LA ORACIÓN EN EL NUEVO PACTO

Mat. 6:05
Nuestro Señor Jesús menciona la oración por primera vez en el discurso del monte de los Olivos cuando nos manda a orar por nuestros enemigos, por aquellos que nos ultrajan y persiguen (Mateo 5:44). En el capítulo 6:5 el Señor expone el protocolo que el creyente debe seguir cuando ora a Dios.

Lo primero que debemos evitar es la hipocresía y el deseo de exhibirnos como gente de oración. La hipocresía es un problema grande a la hora de orar porque muchas veces doblamos nuestras rodillas, pero nuestro corazón sigue erguido ante la presencia de Dios. La hipocresía tiene que ver con un actitud que no es sincera.

Sabemos que el templo es casa de oración a Dios y que al venir al altar estamos honrando a Dios al tener comunión con Dios. Sin embargo, hay una oración que es de intimidad con Dios que no debe ser descuidada. Es la oración del lugar secreto donde nos encerramos en nuestra habitación para estar a solas con Dios. Es interesante que el Señor le llama al lugar santisimo su lugar secreto (Ezekiel 7:22). Vemos que Jehová amonesto a los profetas de Israel cuando profetizaban en su nombre sin él haber hablado. Dios les dijo “Porque ¿quién estuvo en el secreto de Jehová, y vio, y oyó su palabra? ¿Quién estuvo atento a su palabra, y la oyó?” (Jeremías 23:18) Y otra vez “Pero si ellos hubieran estado en mi secreto, habrían hecho oír mis palabras a mi pueblo, y lo habrían hecho volver de su mal camino, y de la maldad de sus obras.” (Jeremías 23:22)
Cuando buscamos a Dios en el secreto somos recompensados en publico. Esto es lo que dice el libro de Hebreos: “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.” (Hebreos 11:6) La palabra galardonador significa premiador. Dios nos premia por buscarle. Esto es impresionante.
Algo mas que debemos evitar al orar es caer en vanas repeticiones. Jesús nos muestra que este era un problema mayormente de los gentiles. Así como nosotros queremos escuchar palabras que salen del corazón cuando conversamos con alguien, Dios también busca que hablemos con él con palabras de verdad. Jesús no hablo de las repeticiones sino de las vanas repeticiones. La diferencia es que algunos repiten la oración o las palabras derramando su alma ante Dios, mientras otros repiten para ser palabreros que quieren impresionar al Señor. Otros repiten la oración en un rosario continuo que carece de significado para Dios.

Ya Dios sabe de que cosas tenemos necesidad. No es necesario repetirle a Dios las cosas como si él fuera olvidadizo.  ¿Porque entonces tenemos que pedir? Creo que es cuestion de relacion. Un niño le pide a su padre o a su madre, no a un extraño. Por su gracia hemos sido salvos  y hechos hijos de Dios. Acerquémonos confiadamente a nuestro Padre celestial y disfrutemos de nuestro Dios.

4 pensamientos en “LA ORACIÓN EN EL NUEVO PACTO

  1. Buenos Dias mi Hermano excellente estudio el que usted dios anoche referente a la oracion, seguire orando y ayunando para que su clase sigan en continuo crecimiento y El Dios todo poderoso sigua dandole la tolerancia para que puedas seguir, dirijiendo con toda la autoridad, su clase seguire intersediendo para que las malicias que el enemigo nos manda los miercole tenga que salir en el nonbre del senor. Un beso y abrazos para su esposa y the little Noemi. Su hermana en cristo. Ms Almonte

  2. Gracias por sus palabras y sus oraciones. Su intercesión es de suma importancia en estos estudios que se estan dando y el Señor le recompensará abundantemente. Que Dios le bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s