GUERRA EN LOS LUGARES CELESTIALES

 

El Templo Satánico de Portland, Oregon, ha tenido éxito en sus esfuerzos por lograr un programa después de clases en una escuela primaria de Portland. http://www.foxnews.com/us/2016/09/28/oregon-satanic-temple-brings-after-school-club-to-elementary-pupils.html

El Templo Satánico ha estado atacando a las escuelas que tienen clubes evangelisticos cristianos con el propósito de llevarle la contraria a los niños y jovenes cristianos que le predican a otros estudiantes. Además de esto, los satanistas saben cuán importante es tener influencia en la formación y educación de la niñez, ya que es en esa etapa donde es más facil capturar sus mentes para creer a la mentira.

El hecho de que las autoridades le hayan concedido este permiso al Templo Satánico, es una muestra más de que estamos en los tiempos del fin y que el pueblo de Dios debe velar y llevar a cabo la gran comisión. Debemos recordar que estamos en una guerra espiritual contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes (Efesios 6:12)

El Origen De Esta Guerra

Hubo un período de tiempo en la eternidad pasada cuando habo paz y armonía perfecta en el cielo y la creación. Los ángeles servían y adoraban a su Creador sin imaginarse que venía un cambio repentino al orden natural establecido por Dios. De repente, estos seres iban a ser introducidos a un conflicto espiritual que se iba a extender por muchos milenios.

La guerra espiritual tuvo su origen cuando un querubín llamado Lucero se rebeló contra Dios, el Creador y Señor del universo. El ángel rebelde arrastró con él una tercera parte de los ángeles celestiales los cuales fueron arrojados a la tierra (Ezequiel 28:12-19; Isaías 14:12-15; Apocalipsis 12:3-4).

El Problema Del Mal

Si nos preguntamos cuál es el problema principal en el universo, creo que la mayoría diría que es la existencia del mal. De la existencia del mal surgió todo tipo de dolor y sufrimiento que ha afectado al universo desde la primera rebelión.

Estamos familiarizados con la expresión “el bien contra el mal”, pero ¿qué es el mal en sí? ¿Cómo pudo originarse en un lugar tan perfecto como el cielo?

Estas son preguntas difíciles con las que muchos filósofos y teólogos han luchado a través de los siglos, pero aunque se han propuesto algunos respuestas interesantes, estas no han podido satisfacer la curiosidad de nuestras mentes.

La Biblia nos muestra solamente quiénes se rebelaron contra Dios, y cuáles fueron las consecuencias de su rebelión. Solo podemos especular que cuando Dios creó seres inteligentes (ángeles y seres humanos) con un libre albedrío, era inevitable que algunas de sus criaturas escogerían oponerse a la voluntad de su Creador.

A pesar de esto, Dios conoció en su presciencia a aquellos que le servirían por amor, y por amor a ellos, los creó a todos.

La Estrategia De Satanás, Engañar

Desde el principio, Satanás ha utilizado el engaño como su arma principal para destruir a aquellos que sirven al Señor Jesucristo (Génesis 3:1-5).

2 Corintios 11:3 Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.

El diablo es quien planta en la mente y el corazón del hombre las semillas de los malos pensamientos e imaginaciones, intensificando el mal que hay en él.

Hechos 5:1 Pero cierto hombre llamado Ananías, con Safira su mujer, vendió una heredad, 2 y sustrajo del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo sólo una parte, la puso a los pies de los apóstoles. 3 Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad?

Las Armas De Nuestra Milicia

2 Corintios 10:3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo…

El verbo ‘militar’ significa servir en una campaña militar. En sentido figurado, Pablo se refiere a su ministerio y apostolado en los cuales peleaba grandes batallas a favor de las iglesias que había levantado.

Pablo nos enseña que aunque vivamos en un cuerpo de carne y huesos, nosotros no hacemos guerra cuerpo a cuerpo contra el adversario. La guerra es espiritual, por lo tanto, la peleamos con las armas espirituales que Dios nos ha dado.

Otro punto importante es que las armas de Dios sirven para destruir fortalezas. Las fortalezas o lugares fuertes son áreas tomadas por el enemigo en las mentes de los hombres. Cuando una persona recibe y cree las mentiras que Satanás lanza contra su mente, el enemigo establece su dominio en esa área de su vida.

Estamos llamados a derribar todo argumento mentiroso que se opone a la verdad del evangelio de Cristo. Para lograr esto debemos mantener nuestras mentes libres de todo pensamiento que no venga de Dios. En su carta a los Filipenses, Pablo nos da la clave para proteger nuestras mentes de cualquier asalto del diablo y sus huestes.

Filipenses 4:8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s