DANIEL 12 (Segunda Parte)

 

Dan-seal

5 Y yo Daniel miré, y he aquí otros dos que estaban en pie, el uno a este lado del río, y el otro al otro lado del río. 6 Y dijo uno al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río: ¿Cuándo será el fin de estas maravillas?

7 Y oí al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, el cual alzó su diestra y su siniestra al cielo, y juró por el que vive por los siglos, que será por tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo. Y cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas. Daniel 12:5-7

Ángeles inquieren sobre el tiempo del fin

Aparte del ángel (el varón vestido de lino) que había estado hablando con Daniel, él nota la presencia de dos ángeles más que estaban escuchando la conferencia que el varón vestido de lino le daba al profeta, y de repente, uno de ellos hace una pregunta.

Me parece interesante el hecho de que fuera uno de estos ángeles que le preguntara al varón vestido de lino, cuánto durará el período de la gran tribulación. Pero 1 Pedro 1:12 nos dice que los ángeles se interesan en conocer los planes de Dios para la salvación de la humanidad.

“A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles.” ‭‭1 Pedro‬ ‭1:12‬ ‭

Duración de la gran tribulación

angels by the river (15)

La respuesta a la pregunta del versículo 7 es similar a la que da un ángel en Apocalipsis 10:5-7.

El ángel respondió con una expresión bastante extraña. “Tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo,” es una expresión que se utiliza para referirse a los tres años y medio de la gran tribulación (Ap. 12:14). Un tiempo equivale a un año, tiempos equivale a dos años, y la mitad de un tiempo es igual a seis meses.

Pero además del período de tiempo de la gran tribulación, el varón hace mención “de la dispersión del pueblo santo” como una indicación del cumplimiento de la profecía.

Esto quiere decir que en ese tiempo de tres años y medio, los judíos serán quebrantados en su poderío militar y político y sufrirán a causa de la persecución de la Bestia contra ellos. Cuando eso ocurra, entonces se cumplirán todas las cosas que se han profetizado para Israel y las demás naciones.

“Y yo oí, mas no entendí. Y dije: Señor mío, ¿cuál será el fin de estas cosas?” ‭Daniel‬ ‭12:8‭

Aunque Daniel comprendía el aspecto principal de la profecía que estaba recibiendo, él no podía entender el misterio del “tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo. Por lo tanto, él deseaba un explicación en cuanto a cómo se iba a cumplir todo lo que había escuchado.

Palabras cerradas y selladas

“Él respondió: Anda, Daniel, pues estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin. Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán.” Daniel‬ ‭12:9-10‬

El imperativo “anda” no es un mandato para el profeta, sino una palabra de ánimo que lo insta a seguir adelante. El ángel le está diciendo a Daniel que aunque no entienda lo que había escuchado, debía perseverar en el camino del Señor, pues Dios había “cerrado” y “sellado” las palabras de esa profecía.

Pero aunque el Señor había guardado esas palabras en su secreto, se le concedió a Daniel más revelación en cuanto al tiempo futuro. En el plan de salvación de nuestro Dios, ya Él sabe cuántos serán salvos y cuantos seguirán siendo impíos, pero a nosotros solo se nos puede revelar que muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados.

El ángel le dijo que ninguno de los impíos entenderá. 1 Corintios 2:14 confirma esta verdad cuando dice que el hombre natural no puede entender las cosas espirituales porque se han discernir espiritualmente. Pero el que es entendido, que tiene al Espíritu, podrá comprender el mensaje de la profecía y el tiempo en que estamos viviendo.

Los días añadidos

“Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días. Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. ‭‭Daniel‬ ‭12:11-12‬

Como dije antes, la expresión “tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo” es dada en la profecía para referirse al período de la gran tribulación que ocurrirá en la segunda parte de los siete años del reinado del anticristo.

En otras partes de las Escrituras, este período se menciona como “42 meses” o “1260” días. Los meses son de 30 días cada uno, según el patrón del calendario bíblico.

Así que, 1260 días equivalen a tres años y medio. Sin embargo, en Daniel 12:11 se nos habla de dos cifras diferentes. Primero se menciona 1290 días, y después 1335 días.

  • 1260 = 3 1/2 = 42 meses
  • 1290 = 3 1/2 + 30 días
  • 1335 = 31/2 + 30 + 45

Vemos, pues,  que al periodo de tres años y medio se le añaden un total de 75 días más. Pero estos no son 75 días más de tribulación; en ninguna parte de la Escritura se da a entender eso.

El Señor decidió guardar como un misterio el propósito de estos días extra, pero que entenderemos cuando veamos el cumplimiento de ellos. De todas maneras, algunos especulan qué ocurrirá en los 30 días y luego en los 45 días.

En Apocalipsis 19 encontramos la derrota de la Bestia y sus ejércitos, y en el capítulo 20 se nos anuncia el reino de mil años de Cristo. Algunos comentaristas creen que estos 75 días mencionados en Daniel 12:11-12, serán necesarios para efectuar la transición del reino del anticristo al reino milenario de Cristo.

Después de la batalla de Armagedón y los juicios de Dios que se mencionan en el libro de Apocalipsis, el mundo quedará prácticamente arruinado. El tiempo de la gran tribulación va a ser tan devastador, que el ángel declara que es bienaventurado el que logre llegar hasta los 1335 días.

Por lo tanto, será necesario un tiempo de limpieza y reedificación para que el Señor Jesucristo y su iglesia reinen sobre las naciones. De todas formas, estas son solo especulaciones y solo Dios sabe que ocurrirá en ese tiempo.

Victoria para Daniel

“Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días.” Daniel‬ ‭12:13‬ ‭

!Qué maravilloso era para Daniel escuchar estas palabras¡ El ángel le anuncia al profeta que él iba a perseverar hasta el fin, y que un día se iba a levantar para recibir su recompensa. Creo que esto se refiere a la resurrección y el galardón que recibirá Daniel ante el tribunal de Cristo.

No todos podemos recibir tal revelación, pero podemos pedirle al Señor que nos dé la gracia necesaria para perseverar hasta el fin.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s