RENOVANDO NUESTRA MENTE

Creativity and brain function growth. Creativity growth, better using brain function and memory improvement concept. Creativity growth represented by tree looks royalty free stock images

ROMANOS 12:2  

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Desde el principio de la creación, las fuerzas de las tinieblas han atacado la mente humana con el fin de engañar y destruir la humanidad. Para lograr este objetivo, Satanás lanza su ataque inyectando pensamientos mentirosos que contradicen la Palabra de Dios.

Después de la caída de Adán y Eva, la mente humana cayó de su posición de luz y liberta espiritual a oscuridad y esclavitud. No fue hasta que recibimos nueva vida en Cristo, que la palabra de Dios liberó e iluminó nuestras mentes. Esa liberación inició un proceso de transformación en los creyentes. Pero para que este proceso de transformación continúe, necesitamos renovar nuestras mentes todos los días. 

Antes de continuar con nuestro estudio, hay que señalar que la renovación mental es para el creyente, pero la liberación es para el inconverso.

COLOSENSES 1:21 dice,  Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado

Ahora bien, ¿qué entendemos por el término mente? ¿Cómo podemos definirla? 

El lexico griego define el vocablo nous como el intelecto, la mente (divina o humana; en pensamiento, sentimiento o voluntad); comprensión. Sinonimo: entendimiento.

En el Nuevo Testamento hay otra palabra griega para la mente: El vocablo noēma, que se significa percepción, un propósito o (por implicación) el intelecto, la disposición: – maquinación, mente, pensamiento.

Por lo tanto, cuando renovamos nuestra mente, nos enfrentamos a un cambio en el intelecto, el pensamiento, la voluntad y la comprensión.

¿Por qué es necesario que el creyente renueve su mente?

Como dije antes, desde el principio, el diablo ha atacado a los seres humanos en sus mente. Cuando Cristo entra a nuestro corazón y nacemos de nuevo, el enemigo no cambia sus tácticas contra nosotros. Satanás sabe que, para derrotar al creyente, necesita acceder y programar su mentalidad. 

Cuando descuidamos la alimentación espiritual de la Biblia, caemos en agotamiento mental y espiritual. Una mente cansada por las luchas y los ataques del enemigo puede permitir pensamientos desagradables a Dios. 

Los síntomas de una mente agotada espiritualmente son:

SÍNTOMAS DE UNA MENTE AGOTADA

Ideas confusas
Malos pensamientos
Imágenes impuras
Pensamientos depresivos
Divagaciones
Pensamientos incontrolables
Falta de concentración
Pensamientos de miedo
Pasividad mental

El hecho de que estos síntomas vengan a la mente no significa que estemos en la carne o espiritualmente atados. Recuerda que los espíritus malignos lanzan estos ataques desde el exterior, pero nos hacen creer que vienen de nuestro interior. 

Sin embargo, si no expulsamos los malos pensamientos y renovamos nuestra mente con la Palabra de Dios, nuestra mente podría caer en esclavitud. 

GENESIS 3:1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?

GENESIS 3:4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. 

NO PODEMOS SEPARAR LA TENTACIÓN DEL PENSAMIENTO Y EL DESEO

La serpiente sembró pensamientos mentirosos en Eva. Primero, tergiversó mandato de Dios en cuanto al fruto prohibido. Con su cuestionamiento, el enemigo plantaba duda en el corazón de ella. Luego contradijo totalmente la Palabra de Dios. Y después de esto, acusó a Dios de mala voluntad, de no querer compartir el conocimiento del bien y el mal. Además de esto, el engaño de la serpiente le prometía a Eva una falsedad. Al comer del fruto ellos iban a conocer el bien y el mal, pero nunca como Dios. 

No es casualida que la primera tentación tuviera que ver con un elemento que afectaría la mente humana; la ciencia del bien y del mal.

Cuando no renovamos nuestra mente, nosotros también corremos el riesgo de caer en el engaño de Satanás. 

2 CORINTIOS 11:3 Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.

Vemos aquí que el enemigo usa su astucia para engañar a los hijos de Dios. En este texto, la palabra sentidos es otra traducción del vocablo noema (mente). Esto significa que Satanás trata de desviar la mente, percepción o pensamiento del cristiano con su engaño.

2 CORINTIOS 11:3 Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis;

Una mente renovada no tolera la falsedad. Note que la exhortación de Pablo a la iglesia tenía que ver con su pasividad mental. Los corintios recibían todo tipo de mensaje o enseñanza sin questionar la doctrina que escuchaban. 

Debemos tener cuidado con lo que escuchamos para que nuestro entendimiento no se desvíe.

LA MENTE ES EL ÓRGANO HUMANO MÁS ATACADO POR LAS HUESTES DE LAS TINIEBLAS

Cuando el enemigo provoca a alguien a hacer mal, tiene que introducirse a traves de los pensamientos. 

JUAN 13:2 Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase,

26 Respondió Jesús: A quien yo diere el pan mojado, aquél es. Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simón. 27 Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto.

Esta escritura revela el progreso de la caída de Judas Iscariote. Primero, el diablo sembró el pensamiento en su corazón. Es decir, su hombre interior. Cuando Judas cedió a ese malvado pensamiento, entonces Satanás entró en él.

En la parábola del sembrador, el Señor Jesucristo revela el poder de su palabra y como el enemigo lucha por sacarla de allí.

LUCAS 8:5 El sembrador salió a sembrar su semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada, y las aves del cielo la comieron.

LUCAS 8:11 Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios. 12 Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven.

Nadie puede creer en el evangelio sin recibir la fe que proviene por el oír, y el oír por la palabra de Dios. Es la razón por la que Satanás ciega la mente de los incrédulos para que no les resplandezca la luz del evangelio.

GUERRA ESPIRITUAL EN LA MENTE

Castle, Fortress, Building, Old, Tower, Architecture

2 CORINTIOS 10:3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,  

Aunque estamos en un cuerpo de carne, nuestra guerra no es carnal sino espiritual. Por lo tanto, las armas que utilizamos deben ser espirituales. La palabra fortaleza, del griego ochyrōma, se refiere a todo aquello en lo que uno se basa: argumentos y razonamientos mediante los cuales un litigante intenta fortalecer su opinión y defenderla contra su oponente.       

2 CORINTIOS 10:5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,

Argumentos – Gr. logismos, que también se puede traducir también como razonamiento, juicio, decisión: como el que pasa la conciencia.

Como soldados en el ejército de Dios, nuestra misión es derribar todo razonamiento, argumento y filosofía contrarios a la palabra de Dios. Debemos llevar cautivo todo pensamiento que se levanta contra el conocimiento de Dios en el nombre de Jesús.

Para ser eficaces en cada batalla mental, y para ministrar a las mentes cautivas, necesitamos escuchar el consejo de Dios.                                        

PROVERBIOS 20:18 Los pensamientos con el consejo se ordenan; Y con dirección sabia se hace la guerra.

Si deseas ser victorioso en la guerra espiritual, debes ordenar los pensamientos con el consejo de Dios y seguir la dirección del Espíritu Santo.

El que desea ser victorioso en la guerra espiritual debe ordenar sus pensamientos con el consejo de Dios, y seguir la dirección del Espíritu Santo en cada batalla.

three pupas

ROMANOS 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

No se conformen – Gr. syschēmatizō, o sea, no adapten su mente y su carácter al patrón o modelo de este mundo. Al contrario, transfórmense (Gr. metamorphoō) mediante la renovación de sus mente.

La renovación del entendimiento nos permitirá comprobar o examinar cuál es la perfecta voluntad de Dios para nuestras vidas.

LAS BATALLAS MENTALES

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. (Romanos 12:2)

En su libro “El Hombre Espiritual”, Watchman Nee muestra el peligro de cederle lugar o bases a los espíritus malignos para que operen en la mente. Dice que la pasividad es la base más seria de todas. Cuando el hijo de Dios no usa su mente en la libertad que ha recibido a través del evangelio de Cristo, perderá esa libertad cayendo bajo el control del enemigo.

Según Nee, los síntomas de una mente pasiva son:

Pensamientos fulgurantes

Cuando una mente se ha sumido en la pasividad va a recibir muchos pensamientos inyectados desde fuera, nociones que son impuras, blasfemas o confusas. Aunque la persona rechaza las sugerencias del enemigo, se ve impotente para detenerlas. Los pensamientos que vienen a su mente son como un río impetuoso que no se puede detener.

Imágenes

Satanás también puede proyectar imágenes en la pantalla de la mente de un creyente. Algunos creyentes con mentes pasivas pelean con cosas horribles que le llegan a su mente. Algunas veces las imágenes que se ven pueden ser muy claras. Esto ocurre porque el creyente ha perdido el control de su imaginación.

Sueños

Hay sueños naturales y sobrenaturales. Sabemos que hay sueños que vienen de parte de Dios, pero a veces podemos catalogar un sueño como de origen divino cuando en realidad se origina en las fuerzas espirituales malignas. La mente pasiva puede recibir muchos sueños engañosos con el fin de traer confusión o temor.

Insomnio

La aflicción del insomnio tiene a veces causas naturales, y en casos especiales, Dios puede quitar el sueño de los santos para utilizarlos en la oración intercesora. Pero cuando la mente del creyente es pasiva, el enemigo usara el insomnio trayendo a la mente del hombre todo tipo de pensamiento para mantenerlo ocupado en lo carnal y causar en su cuerpo un desbalance químico. Esto causara que el creyente este desanimado, emocionalmente fuera de control, y siempre fatigado.

Olvidos

El ser privado del poder de la memoria es otra evidencia de pasividad en la mente. La persona en esa condición sufre de olvidos constantemente. Se olvida incluso de lo que acaba de hacer o decir.

Falta de concentración

No todo el mundo tiene el mismo poder de concentración, pero cuando la mente de alguien esta bajo el ataque del enemigo muchas veces pierde el poder de concentración mental. Algunos parecen totalmente impotentes para concentrarse cuando tratan de pensar, otros están mejor pero sus pensamientos se desvanecen por todas partes después de unos momentos de concentración sobre una cuestión particular. Especialmente durante los momentos de oración, lectura de la Biblia o escuchando los mensajes de los cristianos descubren que sus pensamientos van de un sitio a otro.

Inactividad

Cuando la mente del creyente es atacada arduamente pierde la capacidad de pensar. Cae casi enteramente en las manos de los espíritus malignos, de modo que él mismo ya no sirve para nada. La inactividad de este tipo discrepa claramente con el tipo ordinario. Si la mente de uno esta quieta puede ser activada cuando la persona quiere.

Vacilación

Cuando la mente de un creyente es dominada por los poderes enemigos sus pensamientos no son de fiar en modo alguno, puesto que la mayoría de ellos proceden de los espíritus malignos.

Locuacidad

Aquellos cuyas mentes están bajo el ataque de Satanás, con frecuencia evitan las conversaciones porque no pueden concentrarse para escuchar. Sin embargo, estas personas suelen ser muy locuaces. Sus cabezas están rebozando de tantos pensamientos que no pueden evitar tener su boca llena de palabras.

La obstinación

El que ha caído en la pasividad mental rehusa escucha cualquier razón o evidencia una vez ha hecho su decisión.

El síntoma de los ojos

Una mente que es pasiva y atacada por los espíritus malignos puede ser identificada por medio de los ojos. Los ojos del hombre revelan su mente mejor que cualquier otra parte del cuerpo.