LAS BATALLAS MENTALES

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. (Romanos 12:2)

En su libro “El Hombre Espiritual”, Watchman Nee muestra el peligro de cederle lugar o bases a los espíritus malignos para que operen en la mente. Dice que la pasividad es la base más seria de todas. Cuando el hijo de Dios no usa su mente en la libertad que ha recibido a través del evangelio de Cristo, perderá esa libertad cayendo bajo el control del enemigo.

Según Nee, los síntomas de una mente pasiva son:

Pensamientos fulgurantes

Cuando una mente se ha sumido en la pasividad va a recibir muchos pensamientos inyectados desde fuera, nociones que son impuras, blasfemas o confusas. Aunque la persona rechaza las sugerencias del enemigo, se ve impotente para detenerlas. Los pensamientos que vienen a su mente son como un río impetuoso que no se puede detener.

Imágenes

Satanás también puede proyectar imágenes en la pantalla de la mente de un creyente. Algunos creyentes con mentes pasivas pelean con cosas horribles que le llegan a su mente. Algunas veces las imágenes que se ven pueden ser muy claras. Esto ocurre porque el creyente ha perdido el control de su imaginación.

Sueños

Hay sueños naturales y sobrenaturales. Sabemos que hay sueños que vienen de parte de Dios, pero a veces podemos catalogar un sueño como de origen divino cuando en realidad se origina en las fuerzas espirituales malignas. La mente pasiva puede recibir muchos sueños engañosos con el fin de traer confusión o temor.

Insomnio

La aflicción del insomnio tiene a veces causas naturales, y en casos especiales, Dios puede quitar el sueño de los santos para utilizarlos en la oración intercesora. Pero cuando la mente del creyente es pasiva, el enemigo usara el insomnio trayendo a la mente del hombre todo tipo de pensamiento para mantenerlo ocupado en lo carnal y causar en su cuerpo un desbalance químico. Esto causara que el creyente este desanimado, emocionalmente fuera de control, y siempre fatigado.

Olvidos

El ser privado del poder de la memoria es otra evidencia de pasividad en la mente. La persona en esa condición sufre de olvidos constantemente. Se olvida incluso de lo que acaba de hacer o decir.

Falta de concentración

No todo el mundo tiene el mismo poder de concentración, pero cuando la mente de alguien esta bajo el ataque del enemigo muchas veces pierde el poder de concentración mental. Algunos parecen totalmente impotentes para concentrarse cuando tratan de pensar, otros están mejor pero sus pensamientos se desvanecen por todas partes después de unos momentos de concentración sobre una cuestión particular. Especialmente durante los momentos de oración, lectura de la Biblia o escuchando los mensajes de los cristianos descubren que sus pensamientos van de un sitio a otro.

Inactividad

Cuando la mente del creyente es atacada arduamente pierde la capacidad de pensar. Cae casi enteramente en las manos de los espíritus malignos, de modo que él mismo ya no sirve para nada. La inactividad de este tipo discrepa claramente con el tipo ordinario. Si la mente de uno esta quieta puede ser activada cuando la persona quiere.

Vacilación

Cuando la mente de un creyente es dominada por los poderes enemigos sus pensamientos no son de fiar en modo alguno, puesto que la mayoría de ellos proceden de los espíritus malignos.

Locuacidad

Aquellos cuyas mentes están bajo el ataque de Satanás, con frecuencia evitan las conversaciones porque no pueden concentrarse para escuchar. Sin embargo, estas personas suelen ser muy locuaces. Sus cabezas están rebozando de tantos pensamientos que no pueden evitar tener su boca llena de palabras.

La obstinación

El que ha caído en la pasividad mental rehusa escucha cualquier razón o evidencia una vez ha hecho su decisión.

El síntoma de los ojos

Una mente que es pasiva y atacada por los espíritus malignos puede ser identificada por medio de los ojos. Los ojos del hombre revelan su mente mejor que cualquier otra parte del cuerpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s