AMÓS

divided kingdomEl mensaje del profeta Amós fue dirigido a Israel, el reino del norte. Sin embargo, también el reino del sur, Judá llegó a recibir palabra de Jehová a través de su ministerio. Amós profetizó durante el reinado de Jeroboam I, alrededor del año 760-750 A.C. Era contemporáneo del profeta Oseas. Su nombre significa “carga”, o “El que lleva una carga.”

En el capítulo uno de Amós, el Señor da palabra dirigida hacia las naciones vecinas de Israel. Amós comienza diciendo: “Jehová rugirá desde Jerusalén…” El rugido es la voz del león y de otros animales de la selva. El mismo produce temor y pánico en aquellos que lo escuchan.

El rugido de Jehová se refiere a la palabra de juicio que va declarar sobre las naciones vecinas de Israel. En otras partes de las Escrituras podemos encontrar citas que hablan del rugido de Jehová y siempre se refieren a juicio. Ejemplo: Jeremías 25:30-31; Oseas 11:10-11; Joel 3:16.

Desde el versículo 3 hasta el capítulo 2:3, el profeta pronuncia palabra contra seis naciones vecinas de Israel, y desde el versículo 4 al 5 la profecía es contra Judá, el reino del sur. El resto del libro se dedica a Israel, el reino del norte.

Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de Damasco, y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque trillaron a Galaad con trillos de hierro. Amós‬ ‭1:3‬

Vemos aquí que Dios usa lo que yo llamo una fórmula para referirse a los pecados de las naciones. Siempre comienza diciendo: “por tres pecados y por el cuarto…” Esta expresión fue una forma de señalar que fueron muchos los pecados cometidos por las naciones. Es decir, ya que estas naciones no pecan una ni dos veces, sino que persisten en pecar, yo no revocaré su castigo, dice Jehová.

Damasco es la capital de Siria, y como tal representa a toda la nación. El castigo que venía se refiere a la caída Siria en manos de los asirios, quienes luego iban a deportar multitudes de ellos a Kir (v.5), una región que estaba bajo el control de Asiria.
Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de Gaza, y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque llevó cautivo a todo un pueblo para entregarlo a Edom. Amós‬ ‭1:6‬

Gaza era una de las cinco ciudades de los filisteos los cuales siempre habían sido un azote para Israel. Algunos creen que esta profecía apunta a las acciones de los filisteos en la futura invasión de Senaquerib, rey de Asiria. Cuando los judíos huían de su territorio a causa de la invasión, buscaban refugio en las ciudades vecinas. Pero en vez de ayudarles, los filisteos los tomaron para ser vendidos a los Edomitas.

Por esa transgresión cometida contra su pueblo, Dios declara que iba a quemar el muro de Gaza, y consumir sus palacios. Se cree que esta profecía se cumplió a través del rey Ezequías quien hirió a los filisteos hasta Gaza (2 Reyes 18:8).

Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de Tiro, y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque entregaron a todo un pueblo cautivo a Edom, y no se acordaron del pacto de hermanos. Amós‬ ‭1:9‬ ‭

El pecado de Tiro fue el mismo que el de los filisteos. Habían entregado el pueblo de Dios en cautiverio a Edom. El pacto que habían olvidado debe referirse al convenio entre Hiram rey de Tiro y Salomón (1 Reyes 5:12). Esta alianza permitió que Salomón obtuviera la provisión de los cedros para la construcción del templo.

El castigo anunciado contra Tiro se cumplió cuando Nabucodonosor quemó sus palacios después de sitiar la ciudad por trece años.

Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de Edom, y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque persiguió a espada a su hermano, y violó todo afecto natural; y en su furor le ha robado siempre, y perpetuamente ha guardado el rencor. Amós‬ ‭1:11‬ ‭

Edom proviene de Esau, quien fue hermano de Jacob, lo que los convierte en parientes de los israelitas y debieron ser de bendición para el pueblo de Dios. En vez de esto, Edom violó todo afecto natural y persiguió y tomó ventaja de su hermano.

Como castigo, Dios iba a traer fuego sobre Temán y Bosra, ciudades principales de Edom. También el profeta Jeremías (Jer. 49:17) profetizó castigo para Edom.

Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de los hijos de Amón, y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque para ensanchar sus tierras abrieron a las mujeres de Galaad que estaban encintas. ‭Amós‬ ‭1:13‬

Los amonitas están relacionados a los israelitas porque son descendientes de Lot, el sobrino de Abraham.

En su crueldad y deseo por dominar y saquear a Israel, los amonitas mataron a mujeres embarazadas para que Israel no tuviese herederos. De esta manera podrían tomar posesión del territorio de Galaad.

A causa de esto, el Señor los iba a entregar en manos de Nabucodonosor para ser llevados al cautiverio, incluyendo al rey y sus príncipes (versículo 15).

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s