HABACUC 1

Hace mucho tiempo publiqué un estudio resumido del libro de Habacuc. Pero últimamente he sentido el deseo de volver a visitar este libro profético, analizando cada capítulo y versículo junto con la audiencia de Luz en la Palabra en YouTube. Haga clic en el video a continuación para unirse a este viaje de las Escrituras.

¡Cuántas veces, viendo cómo abundan la injusticia y la maldad en este mundo, nos preguntamos dónde está Dios! O quizás nos preguntamos por qué no detiene el mal, no defiende a los oprimidos ni castiga a los malvados. Estas incógnitas han surgido a lo largo de las edades de la historia humana. Uno de los hombres del pasado que luchó con estas preguntas fue el profeta Habacuc.

No sabemos cuándo se escribió exactamente el libro de Habacuc. Según David Malik, la mejor fecha para el libro debe ser desde el surgimiento de neobabilonia (a través de Nabopolasar) sobre Asiria en 626 a. C., hasta la batalla de Carquemis en 605 a. C.

El libro de Habacuc trata el tema de la justicia de Dios y cómo él lidia con el mal. Habacuc vivió en una época de depravación e injusticia generalizadas en Judá, el Reino del Sur de Israel. El profeta no entendia por qué el Señor permitia que la violencia y la maldad corrieran desenfrenadas en la nación. Así que clamó a Dios preguntándole por qué permitía todo esto. (v. 1: 1-4)

La respuesta de Dios fue que iba a hacer algo increíble en los días de Habacuc. Jehová describió lo que haría en el versículo 6, declarando que estaba levantando a la nación de los caldeos, una nación cruel, formidable y terrible, para que fuera el instrumento de castigo por la maldad en su pueblo.

Cuando el profeta escuchó el plan de Dios con los caldeos, respondió reconociendo la soberanía de Dios, pero al mismo tiempo, tuvo que cuestionar la razón de esa obra. Lo que Jehová estaba diciendo parecía no tener sentido.

Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio; ¿por qué ves a los menospreciadores, y callas cuando destruye el impío al más justo que él. (1:12)

En otras palabras, Habacuc se preguntó por qué Dios usaría una nación más malvada y pecadora que Judá para castigar a Judá. Veremos la respuesta a esta pregunta en el proximo video.