios. 

No es casualida que la primera tentación tuviera que ver con un elemento que afectaría la mente humana; la ciencia del bien y del mal.

Cuando no renovamos nuestra mente, nosotros también corremos el riesgo de caer en el engaño de Satanás. 

2 CORINTIOS 11:3 Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.

Vemos aquí que el enemigo usa su astucia para engañar a los hijos de Dios. En este texto, la palabra sentidos es otra traducción del vocablo noema (mente). Esto significa que Satanás trata de desviar la mente, percepción o pensamiento del cristiano con su engaño.

2 CORINTIOS 11:3 Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis;

Una mente renovada no tolera la falsedad. Note que la exhortación de Pablo a la iglesia tenía que ver con su pasividad mental. Los corintios recibían todo tipo de mensaje o enseñanza sin questionar la doctrina que escuchaban. 

Debemos tener cuidado con lo que escuchamos para que nuestro entendimiento no se desvíe.

LA MENTE ES EL ÓRGANO HUMANO MÁS ATACADO POR LAS HUESTES DE LAS TINIEBLAS

Cuando el enemigo provoca a alguien a hacer mal, tiene que introducirse a traves de los pensamientos. 

JUAN 13:2 Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase,

26 Respondió Jesús: A quien yo diere el pan mojado, aquél es. Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simón. 27 Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto.

Esta escritura revela el progreso de la caída de Judas Iscariote. Primero, el diablo sembró el pensamiento en su corazón. Es decir, su hombre interior. Cuando Judas cedió a ese malvado pensamiento, entonces Satanás entró en él.

En la parábola del sembrador, el Señor Jesucristo revela el poder de su palabra y como el enemigo lucha por sacarla de allí.

LUCAS 8:5 El sembrador salió a sembrar su semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada, y las aves del cielo la comieron.

LUCAS 8:11 Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios. 12 Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven.

Nadie puede creer en el evangelio sin recibir la fe que proviene por el oír, y el oír por la palabra de Dios. Es la razón por la que Satanás ciega la mente de los incrédulos para que no les resplandezca la luz del evangelio.

GUERRA ESPIRITUAL EN LA MENTE

Castle, Fortress, Building, Old, Tower, Architecture

2 CORINTIOS 10:3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,  

Aunque estamos en un cuerpo de carne, nuestra guerra no es carnal sino espiritual. Por lo tanto, las armas que utilizamos deben ser espirituales. La palabra fortaleza, del griego ochyrōma, se refiere a todo aquello en lo que uno se basa: argumentos y razonamientos mediante los cuales un litigante intenta fortalecer su opinión y defenderla contra su oponente.       

2 CORINTIOS 10:5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,

Argumentos – Gr. logismos, que también se puede traducir también como razonamiento, juicio, decisión: como el que pasa la conciencia.

Como soldados en el ejército de Dios, nuestra misión es derribar todo razonamiento, argumento y filosofía contrarios a la palabra de Dios. Debemos llevar cautivo todo pensamiento que se levanta contra el conocimiento de Dios en el nombre de Jesús.

Para ser eficaces en cada batalla mental, y para ministrar a las mentes cautivas, necesitamos escuchar el consejo de Dios.                                        

PROVERBIOS 20:18 Los pensamientos con el consejo se ordenan; Y con dirección sabia se hace la guerra.

Si deseas ser victorioso en la guerra espiritual, debes ordenar los pensamientos con el consejo de Dios y seguir la dirección del Espíritu Santo.

El que desea ser victorioso en la guerra espiritual debe ordenar sus pensamientos con el consejo de Dios, y seguir la dirección del Espíritu Santo en cada batalla.

three pupas

ROMANOS 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

No se conformen – Gr. syschēmatizō, o sea, no adapten su mente y su carácter al patrón o modelo de este mundo. Al contrario, transfórmense (Gr. metamorphoō) mediante la renovación de sus mente.

La renovación del entendimiento nos permitirá comprobar o examinar cuál es la perfecta voluntad de Dios para nuestras vidas.

LA GRACIA Y MISERICORDIA DE DIOS

2 Juan 1:3 Sea con vosotros gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo, Hijo del Padre, en verdad y en amor.

Si no fuera por la gracia y la misericordia de Dios nadie podría ser salvo. Sin embargo, ¿cuántos de nosotros toma tiempo para meditar en la importancia de estas dadivas divinas y para ser agradecidos con Dios?

Ignorar la gracia y la misericordia de Dios trae varias consecuencias. Primero, nos hace caer en altivez y religiosidad. De pronto nos creemos mejores que los demás. Segundo, nos hace olvidar el moarNo solo olvidamos la gracia y misericordia de Dios hacia nosotros, también hacia los demás.En otros casos dudamos del amor de Dios hacia nosotros.

Cuando una vida viene al Señor, a veces decimos aceptar a esa persona a pesar de su pasado. Pero con nuestros hechos mostramos un prejuicio hacia aquellos que consideramos aun indignos de recibir nuestro amor y aceptación. Esto ocurre cuando olvidamos cuantos faltas y pecados el Señor nos perdonó y nos perdona aún cada día.

Al no valorar la gracia y la misericordia de Dios hacia nosotros, nuestra alabanza y adoración es debilitada. El Señor Jesús dijo: “al que se le perdona poco, poco ama; y al que se le perdona mucho, mucho ama.” Ojala todos estemos conscientes de que a todos nosotros se nos ha perdonado mucho. Y todo esto por su gracia y misericordia.

Gracia

En la Biblia, la palabra “gracia” tiene varios significados o aplicaciones. Segun el diccionario Vine, la palabra hebrea janan (gracia) significa “ser misericordioso, considerado; favorecer.” Por lo general, este término sugiere un “favor” que se hace, a menudo inesperado e inmerecido. Janan puede expresar “generosidad”, un regalo del corazón (Sal. 37.21).

En el griego, el término gracia (caris) tiene viarias: a) objetivo, aquello que otorga u ocasiona placer, delicia o causa una actitud favorable; se aplica por ej., a la belleza o a la gracia de la personalidad (Lc. 2.40); sus actos (2 Co. 8.6), o manera de hablar (Lc. 4.22). b) subjetivo: 1) por parte del otorgador, la disposición amistosa de la que procede el acto bondadoso, gracia, bondad, buena voluntad. 2) por parte del receptor, una conciencia del favor recibido, un sentimiento de gratitud (p. ej., Ro. 6.17: “gracias”). c) en otro sentido objetivo, el efecto de la gracia, el estado espiritual de aquellos que han experimentado su ejercicio, bien sea: 1) un estado de gracia (p. ej., Ro. 5.2; 1 P 5.12), o 2) una prueba de ello en los efectos prácticos, actos de gracia (p. ej., 1 Co. 16:3).

Misericordia

En el hebreo, misericordia (jesed) significa “bondad; amor constante; gracia; misericordia; fidelidad; devoción.” Este vocablo se usa 240 veces en el Antiguo Testamento. Según el Diccionario Vine, no hay una sola palabra en castellano que capas de captar los matices del original. La frase que tal vez más se aproxima es “amor constante.” En griego, eleos “es la manifestación externa de la compasión; da por sentado la necesidad en aquel que la recibe, y recursos adecuados para afrontar la necesidad de parte de aquel que la recibe.

Me gusta como en la pagina de Internet “Acts17-11.com” definen la misericordia al compararla con la gracia.

  • 1) La misericordia — no recibir lo merecido (castigo)/castigo suspendido.
  • 2) La gracia — obtener algo que no mereces/favor inmerecido.

Quiero hablar en detalles acerca de cada una de estas palabras.

La Palabra de Dios nos muestra como recibimos la justificación. La justificación es Dios haciéndonos justos y esto lo recibimos por su gracia (Ro. 3:24). Es regalo de Dios, no podemos ganarlo con nuestras obras. Isaías declara que nuestras justicias son como trapo de inmundicia (Is. 64:6). Muchos de nosotros después de haber recibido la salvación no entendemos el valor de ella y el significado de la justificación.

Es como un criminal que siendo culpable de los crímenes mas horribles, sin merecer misericordia ni perdón, de pronto sea perdonado por el juez. Pero este perdón no viene de gratis, alguien tiene que pagar. Porque la justicia debe ser satisfecha. Entonces, como puede el juez perdonar a este criminal y a la vez satisfacer las demandas de la justicia. El juez, en un acto de amor tan profundo por el culpable, decide sentenciar a su hijo, el cual también se ha entregado por amor. El Padre y el Hijo junto al Espíritu Santo están envueltos en la obra de la Salvación del hombre.

En Juan 3:16 se nos explica porque Dios hace esto. “Porque de tal manera…”, es decir, tan grande fue su amor por nosotros que dio a su hijo único. Aunque no somos salvos por obra hay algo que nos toca hacer. Jesús dijo: “Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.” El Padre dio a su Hijo, pero el beneficio del perdón lo reciben los que creen en él. Juan 1:16-17 declara: “Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia. Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.”

Efesios 2:4 dice que Dios es rico en misericordia. El Salmo 57:10 dice: “Porque grande es hasta los cielos tu misericordia, y hasta las nubes tu verdad.” En estas palabras recibimos revelación de lo abundante que es la misericordia de Dios.

Cuando meditamos en esto, que mas podemos hacer sino alabar y glorificar al Señor. Debemos ser conscientes de cuan paciente y misericordioso es Dios para con nosotros. Solo nos queda decir, “Señor, muchas gracias.”

LA NECESIDAD DE OBREROS

¿ Sabía usted que desde el nacimiento de la iglesia, siempre ha habido falta de más obreros que trabajen para Dios?

36 Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. 37 Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. 38 Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies. Mateo 9:36-38

Este ruego al Señor de la mies, no era para los creyentes del tiempo de Cristo solamente. Hoy más que nunca la Iglesia debe pedir con fervor que Dios levante una nueva generación de obreros y líderes llenos del Espíritu Santo.

La necesidad de hombres y mujeres preparados para el ministerio nos debe motivar a preparar obreros que continúen pasando la antorcha del Evangelio hasta cumplir con la gran comisión (Mateo 28:19-20).

Para capacitar correctamente a los hermanos que desean liderazgo, es importante definir qué es un líder. “El término “líder” proviene del inglés leader, y hace referencia a conducir, guiar, dirigir, dirigente o jefe.”

“Un líder es el individuo de un grupo que ejerce una mayor influencia en los demás, se le considera jefe o orientador, éste presenta la habilidad de convencer a otros de que trabajen con entusiasmo para lograr los objetivos definidos.

En la mayor parte de los grupos (partido político, religioso, sociedad, club deportivo, etc.) existe un líder, que se caracteriza por ocupar la posición más elevada dentro del grupo.” https://conceptodefinicion.de/lider/

Estas palabras nos muestran que el término líder no es el mejor para referirse a los que dirigen la obra de Dios. La Biblia enseña que los ministros están llamados a servir, no a jefear la grey del Señor.

Jesús, nuestro modelo

Simon Peter said to Him, ‘Lord, wash not only my feet, but also my hands and my head!’ Jesus replied, ‘The one who has bathed needs only to wash his feet, but is completely clean. – Slide 9

Filipenses 2:5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

En estos versículos encontramos que aún el Hijo de Dios tuvo que humillarse para poder servir al Padre, y salvar la raza humana. El versículo cinco dice que en Jesús hubo un sentir. En otras palabras, tuvo una actitud de humildad que le permitió tomar la forma de siervo, humillandose hasta lo maximo, y haciéndose un poco menor que los ángeles que había creado.

No podremos ser líderes efectivos si nuestro deseo es la grandeza. Cuando Santiago y Juan le pidieron a Jesús el poder sentarse a su derecha e izquierda cuando venga su Reino, el Señor les enseñó cómo se obtiene la verdadera grandeza.

Mateo 20:26 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, 27 y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; 28 como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

Los pensamientos de Dios son más altos que los del hombre. Para el hombre, solo los que han adquirido poder y renombre son grandes. Pero para Dios, los quebrantados y humildes de espíritu son dignos de estar en su presencia.

sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba, se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. Juan 13:3-5

Uno de los momentos más preciosos en las Escrituras, es cuando el Señor Jesucristo le lavó los pies a sus discípulos. Se han escrito tantos libros y comentarios de ese momento, pero a pesar de esto, cuán difícil es apreciar lo que hizo nuestro Señor.

El versículo tres es tan impactante, porque revela qué pensaba Cristo antes de quitarse su manto, y ceñirse la toalla. Él tuvo estos tres pensamientos: 1) sabía que el Padre le había entregado todo, 2) que había salido de Dios, y 3) que pronto iba a estar con Dios.

Sus pensamientos revelan su seguridad en su identidad. Esa seguridad le permitía servir a sus siervos y lavar sus pies sin aferrarse a su posición de autoridad sobre ellos. ¡Qué gran ejemplo de humildad en el liderazgo!

Mi Deseo

He sido movido a escribir esta entrada por un deseo ardiente en mi corazón. Mi deseo es concientizar a los creyentes acerca de la necesidad de obreros en la iglesia del siglo 21.

Quiero ver un despertar en la juventud cristiana. Que el Espíritu Santo encienda una llama que los mueva a buscar su presencia, y que prediquen el Evangelio con fervor.

Únete a esta oración.