MATEO 24:29-30

Sun_and_Moon

E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.

En estas palabras el Señor Jesús, nos enseña acerca de las señales del tiempo del fin, y de su venida visible a la tierra. La expresión clave aquí es, “después de la tribulación de aquellos días…” Es decir, la gran tribulación.

Ya que el versículo treinta habla de su venida visible en gloria, podemos conectar este texto con Apocalipsis 1:7 y 19:11. En estos versículos dice que cuando él regrese en las nubes todo ojo le verá, que vendrá para pelear en la batalla de Armagedón, y para rescatar al remanente de judíos que queden en Israel. 

Cuando se trata del estudio de la escatología, debemos ver las profecías bíblicas como las piezas de un gran rompecabezas diseminadas entre los 66 libros de la Biblia. Cuando juntamos las piezas del rompecabezas, logramos ver parte del cuadro o imagen que Dios quiere que veamos. 

En Mateo 24:31 encontramos una pieza que podemos colocar con Apocalipsis 19:11. El Señor Jesús les declaró a sus discípulos que en el momento en que él aparezca en las nubes, con poder y gran gloria, sus ángeles serán enviados para recoger a sus escogidos de entre las naciones.

Muchos consideran que este versículo se refiere al rapto de la iglesia porque se menciona la expresión “voz de trompeta”, al igual que en 1 Tesalonicenses 4:16. Sin embargo, esa escritura nos muestra que el arrebatamiento de la iglesia es un evento que ocurrirá en secreto, mientras que la venida del Señor en Mateo 24:30 será visible a todo el mundo. 

Además de esto, los creyentes seremos arrebatados en un abrir y cerrar de ojos, no tomados por los ángeles. Así que la pregunta es, ¿quiénes son los escogidos que serán recogidos el día de su venida? 

Aunque el texto no lo especifica claramente, es posible que esto se refiera a aquellos judíos que quedarán después de la gran tribulación. En algunos casos, el término “escogidos” es utilizado en las Escrituras para referirse solamente a Israel. 

En Apocalipsis 12 el Señor le reveló al apóstol Juan que durante los años de la gran tribulación habrá un remanente judío que será escondido y preservado por Dios. Así que, Mateo 24:31 nos muestra que cuando el Señor regrese a la tierra, estos judíos serán de los primeros que el Señor ha de reunir el día de su venida. 

SEÑALES DEL TIEMPO (vs. 32-34)

En el versículo 32, Jesús les recuerda a sus discípulos que así como ellos en lo natural podían percibir el tiempo del verano, también en el aspecto profético debían velar por las señales de su venida. 

autumn-fig-fig-tree-fruit-leaves

En el versículo 34 el Señor pronunció unas palabras que a través de los años han causado mucho debate en el campo de la escatología. “De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.” Vs. 34.

La pregunta que todos se hacen es: ¿de cuál generación estaba hablando Cristo?

El debate está entre aquellos que creen que todas las profecías de Mateo 24 ya se cumplieron en el pasado, y que los versículos que hablan de fenómenos y señales sobrenaturales antes de la venida del Señor, son simplemente alegorías y simbolismos en el discurso de Cristo. 

Por esto, ellos consideran que la expresión “esta generación” se refiere a la gente del tiempo de Cristo.

Mientras que los del otro lado creen que Mateo 24 se ha cumplido en parte, pero que las profecías que tienen que ver con el tiempo de la gran tribulación y la venida de Cristo aún faltan por cumplirse. 

Los de este grupo interpretan que en ese momento el Señor estaba hablando de la generación de judíos que van a ver las señales proféticas anunciadas aquí. 

Creo que si leemos cuidadosamente este texto vamos a reconocer que dentro de él hay información que no se puede aplicar a los judíos del primer siglo, sino que estas palabras están destinada para un tiempo futuro. 

LOS DÍAS DE NOÉ (vs. 35-39)

Ahora bien, aunque podemos reconocer el tiempo del fin al observar el cumplimiento de sus profecías, el Señor advierte que nadie sabe el día ni la hora, ni siquiera los ángeles de los cielos.

Una de las señales del tiempo del fin y de la venida del Señor “son los días de Noé.” ¿Qué ocurrió en los días de Noé? 

En ese tiempo la gente estaba viviendo sumergida en la maldad y la violencia (Gn. 6:5), y dice el Señor que no entendieron hasta que fue demasiado tarde para ellos. Lo mismo ocurrirá en la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Ahora bien, como dije antes, hay momentos en que el Señor describe algunos de los eventos proféticos sin seguir un orden cronológico. En el próximo versículo Jesús describe qué ocurrirá cuando el regrese a la tierra, y por los detalles que él da, parece estar hablando del rapto de la iglesia. 

Mateo 24:40 Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. 41 Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada. 42 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.

Es este tipo de información que ha provocado muchas interpretaciones y desacuerdos en cuanto al tiempo del arrebatamiento de la iglesia. Si tratamos de armonizar todas las profecías de este capítulo y crear una línea cronológica de los eventos del fin, encontraremos dificultades como estas dentro del capítulo.  

Esta es la razón de que muchos vean Mateo 24 como un conjunto de profecías que no se deben encasillar en un orden cronológico, sino verlas como bloques informativos de los días postreros.

Observemos la importancia del versículo 44 para los creyentes de todos los tiempos.

Mateo 24:44 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. 

EL SIERVO FIEL Y PRUDENTE (vs. 45-51)

Después de exhortar a los creyentes a estar preparados para el día de su venida, el Señor Jesús llama a sus siervos a permanecer fieles hasta el fin.

Como siervos de Dios, hemos sido encargados de llevar a cabo su obra en la tierra hasta que él vuelva. La obra de Dios consiste en ganar almas para el reino de los cielos. Lo que quiere decir que mientras esperamos por su regreso, debemos mantenernos ocupados en el avance del evangelio de salvación.

Pero si en vez de estar trabajando para Dios, nos envolvemos en el pecado y la maldad de este mundo, estaremos en peligro de ser sorprendidos en aquel día estando en rebeldía contra Dios. 

El Señor vendrá en el momento en que no esperamos, pero si vivimos rectamente para nuestro Dios no hay por qué temer el día en que venga por nosotros. 

JUDAS 1:14-15

4798980267_cc43b60f63_b

14 De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares,
15 para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él.

En estos versículos Judas expone una profecía concerniente a la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo, y el juicio que él traerá sobre los apóstatas en el tiempo del fin. Sin lugar a dudas, lo que Judas nos revela aquí es de suma importancia en el campo de la escatología, pero ha habido mucho debate y controversia en cuanto a cuál fue su fuente de información. Es decir, ¿de qué libro o escrito sacó Judas esta profecía? 

Judas nos dice que la profecía fue dada por Enoc, séptimo desde Adán.  ¿Quién fue Enoc? La Biblia nos dice muy poco acerca de este varón de Dios. En Génesis 5 está la genealogía de los descendientes de Adán en donde se menciona brevemente a este personaje.

Génesis 5

21 Vivió Enoc sesenta y cinco años, y engendró a Matusalén. 22 Y caminó Enoc con Dios, después que engendró a Matusalén, trescientos años, y engendró hijos e hijas. 23 Y fueron todos los días de Enoc trescientos sesenta y cinco años. 24 Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.

Así que Enoc fue un hombre que vivió tan cerca de Dios en su comunión y devoción, que Dios decidió llevárselo a una edad temprana en su vida. Sí, es verdad que era de 365 años de edad cuando fue llevado, pero en su tiempo los hombres vivían por más de 800 y 900 años de edad. 

Su secreto estuvo en que diariamente él caminaba con Dios. El caminar se refiere a la comunión que tuvo con Dios aún en las decisiones y acciones que tomaba en la vida. Enoc no dejaba de meditar en Dios aún cuando estaba envuelto en sus oficios personales y los de su familia.

Hebreos 11:5 nos dice la causa principal por la que Enoc fue traspuesto o “trasladado” en vida.

Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios.

No sabemos a donde se lo llevó Dios porque la Biblia no lo dice, pero esta palabra nos muestra que actualmente, donde quiera que esté, Enoc está vivo.

Aunque la Biblia no nos revela ninguna de las palabras emitidas por este siervo de Dios mientras caminó sobre la tierra, hay un libro que lleva su nombre y pretende ser su obra profética. El libro de Enoc fue un manuscrito bien conocido en la antiguedad, pero desapareció del medio ambiente religioso después de haber sido rechazado por la iglesia del siglo 4to.

No hay ninguna evidencia bíblica que indique que Enoc haya escrito este o cualquier otro libro. De hecho, el libro de Enoc es una colección de varios volúmenes escritos en diferentes fechas, por varios autores, y mucho tiempo después de Enoc.

Hay tres versiones del libro, pero la primera versión, también conocida como “El Enoc Etíope” fue editado probablemente en el siglo I de nuestra era, y consta de varias partes escritas entre los siglos III a. C. y I d. C.

Hay muchos que consideran que el libro de Enoc no debió ser excluido del canon, especialmente porque Judas hace mención de su profecía en el capítulo 1. También hacen notar las profecías mesiánicas que se encuentran en el libro, especialmente el uso del título “Hijo del Hombre.”

Pero la fecha de su redacción no es la única razón por la que el libro de Enoc fue excluido del canon de la Santa Biblia. También está el hecho de que el libro contradice la palabra de Dios en varias ocasiones, y dentro de sí mismo se encuentran varias contradicciones.

Un artículo publicado por Zach Anderson nos da varios ejemplos de esas contradicciones:

http://ultrafree.org/articles/Book_of_Enoch_Examined.pdf

El clima-prediluviano – 1 Enoc 2:3 “He aquí el verano y el invierno, como toda la tierra está llena de agua, y nubes y el rocío y la lluvia se encuentran sobre ella.

Enoc fue abuelo de Noé y la Biblia nos dice que antes del diluvio no llovía sobre la tierra, sino que un vapor cubría la faz de la tierra (Génesis 2:5-6).

Oración a los ángeles – Enoc 9:1-3 habla de hombres que ruegan a los ángeles (Miguel, Uriel, Rafael, y Gabriel), pidiéndoles “llevar nuestra causa ante el Altísimo” casi de la misma manera que los Católicos rezan a los santos, como María.

En lugar de reprenderlos por solicitarle a alguien que no sea Dios, ellos  pasan la oración a Dios como mediadores en versos 4-11. Véase Col. 2:18 y Ap. 22: 8-9. Los ángeles divinos reprenden tal idolatría y falsa adoración.

Errores cronológicos – Además, no podemos ignorar el hecho de que 1 Enoc 60: 1 menciona “el año quinientos (500), en el séptimo mes, a los catorce días del mes en la vida de Enoc. Los “días de Enoc, como cualquier estudiante de la Biblia sabe, ascendieron a sólo 365 años. “Y todos los días de Enoc trescientos sesenta y cinco años” (Gen 5:23).

Curiosamente, en 2 Enoc 1: 1, el autor paradójicamente afirma haber “completado de todos los años de mi vida trescientos sesenta y cinco años. “Sin embargo, en el mismo verso, comete el grave error de afirmar que su hijo Matusalén nació cuando él era de 165 de edad: “cuando se terminó  mi año 165, yo engendré a mi hijo Mathusal.” De alguna manera, se añadieron 100 años a la cifra correcta de 65 años: “Y vivió Enoc sesenta y cinco años, y engendró a Matusalén” (Gen 5:21).

El ángel mediador – 1 Enoc 40: 9 nos dice que un ángel llamado Fanuel “se sitúa sobre el arrepentimiento a la esperanza de los que heredan la vida eterna. “Afortunadamente, el verdadero cristiano sabe que “hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús; que se dio a sí mismo en rescate por todos, para ser testimonio a su debido tiempo ” (1 Tim 2: 5-6). Vease Hechos 4:12.

DIOS REVELA COSAS SECRETAS

Existen otras contradicciones que podríamos citar, pero estas sirven como pruebas de que el libro de Enoc no es inspirado por Dios, y que debemos evitar los errores doctrinales que surgen de él.

Pero si esto es así, ¿por qué Judas cita este libro en su epístola?

En primer lugar, Judas no nos dice que está citando el libro de Enoc. Esta es una suposición que tomanos ya que el texto del libro de Enoc es casi idéntica a la cita de Judas 1:14.

Pero creemos que así como Dios le reveló a Moisés los acontecimientos del Génesis, comenzando con la creación, pudo también revelarle a Judas la profecía de Enoc. Pablo citó unas palabras de Cristo que no están registradas en los evangelios. En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir (Hechos 20:35).

En la profecía que Judas ha citado se anuncia la segunda venida de Cristo cuando venga en gloria junto a millares de ángeles y de los santos redimidos. Es asombroso saber que ya en el libro de Génesis, antes del diluvio que destruyó la humanidad de ese tiempo, Dios le estaba mostrando a Enoc el día que Cristo volverá para traer juicio a las naciones y reinar sobre la tierra.

En Apocalipsis 19:11-21 Dios le reveló al apóstol Juan cómo será el momento cuando nuestro Señor Jesucristo venga en las nubes para pelear la batalla de Armagedón. En ese día nuestro Señor Jesucristo va a pelear contra la Bestia, conocido también como el Anticristo, y todos sus ejércitos.

El comentario de Matthew Henry nota la frecuencia de la palabra “impío” en el versículo 15. “ Para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él.”

Después de que el Anticristo y los ejércitos de las naciones sean derrotados, el Señor va a traer su justicia a la tierra y establecerá su trono en Jerusalén en por mil años.

El mensaje que Judas está dando es una advertencia para todo aquel que se rebela contra Dios y cae en el error de enseñar otro evangelio. Las consecuencias de tal rebelión será tener que enfrentar la ira del Cordero en su venida.

 

Daniel 11 2da parte

 

ancient battle

En la primera parte del capítulo 11, desde versículo 1 al 35, vimos una cronología de los reyes que gobernaron a Persia y Grecia en el período intertestamentario. Ese período fue el espacio de tiempo que hubo entre el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento; lo que muchos llaman “los 400 años de silencio.”

Desde el versículo 36 en adelante, el ángel continúa con la revelación tocante a Antíoco Epífanes, el cruel perseguidor de los judíos. Pero el lenguaje que utiliza en estos versículos nos indica que ahora la profecía también se refiere a un personaje diferente. Esta parte del capítulo se puede considerar como una profecía de doble referencia.

Es importante recordar que Antíoco Epífanes es el “cuerno pequeño” de Daniel 8:9-11. En ese capítulo se habla de cuatro cuernos que surgen en el imperio griego, refiriéndose a los cuatro generales de Alejandro Magno. En los simbolismos de las visiones proféticas, el cuerno representa a un rey.

Antíoco era considerado un cuerno pequeño porque no tuvo la gloria y poderío de los reyes anteriores, pero las acciones que tomó contra el pueblo judío y su santuario, lo hacen un personaje importante en las Escrituras, siendo reconocido como un tipo del anticristo.

Es por esto que parte de la profecía de Daniel capítulo 11 no se puede aplicar a Antíoco Epífanes, ya que él no hizo todos los actos mencionados aquí. Mas bien, encontramos una profecía que señala al anticristo, conocido también como “el hombre de pecado.”

La soberbia y blasfemia del anticristo

Y el rey hará su voluntad, y se ensoberbecerá, y se engrandecerá sobre todo dios; y contra el Dios de los dioses hablará maravillas, y prosperará, hasta que sea consumada la ira; porque lo determinado se cumplirá. Daniel 11:36

Lo que dice este versículo se puede aplicar a Antíoco, pero sin lugar a dudas, el anticristo es el individuo en quien esta palabra se cumplirá plenamente. Apocalipsis 13:5 nos dice que la bestia hablará grandes cosas y blasfemias.

Además de esto, los siguientes versículos continúan describiendo otras acciones que solo pueden atribuírseles al hombre de pecado.

“Del Dios de sus padres no hará caso, ni del amor de las mujeres; ni respetará a dios alguno, porque sobre todo se engrandecerá.” Daniel‬ ‭11:37‬ ‭

Sabemos que Antíoco Epífanes fue un rey gentil, hijo de padres idólatras que no conocían a Jehová. Así que, esta expresión posiblemente nos está dando un indicio acerca del origen del anticristo. Algunos consideran que la expresión “Dios de sus padres”, indica que él será de origen judío. Mientras que otros creen que él surgirá del cristianismo apóstata. La realidad es que no tenemos más información al respecto.

La expresión que indica que no hará caso del “amor o deseo de las mujeres”, hace pensar que el Anticristo será homosexual. Aunque no se debe descartar la posibilidad de que este sea el caso, debemos señalar que esta expresión en el hebreo puede ser una alusión que tiene que ver con el Mesías.

En otras palabras, las mujeres judías en su virginidad deseaban ser madre del Mesías prometido. Por lo tanto, es posible que el deseo de las mujeres que se menciona aquí, se esté refiriendo a ese anhelo de las mujeres judías por cargar en su vientre al Deseado de las naciones.

Otra de las acciones del futuro dictador es que tampoco respetará a ningún dios, porque él se engrandecerá sobre todo dios. En él estará el mismo orgullo que llevó a Satanás a engrandecerse y sublevarse contra Dios.

Enfoque en el poder militar

“Mas honrará en su lugar al dios de las fortalezas, dios que sus padres no conocieron; lo honrará con oro y plata, con piedras preciosas y con cosas de gran precio.” Daniel 11:38

Aunque él no respetará a ningún dios, se menciona una excepción. Pero no se sabe exactamente cual es el “dios de las fortalezas.” Algunos piensan que puede referirse a que el anticristo se concentrará en gastar todos sus recursos en proyectos militares, con el fin de dominar a toda la población mundial.

‭‭“Con un dios ajeno se hará de las fortalezas más inexpugnables, y colmará de honores a los que le reconozcan, y por precio repartirá la tierra.” Daniel‬ ‭11:39‬

En la historia de los imperios pasados han existido grandes conquistadores militares como los son Alejandro Magno, Ciro, Gengis Khan, entre otros. Todos estos hombres lograron grandes hazañas por su sagacidad y liderazgo. Sin embargo, no podemos ignorar el factor espiritual detrás del éxito de ellos.

Como aprendimos en Daniel capítulo 10, detrás de los imperios del mundo hay “príncipes” del mundo espiritual que influyen en los sucesos de las naciones. Pues con el poder satánico que tendrá a su favor, la Bestia va a conquistar las fortalezas más impenetrables del mundo.

Algunos reyes se le opondrán

“Pero al cabo del tiempo el rey del sur contenderá con él; y el rey del norte se levantará contra él como una tempestad, con carros y gente de a caballo, y muchas naves; y entrará por las tierras, e inundará, y pasará.” Daniel‬ ‭11:40‬ ‭

Un punto interesante acerca del anticristo es que aunque las naciones lo reciben como el gran líder que el mundo esperaba, más adelante habrán algunos que se rebelen contra él. En el versículo 40 se habla de dos reyes, pero en Apocalipsis se nos revela que de los diez cuernos o reyes que le entregan el reino, habrán tres que serán arrancados delante de él.

“Entrará a la tierra gloriosa, y muchas provincias caerán; mas éstas escaparán de su mano: Edom y Moab, y la mayoría de los hijos de Amón.” Daniel‬ ‭11:41‬

Después de su victoria sobre el rey del sur y el rey del norte, el anticristo pondrá su atención hacia el territorio de Israel, y los pueblos que le rodean. Pero las provincias que escaparán, Edom, Moab, y la mayoría de los hijos de Amón, en la actualidad comprenden el territorio de la nación de Jordania.

Muchos creen que Dios no le permitirá dominar esa región porque Petra está ubicada allí. Esta es la ciudad montañosa donde se cree se va a refugiar el remanente judío para protegerse del Anticristo en los últimos días de la gran tribulación. (Apocalipsis 12:14)

Cristo les dijo a sus discípulos que cuando los que estuvieren en Judea viesen la abominación desoladora en el lugar santo, entonce deberán huir a los montes. No sabemos cómo Dios le impedirá al anticristo dominar ese territorio, pero como es Dios Omnipotente, sabemos que él tiene muchas formas de llevar a cabo su propósito.

Saqueo de algunas naciones

Exenderá su mano contra las tierras, y no escapará el país de Egipto. Y se apoderará de los tesoros de oro y plata, y de todas las cosas preciosas de Egipto; y los de Libia y de Etiopía le seguirán.” Daniel‬ ‭11:42-43‬

“Pero noticias del oriente y del norte lo atemorizarán, y saldrá con gran ira para destruir y matar a muchos.”‭‭ Daniel‬ ‭11:44

No se nos da más información acerca de las noticias que lo atemorizarán; solo existen especulaciones.

Su palacio en el monte de Sión

‭“Y plantará las tiendas de su palacio entre los mares y el monte glorioso y santo; mas llegará a su fin, y no tendrá quien le ayude.”‭‭ Daniel‬ ‭11:45‬ ‭

La bestia pondrá su palacio entre el Mar Mediterráneo y el amar muerto, en el monte de Sión. En 2 Tesalonicenses 2:4 dice que el Anticristo se sentará en el lugar santo del templo haciéndose pasar como Dios. Aunque ahora mismo los judíos no tienen su templo, esta profecía confirma que algún día tendrá que ser reedificado.

El versículo 45 concluye anunciando cual será el final del hijo de perdición. Cuando él tenga que enfrentarse al Rey de reyes y Señor de señores, el anticristo sentirá por primera vez lo que es sentirse solo y sin esperanza. Nadie podrá ayudarle a escapar de la justicia y de la ira del Cordero.