PROVERBIOS SOBRE LA VAGANCIA

Vagancia
f. Pereza, holgazanería, falta de ganas de hacer algo. Comportamiento del que se deja llevar por la comodidad y la pereza y no está dispuesto a realizar ningún esfuerzo.

LA VAGANCIA
Pro. 6:6 – Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio;
Pro. 6:7 – La cual no teniendo capitán, Ni gobernador, ni señor,
Pro. 6:8 – Prepara en el verano su comida, Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento.

Pro. 6:9 – Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño?
Pro. 6:10 – Un poco de sueño, un poco de dormitar, Y cruzar por un poco las manos para reposo;
Pro. 6:11 – Así vendrá tu necesidad como caminante, Y tu pobreza como hombre armado.

Pro. 10:26 – Como el vinagre a los dientes, y como el humo a los ojos, Así es el perezoso a los que lo envían.
Pro. 13:4 – El alma del perezoso desea, y nada alcanza; Mas el alma de los diligentes será prosperada.

Pro. 13:4 – El alma del perezoso desea, y nada alcanza; Mas el alma de los diligentes será prosperada.

Pro. 20:4 – El perezoso no ara a causa del invierno; Pedirá, pues, en la siega, y no hallará.

Pro. 26:16 – En su propia opinión el perezoso es más sabio Que siete que sepan aconsejar.

No solo hay vagancia en el aspecto natural sino también en el espiritual. También en el Nuevo Testamento tenemos exhortación contra la ociosidad.

1 Tesalonicenses 5:14 nos dice que debemos amonestar a los ociosos. No debemos simplemente ignora esta debilidad del carácter en un creyente. En 2 Pedro 1:5-8 tenemos una lista de cualidades que debemos buscar o añadir con toda diligencia. Estas son: fe, virtud, conocimiento, dominio propio, paciencia, piedad, afecto fraternal, amor. Luego dice que si estas cosas abundan en nosotros, no nos dejarán estar ociosos ni sin frutos en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

Es bueno recordar la caída que tuvo el rey David como relata 2 Samuel 11. Dice la Escritura: “Aconteció al año siguiente, en el tiempo que salen los reyes a la guerra, que David envió a Joab, y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los amonitas, y sitiaron a Rabá; pero David se quedó en Jerusalén. Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa.”

Luego la Biblia dice que David la mando a llamar aun cuando le dicen que es casada. Comete adulterio con ella, y no solo eso, sino que también comete homicidio tratando de encubrir su pecado. Pero cual es comienzo de fracaso espiritual, fue cuando en el tiempo que salen los reyes a la guerra, que David se quedó en Jerusalén. Si David hubiese estado en el campo de guerra con su ejercito, no hubiese estado expuesto a la tentación. El fue tentado al levantarse de su lecho. Creo que uno de los momentos mas vulnerables para nosotros es cuando estamos dormidos y cuando nos acabamos de levantar. El enemigo ataca a muchos creyentes en ese preciso momento con pesadillas, sueños eróticos y malos pensamientos. Debemos conocer sus artimañas y como nos dijo el Señor “velad y orad, para que no entréis en tentación”.

El velar y orar requiere diligencia. Romanos 12:11 dice: En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s