EZEQUIEL 39

En Ezequiel 38, Dios revela la futura invasión de Israel por parte de Gog, un líder de la tierra de Magog. Según nuestro análisis anterior, Magog estaba en lo que hoy conocemos como el país de Rusia.  Este capítulo también muestra que Dios intervendrá milagrosamente a favor de su pueblo. No habrá necesidad de que Israel se defienda porque el Señor hará temblar a los invasores ante su presencia.

Esta profecía continúa en Ezequiel capítulo 39 con el Señor hablando contra el príncipe de la tierra de Magog, anunciando la destrucción de sus tropas y la restauración final de Israel.

I. El juicio de Dios contra Gog

El capítulo comienza con el Señor declarando su juicio contra Gog y reitera cómo lo atraería a las montañas de Israel. Aunque no podemos entender por qué el Señor usaría la guerra como instrumento de castigo, sabemos que sus caminos son justos.

En su justicia, Jehová destruirá a Magog y hará inoperantes sus armas (v. 3). No podrán dañar a Israel y, en el proceso, sus ejércitos aliados perecerán en el campo de batalla.

Ez. 38:20-22 menciona un terremoto, granizo y fuego como las armas que Dios usará para salvar a su pueblo. En el capítulo 39, versículo cinco, el Señor enviará fuego sobre ellos. No sabemos si Dios lanzará ese fuego desde el cielo o si volverá sus armas contra ellos. Algunos estudiosos creen que el texto podría estar refiriéndose a las armas nucleares.

Luego, el versículo siete dice: «Y sabrán las naciones que yo soy Jehová, el Santo en Israel». A lo largo del libro de Ezequiel, una y otra vez, Dios repite este tipo de expresión a Israel ya las naciones: «Sabréis que yo soy Jehová». El Señor quiere dar a conocer su nombre al mundo, especialmente a su pueblo.

Jehová, que proviene del hebreo YAHWEH y significa YO SOY, era el nombre más conocido en Israel. Pero si bien es bueno saber cuál es el nombre de Dios, este no es el tipo de conocimiento que Él quiere que tengamos. No se trata solo de tener información en la cabeza o saber la definición de una palabra. Conocer a Jehová implica tener una relación personal con Él.

II. La destrucción de Gog

Según el versículo 9, quedarán tantas armas en la tierra después del juicio sobre Magog que se necesitarán siete años para quemarlas. (vv. 9-10). Algunos comentaristas se han preguntado, «¿cómo es posible que se necesiten siete años para destruir esas armas?» Por eso otros han sugerido que esta parte de la profecía podría ser simbólica.

Este versículo, sin embargo, podría ser otra evidencia del tipo de armas técnicas que Gog usará en la invasión. Hoy, el ejército ruso tiene bombas termonucleares, pero también tiene nucleares tácticas. Con este tipo de arsenal, podrían lanzar pequeños dispositivos en áreas pequeñas sin destruir ciudades enteras. Curiosamente, el comentarista Chuck Missler dice que la durabilidad de una ojiva nuclear es de aproximadamente siete años.

Otro hecho asombroso en la profecía es cuánto tiempo llevará enterrar a los muertos. Los versículos 12-15 revelan que pasarán siete meses enterrando las tropas caídas, y también necesitarán siete meses para examinar la tierra.

Es bueno señalar que contratarán personas para encontrar los restos de los caídos, pero no los tocarán. En cambio, colocarán una marca cerca de los huesos humanos y los sepultureros se encargarán de ellos.

El procedimiento usado en el versículo 15 puede ser otra indicio del uso de armas nucleares o biológicas. Esta punto es pura especulación, pero si el fuego de Dios cae sobre Gog en forma de armas nucleares, los restos de sus soldados se contaminarán con material radiactivo. Si este es el caso, será necesario tomar medidas de seguridad para limpiar la tierra.

III. Llamando a las bestias y aves rapaces

De los versículos 17-20, el Señor llama a las aves y a las bestias del campo a comer de su sacrificio. Dios usará esos animales para unirse al proceso de limpieza de la tierra. El número de cadáveres será tan inmenso que será demasiado trabajo para los sepultureros.

Ahora bien, muchos eruditos notan la similitud que hay entre esta escritura y la de Apocalipsis 19:17-18 y concluyen que ambas hablan de lo mismo. Por eso ubican esta invasión con la batalla de Armagedón. Sin embargo, hay suficientes diferencias entre estas profecías para clasificarlas como dos eventos separados.

Por ejemplo:

Otra interpretación ve a Ezequiel 38-39 como el evento profetizado en Apocalipsis 20:7-10, que también menciona a Gog y Magog. Pero hemos visto que encontrar similitudes entre dos escrituras no es suficiente para determinar si son iguales.

Cuando dos textos tienen puntos similares entre, también debemos verificar si hay diferencias significativas. Al comparar la profecía en Ezequiel y Apocalipsis encontramos algunos puntos de contraste.

IV. La restauración de Israel profetizada

En los versículos 21-29, Dios promete su gloria entre las naciones y revela la causa del cautiverio de Israel. El mundo sabrá que Israel fue llevado cautivo a Babilonia a causa de su rebelión. Sin embargo, el Señor restaurará la nación y derramará Su Espíritu sobre todo Israel.

La revelación de Dios a Ezequiel debe animarnos a andar como es digno de nuestro llamado. Asegurándonos de que estamos cumpliendo Su propósito en nuestras vidas. Porque si hacemos la voluntad de Dios y lo conocemos como nuestro Padre, no hay razón para temer lo que está por venir.