NAHUM

Nahum escribió este libro profético alrededor del siglo 6to o 7mo a. C. Su mensaje se enfoca principalmente en el anuncio de la futura destrucción de los asirios, específicamente la ciudad de Nínive,  como juicio de parte de Dios. Se cree que esta profecía se escribió 100 o 150 años después de la profecía de Jonás contra Nínive.

En el tiempo de Jonás Dios perdonó la ciudad cuando vio que se habían arrepentido y humillado ante Dios. Pero poco tiempo después volvieron a sus maldades y llegaron a ser peores en su crueldad.

Es probable que ciento-cincuenta años después de Jonás, Nahum apareció en la escena de la historia con un mensaje de destrucción para Nínive. Debido a que no hay referencia a los reyes de esa época, algunos eruditos consideran que Nahum profetizó durante el siglo 7mo a.C., poco tiempo antes que cayera Nínive, quizás durante el reinado de Ezequías.

En el capítulo 1 el profeta describe el carácter santo de Dios. En el versículo dos el profeta provee cierta información acerca de la personalidad de Dios. Para nosotros suena extraño que en Dios haya celo, indignación, y enojo. “Jehová es Dios celoso y vengador; Jehová es vengador y lleno de indignación; se venga de sus adversarios, y guarda enojo para sus enemigos.” Nahum 1:2

Cuando estudiamos la Biblia debemos tener pendiente que las Escrituras nos enseñan que en Dios hay perfección total. Por lo tanto, cuando encontramos emociones como el celo y el enojo en el carácter de Dios, no debemos confundirlo con el celo y el enojo del ser humano.

Cuando Dios cela o se enoja, siempre lo hace exento de maldad en su corazón. La ira de Dios se levanta contra la injusticia y el pecado. Él nunca puede pasar por alto la maldad porque su justicia y su santidad demandan el castigo. “Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.” 1 Juan 1:5

Dice el versículo tres que Jehová es tardo para la ira y grande en poder, y no tendrá por inocente al culpable. Esto quiere decir que si Nínive no había sido castigada no era porque Dios la considerara inocente, sino porque él tarda en airarse por su misericordia. Cuando Jonás anunció la destrucción de Nínive, el rey y toda la ciudad se humilló delante de Jehová y Dios perdonó todo el lugar. Pero en el tiempo de Nahum se había levantado una nueva generación que ignoró el mensaje de Jonás.

Desde el versículo 3 al 5 encontramos un descripción del poder Dios manifestado en los fenómenos naturales, especialmente como instrumentos de castigo contra la maldad. En el versículo 6 el profeta sigue describiendo el poder y majestad de Jehová. Su gloria y su poder son tan grande que nadie puede permanecer en pie en el día de su ira (Apocalipsis 6:16-17).

Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían. Nahum 1:7

Al describir la naturaleza y el carácter de Dios no podemos olvidar que Él es bueno. El hecho de que Dios se aíra contra el impío no quiere decir que no haya bondad en su corazón. Es precisamente por su bondad que Él no puede pasar por alto la maldad.

Si Nahum ministró durante el reinado de Ezequías, entonces su ministerio se efectuó cuando Senaquerib rey de Asiria amenazaba con invadir a Jerusalén. De ser así, ese fue un tiempo de mucho temor y preocupación en el pueblo de Dios. Por esto el Señor manda una palabra de seguridad y confianza para los que le conocen. Jehová es la fortaleza o castillo donde nos podemos refugiar en el día de angustia y adversidad.

Nahum también declara que Jehová conoce a los que en él confían. Sabemos que uno de los atributos de Dios es su omnisciencia. Sin embargo, creo que aquí se refiere a un conocimiento íntimo y personal. Es decir, que Dios tiene sus ojos sobre aquellos que confían en él.

 

El trato de Dios con sus siervos es muy tierno a causa del amor que nos tiene y el pacto que ha hecho con nosotros. Mas, cuando se trata de sus adversarios, será severo para con ellos. Este es fue el caso de Nínive, que había vivido en idolatría y llevando a cabo actos criminales y sanguinarios inimaginables.

“Juzgada por las inscripciones jactanciosas de sus reyes, no hubo una potencia mas inútil, mas salvaje, mas terrible, que haya arrojado su sombra gigantesca en la pagina de la historia mientras pasaba en el camino a la ruina.  Los reyes de Asiria atormentaron al mundo miserable. Ellos se gloriaban en documentar como ‘no había espacio para los cadáveres’; que despiadada destructora es su diosa Istar; como arrojaron lejos los cuerpos de soldados como si fueran barro; como hicieron pirámides de cabezas humanas; como quemaron ciudades; como llenaron tierras populosas con muerte y devastación; como enrojecieron anchos desiertos con la matanza de guerreros; como esparcieron países enteros con los cadáveres de sus defensores como si fueran paja; como traspasaron ‘montones de hombres’ sobre estacas, y esparcieron las montañas y ahogaron los ríos con huesos de muertos; como cortaron las manos de reyes y los clavaron a las murallas, y dejaron sus cuerpos podrirse con osos y perros en las puertas de la ciudad; como usaron los cautivos de las naciones para hacer ladrillos en cadenas; como cortaron guerreros como hierba, o los hirieron como bestias salvajes en el bosque, y cubrieron columnas con la piel desollada de monarcas rivales.” (Farrar, The Minor Prophets, pp. 147, 148).

Vemos en el extracto anterior porque Dios derramó su juicio sobre Nínive.

¿Qué pensáis contra Jehová? El hará consumación; no tomará venganza dos veces de sus enemigos.Aunque sean como espinos entretejidos, y estén empapados en su embriaguez, serán consumidos como hojarasca completamente seca. Nahum 1:9-10

Servimos a un Dios justo, el Juez de toda la Tierra. Nuestro Señor no puede dejar sin castigo el pecado. Aunque hoy en día la maldad cubre toda la tierra, un día nuestro Dios hará justicia.  Según explica Tim LaHaye, “en el 612 a.C. los medos y los babilonios destruyeron a Nínive, cumpliéndose así las profecías de Nahum.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s