AMOR, FRUTO DEL ESPÍRITU

fruits-and-vegetables

En Gálatas 5:22-23, la palabra de Dios habla del fruto del Espíritu en singular, pero lo define con nueve cualidades espirituales.

La primera cualidad que se menciona es amor. El tema del amor es muy amplio y difícil de definir. Además, el amor se manifiesta de diferentes maneras en el ser humano. Por lo que en este estudio vamos a hablar del tipo de amor del que Dios nos habla en esta escritura.

La Enciclopedia Bíblica Internacional dice: “Mientras que las palabras Griegas y Hebreas para “amor” tienen varios matices e intensidades de significado, se pueden resumir en una definición como esta: El amor, sea aplicado a Dios o al hombre, es un deseo ardiente y ansioso por – y un interés activo y benéfico en la persona que es amada.”

El amor se goza en dar más que en recibir. Es un sentimiento abnegado y sacrificial. Todo aquel que ama a alguien se goza en el bienestar de ese ser querido.

Si todos los seres humanos nacemos con la capacidad de sentir amor, sea este de tipo familiar, conyugal, o amistoso, ¿porqué es necesario que se produzca este fruto en los creyentes?

Si bien es cierto que la mayoría de los seres humanos (por no decir todos) han sentido amor por alguien en algún momento de su vida, la realidad es que ese amor es imperfecto y limitado.

El amor que Dios desea producir en nosotros es aquel que viene de Él. Romanos 5:5 dice, “y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.” Ya el Señor derramo su amor en los creyentes. Así que, nuestro deber es andar en el Espíritu para que el fruto de amor fluya en nosotros.

¿Cómo podemos explicar el hecho de que muchos cristianos carecen de amor hacia los demás? Es a causa de andar en la carne en vez de en el Espíritu.

Muchas veces no nos damos cuenta de que nos hace falta el amor de Dios en nuestros corazones, y en otros casos ignoramos que es el amor.

1 Corintios 13:7 nos da una definición clara y concisa del amor divino.

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo,no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Esta escritura nos sirve como herramienta para medir o probar sí sentimos amor hacia una persona en particular. Si digo que amo a alguien, pero en mi corazón no se manifiestan estas cualidades del amor, me estoy engañando a mi mismo.

Que el Señor nos ayude a andar en el Espíritu para que su fruto se produzca en nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s