EZEQUIEL 38

Ezequiel 38:1 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 2 Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog en tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal, y profetiza contra él, 3 y di: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo estoy contra ti, oh Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal. 4 Y te quebrantaré, y pondré garfios en tus quijadas, y te sacaré a ti y a todo tu ejército, caballos y jinetes, de todo en todo equipados, gran multitud con paveses y escudos, teniendo todos ellos espadas; 5 Persia, Cus y Fut con ellos; todos ellos con escudo y yelmo; 6 Gomer, y todas sus tropas; la casa de Togarma, de los confines del norte, y todas sus tropas; muchos pueblos contigo.

La profecía de Gog y Magog es una de las profecías más intrigantes de las Escrituras. Ella anuncia la invasión de Israel por una confederación de varias naciones encabezadas por un misterioso líder. La Biblia dice muy poco acerca de Gog y Magog, por lo que esta profecía es difícil de analizar. Su mayor dificultad está en discernir el tiempo de su cumplimiento. Es decir, ¿qué lugar ocupa esta profecía en los acontecimientos por venir?

Otro punto de debate entre los eruditos es cuál es la tierra de Magog. Aunque la mayoría de los estudiosos identifican este territorio con la Rusia moderna, otros identifican a Magog con Turquía, Irak o Irán. Veamos si el texto bíblico proporciona evidencia para apoyar una de estas interpretaciones.

Profecía contra Gog

Generalmente, las profecías del Antiguo Testamento contra ciertas naciones, fueron dadas por haber hostigado a Israel. A traves de los profetas, el Señor anunció el castigo que vendría sobre ellas por sus acciones contra el pueblo de Dios. Pero en el caso de Gog, un personaje misterioso, al igual que su territorio, no se registra que haya invadido a Israel previamente. Así que, la invasión que se anuncia en Ezequiel 38, vendrá de una nación lejana, con aliados lejanos.

Ahora, en cuanto al cumplimiento de la profecía, Apocalipsis 20:8-9 revela que la guerra de Gog y Magog contra Israel será al final del milenio. Pero hay razones para creer que la profecía de Ezequiel y la de Apocalipsis son diferentes eventos proféticos.

Otro punto importante, no debemos confundir la guerra de Gog y sus aliados con la guerra de Armagedón, la cual tendrá lugar al final de la gran tribulación, dando inicio al reino milenial de Cristo.

¿Dónde está Magog?

Flavio Josefo 36 – 100 D.C.

En su libro Antigüedades, historiador judío Flavio Josefo dice que Magog era un pueblo bárbaro que habitaba en el norte, entre el mar de Asov y los montes Cáucaso, entre los mares Negro y Caspio.

En el versículo dos el Señor se dirige a Gog, el príncipe soberano. El término «soberano» se traduce como «jefe» en la Versión Autorizada en inglés. Se deja sin traducir como nombre propio en la Versión Revisada. Algunos han supuesto que los rusos se refieren aquí, como una de las tres tribus escitas de las cuales Magog era el príncipe. Invadieron la tierra de Judá en los días de Josías. Heródoto, el historiador griego, dice: «Durante veintiocho años los escitas gobernaron Asia, y las cosas se pusieron patas arriba por su violencia y desprecio». También en la Septuaginta, que es la versión griega del Antiguo Testamento, la palabra “soberano” (hebreo rō’š) se traduce como “Rosh.”

Sin embargo, el erudito Delitzch prefiere traducir la palabra como Rasch. Este es un nombre antiguo de una nación cerca de Elam, junto al Golfo Pérsico. Si esta interpretación es correcta, este pueblo estaba cerca de Babilonia y Persia, que actualmente conocemos como Irak e Irán. De todas formas, el contexto del capítulo 38 no apoya esta interpretación.

El versículo 3 nos muestra que Dios atraerá a Gog y sus ejércitos para invadir a Israel. Más adelante veremos que el propósito del Señor será glorificar su nombre entre las naciones.

Los Aliados de Magog

  • Persia – Irán
  • Cus – Etiopía y Sudán
  • Fut – Libia, Argelia, Tunicia
  • Gomer – Turquía
  • Togarma – Armenia

Podemos encontrar el origen de estas naciones en la genealogía de los hijos de Noé en Génesis 10.

https://www.biblegateway.com/passage/?search=Genesis+10&version=RVR1960

El Tiempo de la Invasión

Hay quienes han tratado de vincular la profecía de Ezequiel 38 con otros eventos del pasado de Israel. Pero el versículo 8 arroja luz en cuanto al tiempo en que se cumplirá esta profecía. Vemos que dice «al cabo de los años», es decir, en el tiempo del fin. Esto es confirmado en el versículo 16 donde la expresión es «al cabo de los días.

Es por esto que algunos creen que Gog es la bestia del Apocalipsis, y que sus aliados son los ejércitos que se reunirán en el valle de Meguido, conocido también como Armagedón. Si bien es cierto que hay similitud entre ambas profecías, también es cierto que hay diferencias importantes.

  • Primero, en Apocalipsis 16:14-16, los espíritus malignos van a incitar a todos los reyes de la tierra para la batalla. En Ezequiel 38 se menciona cinco aliados principales.
  • Segundo, la bestia y sus ejércitos serán destruidos con la espada que sale de la boca del Cordero en Apocalipsis 19:17-21. Pero en Ezequiel, Gog y sus aliados será derrotados con la manifestación del poder y la presencia de Dios.
  • Tercero, en libro de Apocalipsis, Gog y Magog representan a las naciones que se levantarán contra el reino de Cristo al final del milenio (Ap. 20:7-10).

Salvados por la mano de Dios

En los versículos 19-20 el Señor revela que anquel tiempo, Él hará temblar la tierra, los peces del mar, y aún las aves del cielo con el poder de su presencia.

Ezequiel 38:19 Porque he hablado en mi celo, y en el fuego de mi ira: Que en aquel tiempo habrá gran temblor sobre la tierra de Israel; 20 que los peces del mar, las aves del cielo, las bestias del campo y toda serpiente que se arrastra sobre la tierra, y todos los hombres que están sobre la faz de la tierra, temblarán ante mi presencia; y se desmoronarán los montes, y los vallados caerán, y todo muro caerá a tierra.

Dios salvará a Israel milagrosamente, y cuando esto ocurra todas las naciones sabrá que Jehová es Dios. El versículo 23 nos revela el propósito de Dios en este evento profético. «Y seré engrandecido y santificado, y seré conocido ante los ojos de muchas naciones; y sabrán que yo soy Jehová.«

JESUCRISTO EL LOGOS

En Juan 1:1 encontramos una de las escrituras más profundas de la Biblia. El texto dice: «En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.»

En primer lugar, notemos que el autor no nos dice a qué principio se refiere, sino que da por sentado que el lector debe comprender de cuál principio se está hablando. Esta palabra, el principio, viene del griego arche que significa, 1) principio, origen; 2) la persona o cosa que comienza, la primera persona o cosa en una serie, el líder; 3) aquello por lo que cualquier cosa comienza a ser, el origen, la causa activa.

Vemos, pues, que esta palabra nos habla del comienzo del tiempo cuando tuvo origen el universo; el punto de partida de donde se inician todas las cosas. Pero cuando hablamos del tiempo, también este concepto nos deja con más preguntas sin respuestas, ya que hay una gran diferencia entre como Dios y el hombre perciben el tiempo. De todos modos, lo importante es saber que desde el principio, ya el Verbo estaba ahí.

La palabra Verbo proviene del griego Logos que significa «palabra», pero que también tiene otras aplicaciones en el N.T.

Por ejemplo, en las siguientes citas bíblicas veremos como logos se traduce al español:
Mateo 5:37 Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede.
Mateo 7:24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.
Mateo 12:36 Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.
Mateo 28:15 Y ellos, tomando el dinero, hicieron como se les había instruido. Este dicho se ha divulgado entre los judíos hasta el día de hoy.

Logos se refiere al uso en el discurso o al hablar y también en conceptos de la mente. Según el diccionario bíblico de Vine, esta palabra denota «la expresión del pensamiento.» Es decir que Cristo es la expresión del pensamiento o del corazón de Dios Padre. Cuando una persona habla, en su voz se manifiesta lo que está en el interior, en su corazón.

Nuestro Señor Jesús dijo: «porque de la abundancia del corazón habla la boca» (Luc. 6:45). Cuando Dios creaba todas las cosas lo hacía a través del Verbo. «Y dijo Dios: sea la luz; y fue la luz» (Gen. 1:3). En esas palabras, pronunciadas por Dios, estaba Cristo. Por esto Juan declara que sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. 1 Corintios 8:5

Colosenses 1:15-18
15 Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. 16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 17 Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; 18 y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;

Jesucristo es el logos; la palabra del Dios viviente. Es por esto que en sus palabras hay poder. Él dijo: mis palabras son espíritu y son vida. Si queremos ser creyentes victoriosos debemos comprender que en la Palabra de Dios hay un poder sobrenatural terrible. Un poder que levanta al caído, que rompe las cadenas, que da vida a los muertos.

Hebreos capítulo 1:3 dice que Cristo, es el resplandor de la gloria de Dios, y la imagen de su sustancia, «y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder…» Todo este vasto universo con sus leyes físicas y los misterios que hay en él subsisten por lo que Dios ha declarado.

Asimismo en la vida espiritual, si estamos de pie en este camino de tantas luchas y pruebas es porque Cristo, el Logos, nos sostiene por su palabra. Por lo cual no hay que temer venga lo venga contra nosotros, porque así como Cristo venció la tentación diciéndole al enemigo «escrito está» (Mat.4:4), así también nosotros podemos vencer en la adversidad. Nuestro Señor Jesucristo ha dicho «el cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán» (Luc. 21:33).

CARDIOLOGÍA ESPIRITUAL

Antes de explicar a qué me refiero con cardiología espiritual, veamos primeramente qué es la cardiología. De acuerdo a la Enciclopedia Británica, la cardiología es una especialidad médica que trata con el diagnóstico y tratamiento de enfermedades y desordenes del corazón.

Sabemos pues que esta disciplina médica se enfoca en tratar problemas del corazón físico del hombre. Pero en la Biblia Dios trata con el corazón espiritual del ser humano. 

¿Cómo sabemos que hay un corazón espiritual? ¿A que se referían los judíos cuando hablaban del corazón en las Escrituras?

En hebreo es la palabra leb y kardia en el griego. El diccionario de la Concordancia Strong la define de esta manera: “corazón; también usado figurativamente muy ampliamente para los sentimientos, la voluntad e incluso el intelecto, de manera similar para el centro de cualquier cosa.”

La palabra corazón es usada de tantas formas hoy en día, que quizas muchos ignoran el significado de esta palabra en la Biblia. Al hablar de cardiología espiritual, me refiero al examén que debemos hacernos en el hombre interior para tratar con los desórdenes espirituales que vienen a nuestras vidas (Proverbios 4:23).

Primeramente, veamos los diferentes usos de la palabra corazón.

  1. Organo bombeador de sangre: un organo hueco muscular que bombea sangre alrededor del cuerpo, en los humanos está situado en el centro del pecho con su vértice dirigido hacia la izquierda.
  2. Base de la vida emocional: la fuente y centro de la vida emocional, donde los sentimientos más profundos y sinceros están establecidos y donde una persona es muy vulnerable al dolor.
  3. El carácter: el carácter esencial de alguién.
  4. Compasión: la habilidad de sentir sentimientos humanitarios y altruistas.
  5. Afecto: amor, o una cálida admiración.
  6. Espíritu: la capacidad de valentía y determinación. Ej.: Ella puso todo su corazón y esfuerzo en hacer el negocio.
  7. Representación del corazón: una imagen simplificada y convencionalizada de un corazón, de una forma más o menos triungular, usada usualmente para significar el amor.
  8. La parte central: El centro distinctivo, significativo, y caracteristico de algo. Ej.: El centro de America.

El Hombre Interior

En el sentido bíblico, el corazón es la parte interior del hombre donde residen los pensamientos, el intelecto, las emociónes, etc. La Biblia nos muestra que en el corazón residen los pensamientos (Gn. 6:5).

Dios conoce la condición del corazón humano, ya hablando del corazón espiritual del hombre, que es «engañoso más que todas las cosas, y perverso…» Jeremías 17:9

Por esto, como cristianos lavados con la sangre de Cristo debemos entender que aun nuestros corazones deben ser tratados por Dios para llegar a tener un corazón conforme al suyo. Jesús declaró que el corazón es la fuente de la maldad que el hombre comete contra Dios.

En Marcos 7:21 el Señor nos da una lista de las maldades que salen del corazón.

  1. Los malos pensamientos
  2. Los adulterios
  3. Las fornicaciones
  4. Los homicidios
  5. Los hurtos
  6. Las avaricias
  7. Las maldades
  8. El engaño
  9. La lascivia
  10. La envidia
  11. La maledicencia
  12. La soberbia
  13. La insensatez

Debido a esta terrible realidad que debemos enfrentar, Dios tiene un metodo para tratar con estas enfermedades espirituales en nosotros. Él prueba y escudriña el corazón. Salmo 7:9; Jeremías 17:9-10

El Señor hará que entremos en situaciones dificiles e inesperadas para que en medio de ellas se manifieste como es en verdad nuestro corazón. Como el hombre piensa en su corazón así es él (Pr. 23:7). Tenemos por ejemplo el pueblo de Israel en el desierto (Deut. 8:2-3; He. 3:10, 12).

A veces es necesario entrar en un desierto porque sólo allí puede nuestro corazón oír la voz de Dios (Oseas 2:14).