EL SACRIFICIO DE ALABANZA

Estamos en tiempos de tanta lucha, de tanta batalla espiritual, que muchos creyentes están cansados y abatidos. Otros están distraídos por tantas cosas que ofrece el mundo. Como resultado de esto han perdido su devoción, su alabanza y adoración a Dios. Sin embargo, la palabra de Dios nos llama a ofrecerle sacrificios de alabanza al Señor.

Hebreos 13:15 Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.

No mas holocaustos

En los tiempos bíblicos se hablaba mucho acerca de sacrificios, sobre todo en el Antiguo Testamento. Pero el texto de Hebreos se escribió en el tiempo del Nuevo Testamento, cuando ya no era necesario ofrecer holocaustos al Señor. Porque el Señor Jesucristo vino para dar su vida como una ofrenda por nosotros.

Así que, si estás en Cristo Jesús, eres llamado a ofrecer sacrificios, pero de una clase diferente. Nuestro sacrificio para Dios debe ser uno de alabanza en nuestra boca. Y como vamos a ver, el sacrificio de alabanza existió también en el Antiguo Testamento.

Para poder cumplir con este llamado, debemos entender qué es la alabanza y qué es el sacrificio.

La alabanza

En el hebreo, la palabra alabanza (tᵊhillâתְּהִלָּה), tiene las siguientes definiciones:

  • canto o himno de alabanza
  • alabanza, adoración, acción de gracias (pagada a Dios)
  • acto de alabanza general o pública
  • canción de alabanza (como título)
  • alabanza (exigida por cualidades o hechos o atributos de Dios)
  • renombre, fama, gloria
    • de Damasco, Dios
    • objeto de alabanza, poseedor de renombre

                                               Concordancia Strong

El sacrificio

En cuanto al vocablo sacrificio, quiero que veamos la definición del griego: Gr. thysiaθυσία denota principalmente «el acto de ofrecer»; entonces, objetivamente, «lo que se ofrece» Es decir que Dios quiere que le ofrezcamos alabanzas como una ofrenda o regalo ante Él.

Salmo 50:14 Sacrifica a Dios alabanza, Y paga tus votos al Altísimo…

Salmo 50:23 El que sacrifica alabanza me honrará; Y al que ordenare su camino, Le mostraré la salvación de Dios.

Salmo 116:17 Te ofreceré sacrificio de alabanza, E invocaré el nombre de Jehová.

Fruto de labios

A veces pensamos que el sacrificio de alabanza tiene que ver con alabar al Señor cuando no hay deseo. Quizás pensamos que se trata de abrir nuestra boca, aunque no tengamos fuerzas. Pero la Biblia enseña que Dios no esperaba sacrificios con defectos delante de Él. Si queremos que nuestra ofrenda sea aceptable, debemos darle siempre lo mejor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s