JUDAS 1:14-15

4798980267_cc43b60f63_b

14 De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares,
15 para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él.

En estos versículos Judas expone una profecía concerniente a la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo, y el juicio que él traerá sobre los apóstatas en el tiempo del fin. Sin lugar a dudas, lo que Judas nos revela aquí es de suma importancia en el campo de la escatología, pero ha habido mucho debate y controversia en cuanto a cuál fue su fuente de información. Es decir, ¿de qué libro o escrito sacó Judas esta profecía? 

Judas nos dice que la profecía fue dada por Enoc, séptimo desde Adán.  ¿Quién fue Enoc? La Biblia nos dice muy poco acerca de este varón de Dios. En Génesis 5 está la genealogía de los descendientes de Adán en donde se menciona brevemente a este personaje.

Génesis 5

21 Vivió Enoc sesenta y cinco años, y engendró a Matusalén. 22 Y caminó Enoc con Dios, después que engendró a Matusalén, trescientos años, y engendró hijos e hijas. 23 Y fueron todos los días de Enoc trescientos sesenta y cinco años. 24 Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.

Así que Enoc fue un hombre que vivió tan cerca de Dios en su comunión y devoción, que Dios decidió llevárselo a una edad temprana en su vida. Sí, es verdad que era de 365 años de edad cuando fue llevado, pero en su tiempo los hombres vivían por más de 800 y 900 años de edad. 

Su secreto estuvo en que diariamente él caminaba con Dios. El caminar se refiere a la comunión que tuvo con Dios aún en las decisiones y acciones que tomaba en la vida. Enoc no dejaba de meditar en Dios aún cuando estaba envuelto en sus oficios personales y los de su familia.

Hebreos 11:5 nos dice la causa principal por la que Enoc fue traspuesto o “trasladado” en vida.

Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios.

No sabemos a donde se lo llevó Dios porque la Biblia no lo dice, pero esta palabra nos muestra que actualmente, donde quiera que esté, Enoc está vivo.

Aunque la Biblia no nos revela ninguna de las palabras emitidas por este siervo de Dios mientras caminó sobre la tierra, hay un libro que lleva su nombre y pretende ser su obra profética. El libro de Enoc fue un manuscrito bien conocido en la antiguedad, pero desapareció del medio ambiente religioso después de haber sido rechazado por la iglesia del siglo 4to.

No hay ninguna evidencia bíblica que indique que Enoc haya escrito este o cualquier otro libro. De hecho, el libro de Enoc es una colección de varios volúmenes escritos en diferentes fechas, por varios autores, y mucho tiempo después de Enoc.

Hay tres versiones del libro, pero la primera versión, también conocida como “El Enoc Etíope” fue editado probablemente en el siglo I de nuestra era, y consta de varias partes escritas entre los siglos III a. C. y I d. C.

Hay muchos que consideran que el libro de Enoc no debió ser excluido del canon, especialmente porque Judas hace mención de su profecía en el capítulo 1. También hacen notar las profecías mesiánicas que se encuentran en el libro, especialmente el uso del título “Hijo del Hombre.”

Pero la fecha de su redacción no es la única razón por la que el libro de Enoc fue excluido del canon de la Santa Biblia. También está el hecho de que el libro contradice la palabra de Dios en varias ocasiones, y dentro de sí mismo se encuentran varias contradicciones.

Un artículo publicado por Zach Anderson nos da varios ejemplos de esas contradicciones:

http://ultrafree.org/articles/Book_of_Enoch_Examined.pdf

El clima-prediluviano – 1 Enoc 2:3 “He aquí el verano y el invierno, como toda la tierra está llena de agua, y nubes y el rocío y la lluvia se encuentran sobre ella.

Enoc fue abuelo de Noé y la Biblia nos dice que antes del diluvio no llovía sobre la tierra, sino que un vapor cubría la faz de la tierra (Génesis 2:5-6).

Oración a los ángeles – Enoc 9:1-3 habla de hombres que ruegan a los ángeles (Miguel, Uriel, Rafael, y Gabriel), pidiéndoles “llevar nuestra causa ante el Altísimo” casi de la misma manera que los Católicos rezan a los santos, como María.

En lugar de reprenderlos por solicitarle a alguien que no sea Dios, ellos  pasan la oración a Dios como mediadores en versos 4-11. Véase Col. 2:18 y Ap. 22: 8-9. Los ángeles divinos reprenden tal idolatría y falsa adoración.

Errores cronológicos – Además, no podemos ignorar el hecho de que 1 Enoc 60: 1 menciona “el año quinientos (500), en el séptimo mes, a los catorce días del mes en la vida de Enoc. Los “días de Enoc, como cualquier estudiante de la Biblia sabe, ascendieron a sólo 365 años. “Y todos los días de Enoc trescientos sesenta y cinco años” (Gen 5:23).

Curiosamente, en 2 Enoc 1: 1, el autor paradójicamente afirma haber “completado de todos los años de mi vida trescientos sesenta y cinco años. “Sin embargo, en el mismo verso, comete el grave error de afirmar que su hijo Matusalén nació cuando él era de 165 de edad: “cuando se terminó  mi año 165, yo engendré a mi hijo Mathusal.” De alguna manera, se añadieron 100 años a la cifra correcta de 65 años: “Y vivió Enoc sesenta y cinco años, y engendró a Matusalén” (Gen 5:21).

El ángel mediador – 1 Enoc 40: 9 nos dice que un ángel llamado Fanuel “se sitúa sobre el arrepentimiento a la esperanza de los que heredan la vida eterna. “Afortunadamente, el verdadero cristiano sabe que “hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús; que se dio a sí mismo en rescate por todos, para ser testimonio a su debido tiempo ” (1 Tim 2: 5-6). Vease Hechos 4:12.

DIOS REVELA COSAS SECRETAS

Existen otras contradicciones que podríamos citar, pero estas sirven como pruebas de que el libro de Enoc no es inspirado por Dios, y que debemos evitar los errores doctrinales que surgen de él.

Pero si esto es así, ¿por qué Judas cita este libro en su epístola?

En primer lugar, Judas no nos dice que está citando el libro de Enoc. Esta es una suposición que tomanos ya que el texto del libro de Enoc es casi idéntica a la cita de Judas 1:14.

Pero creemos que así como Dios le reveló a Moisés los acontecimientos del Génesis, comenzando con la creación, pudo también revelarle a Judas la profecía de Enoc. Pablo citó unas palabras de Cristo que no están registradas en los evangelios. En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir (Hechos 20:35).

En la profecía que Judas ha citado se anuncia la segunda venida de Cristo cuando venga en gloria junto a millares de ángeles y de los santos redimidos. Es asombroso saber que ya en el libro de Génesis, antes del diluvio que destruyó la humanidad de ese tiempo, Dios le estaba mostrando a Enoc el día que Cristo volverá para traer juicio a las naciones y reinar sobre la tierra.

En Apocalipsis 19:11-21 Dios le reveló al apóstol Juan cómo será el momento cuando nuestro Señor Jesucristo venga en las nubes para pelear la batalla de Armagedón. En ese día nuestro Señor Jesucristo va a pelear contra la Bestia, conocido también como el Anticristo, y todos sus ejércitos.

El comentario de Matthew Henry nota la frecuencia de la palabra “impío” en el versículo 15. “ Para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él.”

Después de que el Anticristo y los ejércitos de las naciones sean derrotados, el Señor va a traer su justicia a la tierra y establecerá su trono en Jerusalén en por mil años.

El mensaje que Judas está dando es una advertencia para todo aquel que se rebela contra Dios y cae en el error de enseñar otro evangelio. Las consecuencias de tal rebelión será tener que enfrentar la ira del Cordero en su venida.

 

LA EPÍSTOLA DE JUDAS

Mientras más nos acercamos al cumplimiento del retorno de Cristo por su iglesia, se hace más necesario que atendamos al consejo de Dios para su pueblo en esta generación.

Una de las advertencias que nos dejó nuestro Señor Jesucristo fue que no nos dejáramos engañar (Mateo 24:4-5). Lo que quiere decir que este es el peligro principal para la iglesia de los últimos días. Es por esto que considero muy importante un estudio profundo de la Epístola de Judas, la cual trata casi exclusivamente con el tema de la apostasía.

Esta entrada es solo una introducción a la carta, una definición de la apostasía, y un comentario de los dos primeros versículos.

¿Qué es la apostasía?

Según la Concordancia Strong esta palabra viene del griego y se puede traducir como “deserción” o “abandono de la fe”. En otras palabras, apostasía es dejar a un lado la fe en la sana doctrina del evangelio de nuestro Señor Jesucristo.

En la iglesia de Tesalonica se propagó una enseñanza que decía que ya Cristo había regresado a la tierra, lo cual produjo perturbación y ansiedad entre los hermanos. Pablo les escribió una segunda carta donde les enseñó algo importante en cuanto a este tema. En 2 Tesalonicenses 2:3 dice: “Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición…” No debemos ignorar que en la iglesia se ha manifestado la apostasía en muchos creyentes desde el tiempo de los apóstoles, pero esta profecía da entender que antes de la venida del Señor, la apostasía será algo rampante entre los creyentes.

También en 1 Timoteo 4:1 se nos da una advertencia: “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios…” Esta advertencia viene directamente del Espíritu Santo, por lo que no podemos tomar esto a la ligera sino pedir a Dios que nos guarde de todo engaño.

Hallo interesante el hecho de que hay personas predicando y enseñando bajo la ifluencia de espíritus engañadores, y también que hay gente escuchando enseñanzas demoniacas. Lo que quiero decir es que el engaño de muchos falsos maestros no viene simplemente de la mente humana, sino que Satanás está envuelto en este asunto. Es por esto que necesitamos el discernimiento espiritual para no ser engañados.

2 Timoteo 4:3 “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,”

Hay otra amenaza de la que debemos estar alerta y es el peligro de perder la admiración o veneración por el evangelio de Cristo. Me refiero a que muchos cristianos, después de varios años estudiando la palabra de Dios, deseán buscar profundidades bíblicas con el deseo de escuchar algo diferente e “interesante.” De hecho, este tipo de cristiano menosprecia la sencillez del mensaje evangelistico y se hace insensible al poder de la palabra de Dios.

Cuando Pablo dice que “no sufrirán la sana doctrina”, está diciendo que no van a tolerarla o soportarla, sino que debido a la comezón de oír cosas nuevas, esta gente va a buscar maestros que tengan los mismos deseos carnales que ellos tienen.

Hay quienes preguntan que si Dios existe porque hay tantas sectas y religiones en el mundo, ignorando que es precisamente por eso que Satanás ha propagado tanta falsedad, con el fin de confundir al ser humano.

Pero ya de antemano la palabra de Dios nos advierte de los falsos profetas y maestros para que no nos dejemos engañar. 2 Pedro 2:1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.

La Identidad del Autor

En mi investigación de la identidad de este Judas, encontré que hay una gran parte de los eruditos bíblicos que lo identifican como uno de los doce apóstoles, mientras que otros dicen que este era uno de los hermanos de Jesús. Así que ha habido un debate antiguo en cuanto a la identidad de este autor. Pero de algo estamos seguros, este Judas no debe ser confundido con Judas Iscariote, el que traicionó al Señor.

Los que toman la posición de que este fue uno de los doce apóstoles se basan en Mateo 10:3 y Marcos 3:18. Pero los que creen que este era uno de los hermanos de Jesus se basan en Mateo 13:55. Creo que cada persona debe de estudiar estos puntos y llegar a una conclusión personal.

Judas 1:1-2

1 Judas, siervo de Jesucristo, y hermano de Jacobo, a los llamados, santificados en Dios Padre, y guardados en Jesucristo: 2 Misericordia y paz y amor os sean multiplicados.

Este libro es una epístola, o sea, una carta que está dirigida hacia los “llamados, santificados y guardados.” Es decir que todo aquel que sabe que ha nacido de nuevo es un destinatario de esta carta. Dios nos llamó, y después nos santificó o separó para sí.

Pero además de habernos llamado y separado, Dios nos guardó en Jesucristo. Él es nuestro refugio, nuestro castillo. Estas palabras nos dan la seguridad de que el enemigo no podrá tocar nuestras almas, porque estamos escondidos en la presencia de Dios.

Colosenses 3:3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.

Vivimos en tiempo de terror, persecución y muerte en el mundo y son muchos los cristianos que padecen y mueren. Pero la historia de los mártires de la iglesia nos enseña que nada podrá destruir el evangelio. Podemos vivir sin temor sabiendo que no importando lo que le ocurra a nuestros cuerpos, nuestras almas tendrán vida eterna en Cristo Jesús.

Mateo 10:28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.