DANIEL 12 (Segunda Parte)

 

Dan-seal

5 Y yo Daniel miré, y he aquí otros dos que estaban en pie, el uno a este lado del río, y el otro al otro lado del río. 6 Y dijo uno al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río: ¿Cuándo será el fin de estas maravillas?

7 Y oí al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, el cual alzó su diestra y su siniestra al cielo, y juró por el que vive por los siglos, que será por tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo. Y cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas. Daniel 12:5-7

Ángeles inquieren sobre el tiempo del fin

Aparte del ángel (el varón vestido de lino) que había estado hablando con Daniel, él nota la presencia de dos ángeles más que estaban escuchando la conferencia que el varón vestido de lino le daba al profeta, y de repente, uno de ellos hace una pregunta.

Me parece interesante el hecho de que fuera uno de estos ángeles que le preguntara al varón vestido de lino, cuánto durará el período de la gran tribulación. Pero 1 Pedro 1:12 nos dice que los ángeles se interesan en conocer los planes de Dios para la salvación de la humanidad.

“A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles.” ‭‭1 Pedro‬ ‭1:12‬ ‭

Duración de la gran tribulación

angels by the river (15)

La respuesta a la pregunta del versículo 7 es similar a la que da un ángel en Apocalipsis 10:5-7.

El ángel respondió con una expresión bastante extraña. “Tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo,” es una expresión que se utiliza para referirse a los tres años y medio de la gran tribulación (Ap. 12:14). Un tiempo equivale a un año, tiempos equivale a dos años, y la mitad de un tiempo es igual a seis meses.

Pero además del período de tiempo de la gran tribulación, el varón hace mención “de la dispersión del pueblo santo” como una indicación del cumplimiento de la profecía.

Esto quiere decir que en ese tiempo de tres años y medio, los judíos serán quebrantados en su poderío militar y político y sufrirán a causa de la persecución de la Bestia contra ellos. Cuando eso ocurra, entonces se cumplirán todas las cosas que se han profetizado para Israel y las demás naciones.

“Y yo oí, mas no entendí. Y dije: Señor mío, ¿cuál será el fin de estas cosas?” ‭Daniel‬ ‭12:8‭

Aunque Daniel comprendía el aspecto principal de la profecía que estaba recibiendo, él no podía entender el misterio del “tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo. Por lo tanto, él deseaba un explicación en cuanto a cómo se iba a cumplir todo lo que había escuchado.

Palabras cerradas y selladas

“Él respondió: Anda, Daniel, pues estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin. Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán.” Daniel‬ ‭12:9-10‬

El imperativo “anda” no es un mandato para el profeta, sino una palabra de ánimo que lo insta a seguir adelante. El ángel le está diciendo a Daniel que aunque no entienda lo que había escuchado, debía perseverar en el camino del Señor, pues Dios había “cerrado” y “sellado” las palabras de esa profecía.

Pero aunque el Señor había guardado esas palabras en su secreto, se le concedió a Daniel más revelación en cuanto al tiempo futuro. En el plan de salvación de nuestro Dios, ya Él sabe cuántos serán salvos y cuantos seguirán siendo impíos, pero a nosotros solo se nos puede revelar que muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados.

El ángel le dijo que ninguno de los impíos entenderá. 1 Corintios 2:14 confirma esta verdad cuando dice que el hombre natural no puede entender las cosas espirituales porque se han discernir espiritualmente. Pero el que es entendido, que tiene al Espíritu, podrá comprender el mensaje de la profecía y el tiempo en que estamos viviendo.

Los días añadidos

“Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días. Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. ‭‭Daniel‬ ‭12:11-12‬

Como dije antes, la expresión “tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo” es dada en la profecía para referirse al período de la gran tribulación que ocurrirá en la segunda parte de los siete años del reinado del anticristo.

En otras partes de las Escrituras, este período se menciona como “42 meses” o “1260” días. Los meses son de 30 días cada uno, según el patrón del calendario bíblico.

Así que, 1260 días equivalen a tres años y medio. Sin embargo, en Daniel 12:11 se nos habla de dos cifras diferentes. Primero se menciona 1290 días, y después 1335 días.

  • 1260 = 3 1/2 = 42 meses
  • 1290 = 3 1/2 + 30 días
  • 1335 = 31/2 + 30 + 45

Vemos, pues,  que al periodo de tres años y medio se le añaden un total de 75 días más. Pero estos no son 75 días más de tribulación; en ninguna parte de la Escritura se da a entender eso.

El Señor decidió guardar como un misterio el propósito de estos días extra, pero que entenderemos cuando veamos el cumplimiento de ellos. De todas maneras, algunos especulan qué ocurrirá en los 30 días y luego en los 45 días.

En Apocalipsis 19 encontramos la derrota de la Bestia y sus ejércitos, y en el capítulo 20 se nos anuncia el reino de mil años de Cristo. Algunos comentaristas creen que estos 75 días mencionados en Daniel 12:11-12, serán necesarios para efectuar la transición del reino del anticristo al reino milenario de Cristo.

Después de la batalla de Armagedón y los juicios de Dios que se mencionan en el libro de Apocalipsis, el mundo quedará prácticamente arruinado. El tiempo de la gran tribulación va a ser tan devastador, que el ángel declara que es bienaventurado el que logre llegar hasta los 1335 días.

Por lo tanto, será necesario un tiempo de limpieza y reedificación para que el Señor Jesucristo y su iglesia reinen sobre las naciones. De todas formas, estas son solo especulaciones y solo Dios sabe que ocurrirá en ese tiempo.

Victoria para Daniel

“Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días.” Daniel‬ ‭12:13‬ ‭

!Qué maravilloso era para Daniel escuchar estas palabras¡ El ángel le anuncia al profeta que él iba a perseverar hasta el fin, y que un día se iba a levantar para recibir su recompensa. Creo que esto se refiere a la resurrección y el galardón que recibirá Daniel ante el tribunal de Cristo.

No todos podemos recibir tal revelación, pero podemos pedirle al Señor que nos dé la gracia necesaria para perseverar hasta el fin.

 

Daniel 11 2da parte

 

ancient battle

En la primera parte del capítulo 11, desde versículo 1 al 35, vimos una cronología de los reyes que gobernaron a Persia y Grecia en el período intertestamentario. Ese período fue el espacio de tiempo que hubo entre el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento; lo que muchos llaman “los 400 años de silencio.”

Desde el versículo 36 en adelante, el ángel continúa con la revelación tocante a Antíoco Epífanes, el cruel perseguidor de los judíos. Pero el lenguaje que utiliza en estos versículos nos indica que ahora la profecía también se refiere a un personaje diferente. Esta parte del capítulo se puede considerar como una profecía de doble referencia.

Es importante recordar que Antíoco Epífanes es el “cuerno pequeño” de Daniel 8:9-11. En ese capítulo se habla de cuatro cuernos que surgen en el imperio griego, refiriéndose a los cuatro generales de Alejandro Magno. En los simbolismos de las visiones proféticas, el cuerno representa a un rey.

Antíoco era considerado un cuerno pequeño porque no tuvo la gloria y poderío de los reyes anteriores, pero las acciones que tomó contra el pueblo judío y su santuario, lo hacen un personaje importante en las Escrituras, siendo reconocido como un tipo del anticristo.

Es por esto que parte de la profecía de Daniel capítulo 11 no se puede aplicar a Antíoco Epífanes, ya que él no hizo todos los actos mencionados aquí. Mas bien, encontramos una profecía que señala al anticristo, conocido también como “el hombre de pecado.”

La soberbia y blasfemia del anticristo

Y el rey hará su voluntad, y se ensoberbecerá, y se engrandecerá sobre todo dios; y contra el Dios de los dioses hablará maravillas, y prosperará, hasta que sea consumada la ira; porque lo determinado se cumplirá. Daniel 11:36

Lo que dice este versículo se puede aplicar a Antíoco, pero sin lugar a dudas, el anticristo es el individuo en quien esta palabra se cumplirá plenamente. Apocalipsis 13:5 nos dice que la bestia hablará grandes cosas y blasfemias.

Además de esto, los siguientes versículos continúan describiendo otras acciones que solo pueden atribuírseles al hombre de pecado.

“Del Dios de sus padres no hará caso, ni del amor de las mujeres; ni respetará a dios alguno, porque sobre todo se engrandecerá.” Daniel‬ ‭11:37‬ ‭

Sabemos que Antíoco Epífanes fue un rey gentil, hijo de padres idólatras que no conocían a Jehová. Así que, esta expresión posiblemente nos está dando un indicio acerca del origen del anticristo. Algunos consideran que la expresión “Dios de sus padres”, indica que él será de origen judío. Mientras que otros creen que él surgirá del cristianismo apóstata. La realidad es que no tenemos más información al respecto.

La expresión que indica que no hará caso del “amor o deseo de las mujeres”, hace pensar que el Anticristo será homosexual. Aunque no se debe descartar la posibilidad de que este sea el caso, debemos señalar que esta expresión en el hebreo puede ser una alusión que tiene que ver con el Mesías.

En otras palabras, las mujeres judías en su virginidad deseaban ser madre del Mesías prometido. Por lo tanto, es posible que el deseo de las mujeres que se menciona aquí, se esté refiriendo a ese anhelo de las mujeres judías por cargar en su vientre al Deseado de las naciones.

Otra de las acciones del futuro dictador es que tampoco respetará a ningún dios, porque él se engrandecerá sobre todo dios. En él estará el mismo orgullo que llevó a Satanás a engrandecerse y sublevarse contra Dios.

Enfoque en el poder militar

“Mas honrará en su lugar al dios de las fortalezas, dios que sus padres no conocieron; lo honrará con oro y plata, con piedras preciosas y con cosas de gran precio.” Daniel 11:38

Aunque él no respetará a ningún dios, se menciona una excepción. Pero no se sabe exactamente cual es el “dios de las fortalezas.” Algunos piensan que puede referirse a que el anticristo se concentrará en gastar todos sus recursos en proyectos militares, con el fin de dominar a toda la población mundial.

‭‭“Con un dios ajeno se hará de las fortalezas más inexpugnables, y colmará de honores a los que le reconozcan, y por precio repartirá la tierra.” Daniel‬ ‭11:39‬

En la historia de los imperios pasados han existido grandes conquistadores militares como los son Alejandro Magno, Ciro, Gengis Khan, entre otros. Todos estos hombres lograron grandes hazañas por su sagacidad y liderazgo. Sin embargo, no podemos ignorar el factor espiritual detrás del éxito de ellos.

Como aprendimos en Daniel capítulo 10, detrás de los imperios del mundo hay “príncipes” del mundo espiritual que influyen en los sucesos de las naciones. Pues con el poder satánico que tendrá a su favor, la Bestia va a conquistar las fortalezas más impenetrables del mundo.

Algunos reyes se le opondrán

“Pero al cabo del tiempo el rey del sur contenderá con él; y el rey del norte se levantará contra él como una tempestad, con carros y gente de a caballo, y muchas naves; y entrará por las tierras, e inundará, y pasará.” Daniel‬ ‭11:40‬ ‭

Un punto interesante acerca del anticristo es que aunque las naciones lo reciben como el gran líder que el mundo esperaba, más adelante habrán algunos que se rebelen contra él. En el versículo 40 se habla de dos reyes, pero en Apocalipsis se nos revela que de los diez cuernos o reyes que le entregan el reino, habrán tres que serán arrancados delante de él.

“Entrará a la tierra gloriosa, y muchas provincias caerán; mas éstas escaparán de su mano: Edom y Moab, y la mayoría de los hijos de Amón.” Daniel‬ ‭11:41‬

Después de su victoria sobre el rey del sur y el rey del norte, el anticristo pondrá su atención hacia el territorio de Israel, y los pueblos que le rodean. Pero las provincias que escaparán, Edom, Moab, y la mayoría de los hijos de Amón, en la actualidad comprenden el territorio de la nación de Jordania.

Muchos creen que Dios no le permitirá dominar esa región porque Petra está ubicada allí. Esta es la ciudad montañosa donde se cree se va a refugiar el remanente judío para protegerse del Anticristo en los últimos días de la gran tribulación. (Apocalipsis 12:14)

Cristo les dijo a sus discípulos que cuando los que estuvieren en Judea viesen la abominación desoladora en el lugar santo, entonce deberán huir a los montes. No sabemos cómo Dios le impedirá al anticristo dominar ese territorio, pero como es Dios Omnipotente, sabemos que él tiene muchas formas de llevar a cabo su propósito.

Saqueo de algunas naciones

Exenderá su mano contra las tierras, y no escapará el país de Egipto. Y se apoderará de los tesoros de oro y plata, y de todas las cosas preciosas de Egipto; y los de Libia y de Etiopía le seguirán.” Daniel‬ ‭11:42-43‬

“Pero noticias del oriente y del norte lo atemorizarán, y saldrá con gran ira para destruir y matar a muchos.”‭‭ Daniel‬ ‭11:44

No se nos da más información acerca de las noticias que lo atemorizarán; solo existen especulaciones.

Su palacio en el monte de Sión

‭“Y plantará las tiendas de su palacio entre los mares y el monte glorioso y santo; mas llegará a su fin, y no tendrá quien le ayude.”‭‭ Daniel‬ ‭11:45‬ ‭

La bestia pondrá su palacio entre el Mar Mediterráneo y el amar muerto, en el monte de Sión. En 2 Tesalonicenses 2:4 dice que el Anticristo se sentará en el lugar santo del templo haciéndose pasar como Dios. Aunque ahora mismo los judíos no tienen su templo, esta profecía confirma que algún día tendrá que ser reedificado.

El versículo 45 concluye anunciando cual será el final del hijo de perdición. Cuando él tenga que enfrentarse al Rey de reyes y Señor de señores, el anticristo sentirá por primera vez lo que es sentirse solo y sin esperanza. Nadie podrá ayudarle a escapar de la justicia y de la ira del Cordero.