LIBRE DE MALDICIÓN

A veces he escuchado a algunos creyentes que al orar, siempre están rompiendo y cancelando maldiciones en sus vidas. Este tipo de cristianos, usualmente temen ser victimas de alguna maldición del pasado o del presente. Pero un estudio cuidadoso de la palabra de Dios nos muestra que no tenemos porqué temer a tales cosas. El Señor Jesucristo murió y resucitó para salvarnos y bendecirnos con toda bendición espiritual en los lugares celestiales (Efesios 1:3).

En este estudio bíblico, examinaremos el tema de las maldiciones en la Biblia. Veremos cuál fue el origen de la maldición; cómo somos librados de ella, y la protección divina para su pueblo. Que a través de este video recibas paz y fortaleza espiritual.